José Luis PaderAuthor website

El nuevo Peugeot 2008 se electrifica

El grupo PSA ha iniciado la producción de la segunda generación del Peugeot 2008 en la factoría que tiene en Vigo. Sus precios parten de los 17.550 euros de la versión de acceso a la gama, la versión Active Puretech 100 con cambio manual. Pero más interesante aún es la alternativa más ecológica, el e-2008, con un sistema eléctrico de impulsión de 100 kW (136  caballos), cuyo precio es de 30.450 euros, 24.950 en el caso de que el cliente se beneficie del Plan Moves de incentivo a la adquisición de vehículos eléctricos. 

Este modelo de acceso a la gama SUV de Peugeot se caracteriza por unos rasgos más contundentes que los de su antecesor, a lo que añade unas dimensiones ligeramente mayores. El nuevo 2008 mide 4,30 metros de largo, 14 centímetros más, de los que seis corresponden al incremento de la distancia entre ejes, responsable de una mejorada habitabilidad. Además, su maletero pasa de los 338 litros a los 434.  En el interior, cuenta con la nueva generación del tablero de instrumentos de TFT i-Cockpit, así como nuevos sistemas de ayuda a la conducción, inéditos en su segmento. La información disponible para el conductor se presenta a modo de holograma, con indicaciones claras, dinámicas y animadas, que adaptan su tamaño en función de su importancia. La pantalla táctil del sistema de infoentretenimiento es de 25,4 cm (10 pulgadas y como en los más recientes modelos de la gama Peugeot, las teclas “Toggle Switches” gestionan las principales funcionalidades de forma rápida e intuitiva. Cuenta, además, con ocho colores de iluminación interior, que se pueden elegir y regular desde la pantalla central.

Puede disponer opcionalmente de conducción semi-autónoma en autopista y vías rápidas gracias al “Drive Assist Plus”, que coordina la ayuda al mantenimiento en el carril, asociado al “Lane Position Assist” y un control de crucero adaptativo con función de parada y arranque automáticos. También cuenta con el “Pack Safety Plus”, con frenado automático de emergencia y capaz de detectar peatones y ciclistas, de día o de noche, en un rango de velocidades entre 5 y 140 km/h y el aparcamiento automático, tanto para las versiones de cambio manual como las de caja automática de ocho velocidades, disponible a comienzos de 2020.

Bajo el capó, el cliente puede optar entre versiones con motores convencionales de gasolina, diésel o 100% eléctrico. En el apartado de gasolina, la oferta se estructura en torno a motores tricilíndricos de 1.2 litros PureTech de 100, 130 y 155 caballos. Para los más ruteros, las dos variantes del nuevo motor tetracilíndrico de 1.5 litros, el BlueHDi 100 con caja de cambios manual de seis velocidades y el BlueHDi 130, con la caja automática EAT8. El e-2008, con una batería de 50 kWh permite una autonomía máxima de 310 Km, según el protocolo de homologación WLTP. Cuenta con tres modos de conducción, Eco, Normal y Sport, que permiten destacar, respectivamente, la eficiencia, el confort y comportamiento dinámico. Los tiempos de recarga son de 16 horas en un enchufe doméstico y de 5 a 8 horas en un “wallbox” de recarga de 7,4 u 11 kW y de solo media hora para recuperar un 80% de la carga en el caso de supercargadores de 100 kW.

Cuatro son escalones de equipamiento: Active, Allure, GT Line y GT. Las versiones GT Line, reservadas a los motores de 130 caballos,  y el 2008 GT, de 155 CV, disponen de serie de los faros de leds, el techo negro, el pilar C serigrafiado y dos colas de escape, así como neumáticos en llantas de 18 pulgadas, que en el caso del GT pesan un kilo menos cada una. En el interior, estas terminaciones GT se caracterizan por los asientos deportivos, pedialier de aluminio, tapizado del techo en negro y los costuras en color verde.