AutorentingAuthor website

Equilibrio y vigor

Nada más empezar el año es momento de ver brindar y desearnos salud. Nosotros, de momento, no podemos quejarnos, ya que el mercado de ocasión, al menos si nos atenemos a lo visto en 2016, sigue estando en buenas condiciones. Y es que otro básico de estas fechas es hacer balance, y en lo que al V.O. respecta, las ventas crecieron el 12%.

El mercado se encuentra en un momento de vigor. De hecho, el precio medio de un vehículo usado creció nada más que un 1,5%, lejos del 5,4% de subida con que concluyó 2015. Esta ralentización en realidad es positiva, porque quiere decir que los precios se estabilizaron y concluyeron su rally alcista, después de que hace unos años el mercado viera como caían del orden de 3.000 euros por la cantidad de stock acumulado.

Además, en este equilibrio de precios han tenido mucho que ver las mejoras de stock de los coches procedentes de flotas, los cuales se quedaban “atrapados” en los contratos de renting y no salían al mercado de ocasión retenidos por las empresas. Esa falta de stock empujaba al alza los precios.

Ahora las empresas vuelven a invertir en renovar su flota. Las matriculaciones de renting crecieron casi un 20% el año pasado, lo cual es una gran noticia que permite que vuelvan a fluir coches jóvenes al mercado de usados y dejan de empujar hacia arriba los precios.

No obstante, a pesar del vigor del mercado y de su equilibrio en precios, hay algunos nubarrones que acechan en el horizonte, como el envejecimiento del parque, que roza de media los 12 años. La proliferación en nuestras carreteras de coches viejos condiciona mucho el mercado de ocasión, ya que la mitad de las ventas son suyas y sería deseable un mejor reparto en la tarta entre los vehículos jóvenes, adultos y viejos.

La realidad nos muestra una tarta descompuesta, pocos pero incipientes coches jóvenes, muchos viejos y, entre medias, los adultos, cada vez concentrados en una capa más y más fina. De hecho, uno de los principales retos será atender la demanda de estos vehículos, ya que apenas serán el 14% del parque para 2020. Habrá que importarlos, no queda otra.

De cara a 2017, y por situarnos en el corto plazo, no esperamos un comportamiento del mercado diferente al del año pasado, pero habrá que estar muy pendiente de la actualidad. Los planes de ayuda a la compra de vehículos nuevos, como el PIVE, ya no tienen ese papel determinante de los últimos años, pero siempre serán bienvenidos. Todo lo que anime al consumidor y ayude a rejuvenecer el parque automovilístico es bienvenido en el sector, no vamos a engañarnos.

El otro punto de actualidad será, sin duda, el diésel, y es que con tanta polémica anticontaminación parece que los coches empezaron a contaminar ayer. España es un país gobernado por el diésel desde hace más de 20 años, y eso no podemos evitarlo. ¿Dónde los metemos ahora? En realidad acabarán en el mercado de V.O. ¿O acaso pretenden que los escondamos bajo la alfombra?

 

Gerardo Cabañas

Director general de AutoScout24 España