AutorentingAuthor website

Éxito del Salón del V.O. de Madrid

Ha cosechado los mejores resultados de su historia

Durante los días 19 al 28 del pasado mes de mayo se celebró, en las instalaciones de Ifema, la 21ª edición del Salón del Vehículo de Ocasión de Madrid, considerado como el mejor de Europa.

La feria, organizada por Ifema en colaboración con Ganvam, ocupó seis pabellones, con una superficie de exposición de 35.000 metros cuadrados y fue inaugurada por el viceconsejero de Economía e Innovación de la Comunidad de Madrid, Javier Ruiz, y el Director General de Tráfico, Gregorio Serrano.

Los resultados conseguidos han sido, sin ninguna duda, los mejores de sus 21 años de vida, con un total de 3.820 vehículos vendidos, lo que supone el 73% de la oferta expuesta, un 21% más que el pasado año y una fuerte mejora del ratio ventas/visitantes que, a cierre de la feria y a falta todavía de los datos de cierre de ventas en concesionario, se situaría ya en 1 a 11,9.

El número de visitantes ha sido de 46.615, algo menor que en 2016, como resultado de la no celebración de la jornada de puertas abiertas, así como la reducción del horario en los días laborables. En este sentido, y según indica el director de la Feria, Miguel Aguilar, «el impacto de la eliminación de la jornada de puertas abiertas y la reducción del horario en días laborables en comparación con años anteriores se estima en torno a 1.500 visitantes, lo que daría una afluencia prácticamente idéntica a la de 2016».


Revisados por Applus+

Además, y como rasgo diferencial de este salón, los 5.259 vehículos expuestos tuvieron que pasar una certificación independiente, a cargo este año de Applus+, con revisión de 100 puntos de inspección agrupados en 10 bloques clave para cada uno de los automóviles. De esta forma, se ha validado por terceros independientes el cumplimiento de altos estándares de seguridad, fiabilidad mecánica, estética y kilometraje.

Este riguroso control de calidad, sumado a la amplia oferta expositiva de automóviles de todas las gamas y modelos, a precios muy competitivos con facilidades de financiación y con la oportunidad de probar los coches antes de tomar la decisión de compra, convierten a este Salón de V.O. de Madrid, una vez más, en el mejor centro comercial de vehículo de ocasión de Europa.

Un mercado en alza

El mercado de vehículos usados en España se mantiene al alza, mostrándose fuerte y robusto, según el informe de la consultora AutoScout24. Esta madurez y buena salud se percibe en el precio medio de estos vehículos, que supera los 14.000 euros. Se estabiliza así en sus niveles habituales, después del desplome sufrido en 2008, cuando los valores residuales cayeron del orden de 3.000 euros por la crisis.


El año 2016 fue un año de estabilidad, ayudado por las demandas y el fin de los planes PIVE que, en su momento, desposicionaban los precios de los seminuevos a la baja, para mantener su atractivo de precio frente a la compra incentivada de vehículo nuevo que se ofrecía en los PIVE.

La evolución de precio V.O. en 2016 fue del 1,5% de crecimiento, hasta los 14.160 euros, cuando en 2015 había sido del 5,4%, mientras que en abril de 2017 la cifra es de 14.381 euros, el 4% más que en abril de 2016.

Consolidación del mercado

Tres son las razones que el sector esgrime para que el mercado se consolide. La primera, el fin del PIVE, ya que al incentivar la compra de vehículo nuevo, el usado tendía a bajar su precio para mantener una diferencia económica atractiva de cara al comprador. Al acabarse los planes PIVE, los precios del V.O. recuperaron sus valores habituales, sobre todo en los vehículos seminuevos, que eran los más afectados por estos planes.

La segunda razón, la recuperación de stock de los seminuevos. La buena marcha del turismo en este primer tramo del año, con una Semana Santa que ha dejado más de un 90% de ocupación, ha motivado la renovación de flotas por parte de los alquiladores, lo que ha inyectado de seminuevos el mercado de V.O., modelos que gozan de una elevada demanda por su atractiva relación calidad/precio. De hecho, las ventas de usados jóvenes crecieron nada menos que un 50% en lo que va de año, factor que ha presionado al alza el precio medio.

Y la tercera, y última razón, es el V.O. mileurista, que representa más de la mitad de las ventas de usados. Son asequibles, se pueden pagar al contado y ayuda al crecimiento cuantitativo del mercado, pero no cualitativo. Es una venta que no aporta crecimiento sano al sector. La fuerte demanda de estos modelos ha generado una curiosa inflación de sus precios, que se mueven en el entorno de los 1.000 a 2.000 euros.


¿Qué buscan los compradores?

En los últimos diez años, las preferencias de los compradores de coche de segunda mano no parecen haber sufrido en exceso los estragos del tiempo, que siguen encontrando en el mercado de segunda mano el terreno donde hacer realidad el sueño de conducir un coche de alta gama a un precio más asequible.

Según el estudio realizado por AutoScout24, el BMW Serie 3 de segunda mano, que hacía las delicias de los compradores un año antes de que la economía se desplomara, vuelve diez años después a ser la solución de movilidad más buscada, en un momento en el que la recuperación parece ya una realidad tangible a nivel macro.

La potencia del motor preferido roza los 136 CV y estaría pintado en plata o gris en el 27% de los casos, mientras que la carrocería preferida sería la de berlina, con un 43% de las ventas. La edad media vendría a ser de 7,3 años, con 104.000 kilómetros de media.


Revalorización

Para AutoScout24, los vehículos seminuevos son los grandes protagonistas del mercado de V.O., pero hemos visto que durante los últimos años no había oferta suficiente para atender a su demanda. Sin embargo, corregido este desequilibrio en el mercado, los coches de 3 años se revalorizan 14 puntos desde 2102. De este modo, un seminuevo en 2016 perdía un 21% de su precio de compra, cuando cuatro años antes la depreciación alcanzaba el 35%.

No obstante, mucho ha cambiado el mercado de ocasión desde que empezó la crisis en 2007, cuando los coches más jóvenes, de hasta cinco años, representaban el 43% de las ventas frente al 24% actual. Y es que los papeles se han intercambiado, de tal modo que ahora son los coches más viejos. los que superan la década de antigüedad, los que acaparan las ventas, un 56% en concreto.

Y es que, a pesar de la buena salud que muestra el mercado con el auge de la demanda de seminuevos, lo cierto es que compiten contra una cantidad ingente de coches de más de 10 años, mucho más económicos, ya que se deprecian el 80% de los que valían cuando se matricularon. Y todo indica que este «atractivo» basado en precio se mantendrá a tenor de la evolución estimada del parque para 2021, cuando estos coches mileuristas pasarán de ser más de la mitad del parque a cerca de dos terceras partes.

Raúl del Hoyo


Evolución del parque en España por franjas de edad 2016 vs 2021



Fuente: Solera España
La tendencia del envejecimiento del parque y la mejora, al mismo tiempo, de las matriculaciones en los dos últimos años, nos lleva a un parque de usados un tanto bipolar. Este cuadro revela un «agujero» en el medio, que son los coches de 6 a 10 años, que son cada vez menos y que para 2021 apenas serán el 15% del parque. El quid de la cuestión es que precisamente en ello podría estar la solución a ese desequilibrio producido por los coches más viejos.