AutorentingAuthor website

Renault Koleos 2.0 dCi 175 CV X-Tronic 4WD Initiale París

Mucho más que un todocamino

La segunda generación del Koleos responde con certeza al refrán español que dice «lo bien hecho, bien parece» y en la versión que probamos, con 175 CV, cambio automático de variador continuo, tracción a las cuatro ruedas y equipamiento Initiale París aseguraría, incluso, que se queda corto. Porque bien hecho está, pero extraordinario es. Tanto, que es una alternativa lógica y real a los SUV prémium, a la mayoría de los cuales aventaja en capacidad off-road.

Renault no se ha dejado nada en el tintero y, después de abandonar la producción del Koleos durante dos años, en 2017 volvió a la carga, ¡y de qué manera! No ha hecho un todocamino «normalito» como el Koleos de primera generación, sino que ha empleado todo su saber hacer y tecnología para construir un SUV que sobrepasa las virtudes de la mayoría de los que se comercializan actualmente, elevando tanto la calidad de materiales y ajustes y el equipamiento, y «sincronizando» con tanta precisión chasis, motor y cambio, que el Koleos da un salto cualitativo enorme, que supera a sus rivales de segmento y avanza hacia el superior, el prémiun, donde pone las cosas difíciles a modelos de Audi, BMW, Mercedes o Volvo y, de paso, establece una relación calidad-precio-equipamiento de primera línea.


La calidad es uno de los sellos identificativos del Koleos Initiale París, que puede observarse en los plásticos utilizados, en el cuero Nappa que emplea en asientos, volante, cambio o revestimiento de puertas; en la profusión de cromados por el habitáculo, que le dan un toque elegante y moderno; en las ventanillas laterales laminadas, que rebaja la sonoridad que llega al interior, o en la amplia apertura de las puertas, que facilita un acceso muy cómodo. Clase que en el exterior se deja ver en el ajuste milimétrico entre piezas, en los cromados, en las luces led, en las llantas de 19″ o en su atractivo diseño, que bebe de las mismas fuentes que el resto de la gama. El frontal llama la atención por la cromada calandra coronada por el rombo, que se apoya en su base por la denominación (Initiale París), por las luces diurnas led en forma de «C» que lo enmarcan, por los antiniebla integrados en los laterales del paragolpes, por la toma de aire inferior y por el cubrecárter, que conforman una imagen poderosa y distinguida. La silueta es de todoterreno de alta gama, con unas ruedas que cubren por completo los pasos, unas puertas labradas que resaltan la cintura y unos cromados bien distribuidos entre la base de las puertas, los tiradores de las mismas, las molduras de las ventanillas y las barras de techo, a lo que se suma, para mayor porte, una tira más que arranca en los faros delanteros y enmarca el Initiale París bajo los retrovisores. Y todo ello se remata con unas ventanillas traseras sobretintadas que ofrecen al mismo tiempo privacidad y elegancia. La vista trasera es tan impresionante como el resto y recalca su calidad, fortaleza y dinamismo en aspectos como el alerón superior, las luces led que cubren parte del portón y apuntan hacia el escudo de la marca o la doble salida de escape cromada.


¿Quién da más?

El Renault Koleos 2.0 dCi 175 CV X-Tronic 4WD Initiale París cuesta 41.524 euros, un precio que se sitúa en la media de sus rivales generalistas y muy inferior a los prémium. Pero si analizamos el precio en función del equipamiento, el Koleos es uno de los SUV con mejor ratio del segmento todocamino, ya sean en comparación a modelos generalistas o prémium. De serie integra prácticamente todo, tanto en materia de seguridad como de confort o multimedia. En la primera monta de origen, entre otros elementos, 6 airbag, alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de señales de tráfico, ayuda al aparcamiento delantero y trasero con cámara de visión trasera, aviso de ángulos muertos, encendido y cambio de luces automático, sensor de lluvia, etc. Asimismo, cuenta con ayudas a la conducción (ADAs) tales como alerta de distancia de seguridad, regulador de velocidad adaptativo, alerta de cambio involuntario de carril (sólo avisa, no corrige) y son novedad el detector de fatiga y la frenada de emergencia asistida con detención de peatones. Con la dotación de seguridad comentada, el Koleos obtuvo 5 estrellas EuroNCAP en 2017, la máxima calificación posible.

Realmente notable es en materia de confort y multimedia, donde sólo deja como opciones el aparcamiento automático y el techo eléctrico panorámico. Así, encontramos climatizador bizona con sensor de calidad del aire, acceso y arranque manos libres, retrovisores abatibles y regulables eléctricamente, elevalunas eléctricos, asientos de regulación eléctrica… junto a sofisticados equipamientos como calefacción y ventilación en asientos delanteros, apertura manos libres del maletero, faros delanteros y traseros Full Led, tapicería negra de cuero Nappa, iluminación interior en 5 colores, portabebidas calefactada y refrigerada, equipo de audio Premium Bose con 12 altavoces, navegador o R-Link 2 con pantalla táctil de 8,7″ compatible con Android Auto y Apple CarPlay y conexiones Bluetooth, puertos USB delanteros y traseros, toma Jack y lector de tarjetas SD.


Máxima amplitud y versatilidad

Si por fuera tiene porte de coche de alta gama y su equipamiento se corresponde a tal acepción, ten por seguro que no te defraudará su amplio interior, al que se accede cómodamente gracias al amplio grado de apertura de las puertas y a la altura de los asientos. Los ergonómicos asientos delanteros son amplios y confortables, lo que unido a sus reglajes eléctricos y a la regulación en altura y profundidad del volante configuran un puesto de conducción en el que conductores de cualquier talla enseguida se acoplarán sin pega. Los mandos están al alcance de la mano y los del volante son fácilmente interpretables, lo que facilita su empleo. La mayoría de ellos, además de en el volante, se centralizan en la consola frontal, donde la pantalla R-Link 2 dispone de pulsadores de acceso directo a la mayoría de funciones, bien a través de la propia pantalla táctil a color, bien a su alrededor, como las grandes ruletas del climatizador, los de los asientos ventilados y calefactables, el del aparcamiento asistido o el de la función Eco. Sólo deja fuera de estos dos grupos el del freno de mano y los del control/limitador de velocidad, por detrás del cambio, y los correspondientes a la tracción (delantera, total o con bloqueo de diferencial central), al control de estabilidad y al de apertura del portón. A esta lógica ubicación de los mandos se suma la amplitud y buena distribución de huecos portaobjetos, con espacios por delante y por detrás del cambio, un cofre bajo el reposabrazos y una amplia guantera junto al pasajero. La guinda al excelente puesto de conducción la pone el cuadro de instrumentos, con el reloj principal configurable a gusto del conductor en base a cuatro estilos: velocímetro, tacómetro (dos variantes, una más calibrada que la otra) y económetro. En el extremo derecho de este reloj, a demanda del usuario, puede ofrecer información de velocidad, consumo medio, potencia y par utilizado y navegador.

Si delante sobra espacio e impera el confort, lo mismo puede afirmarse de las plazas traseras, donde dispone de amplitud suficiente para que tres adultos viajen holgadamente, sin que las piernas rocen con los asientos delanteros, la cabeza con el techo ni se reciban quejas por roces en caderas u hombros. Eso sí, la plaza central, transformable en apoyabrazos con dos portabebidas, es más dura y menos ergónomica que las laterales. No descuida tampoco Koleos el bienestar de estos pasajeros, que tienen a su disposición dos salidas del climatizador, dos puertos USB y una toma de 12V, además de amplios espacios para dejar objetos en las puertas y dos asideros en el techo. Los asientos traseros se abaten por partes asimétricas, que extiende la capacidad del maletero de 498 litros con todas las plazas ocupadas a un máximo de 1.706 litros. Incremento que, sin embargo, no deja un piso totalmente plano cuando se abaten los respaldos ni dispone de trampilla central para el transporte de objetos largos. En cambio, sí cuenta con tiradores para abatir con facilidad dichos respaldos, piso configurable a dos altura, ganchos de amarre y sendos receptáculos, uno de ellos con toma de 12V, lo que hace que el espacio para el equipaje sea modulable y muy aprovechable. Con umbral de carga a la altura del piso, amplia boca de carga y apertura manos libres del portón, la comodidad es otra característica que el maletero agrega a las anteriores.


Carácter bipolar

El Koleos, dinámicamente, presume de carácter bipolar, porque sobre la carretera se asienta como una berlina de lujo y en campo se aproxima mucho a las aptitudes de un todoterreno. En esta bipolaridad juega un papel importante motor, cambio y chasis. El primero, el turbodiésel 2.0 dCi, con potencia (175 CV) y par máximo (38,8 mkg desde 2.000 vueltas) suficientes como alcanzar una velocidad máxima de 201 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos, prestaciones excelentes si tenemos en cuenta que nos encontramos ante un coche que pesa 1.706 kilos. El cambio X-Tronic, de variador continuo pero con 7 velocidades prefijadas, trabajando silenciosamente y con una suavidad de funcionamiento envidiable, lo que deriva en elasticidad, agrado y confort de marcha. Sólo una pequeña objeción, en recuperaciones y aceleraciones rápidas es algo lento en las transiciones al inicio, si bien enseguida retoma brío y trabaja raudo. El chasis, con una suspensiones orientadas al confort, pero que, sin embargo, no deja muchas opciones a los balanceos de la carrocería; una dirección eléctrica ligera, que transmite suficiente lo que sucede bajo las ruedas, pero con un diámetro de giro elevado que resta agilidad en el callejeo, y con una tracción sobresaliente, que en 2WD pasa la fuerza al eje delantero, en 4WD lo distribuye automáticamente entre ambos ejes en función de la necesidad y en 4WD Lock, hasta 40 km/h, reparte el 50% a cada eje, mediante el bloqueo del diferencial central.

En la práctica, el Koleos es un SUV que, sin ser la ciudad su terreno preferido, muestra un manejo dócil y cómodo, sobre todo, por el cambio automático y por el aparcamiento asistido (opcional), además de seguro, por la posición elevada de conducción y por los distintos sistemas de asistencia a la conducción, y eficiente, gracias al sistema de arranque y parada automático, al modo de conducción Eco y al cambio, que permite circular en marchas largas a bajas vueltas. Por autovías y autopistas, conjuga el placer de conducción de una berlina con la seguridad que aporta la tracción total en firmes deslizantes. En estas vías es donde más disfrutaremos del Koleos y de todo su equipo de infoentretenimiento, con un silencio y suavidad de marcha admirables y, de nuevo, con un altísimo nivel de seguridad. Las suspensiones camuflan los baches para que no se transmitan al interior, a la vez que lo sujetan perfectamente en curvas de amplio radio.

En carreteras de montaña, muelles y amortiguadores cumplen bien con su cometido, contribuyendo a un guiado ágil, preciso y confortable. En curvas muy cerradas, el tren trasero sigue con soltura al delantero, con un poderoso agarre que transmite aplomo. Idéntica respuesta recibe el conductor cuando enlaza curvas rápidas, que lo hace con agilidad y sin apenas balanceos, lo que deriva en un pasaje feliz. Y si nos pasamos un poco a la entrada, el perfecto tarado del control de estabilidad corregirá la situación para devolver al Koleos a la trayectoria correcta, teniendo en cuenta que dicho control ayuda, pero no es un experto piloto que nos saca de apuros cuando entramos demasiado colados. Los frenos, de buen tacto al pedal y dosificables, detienen al coche en distancias correctas y no acusaron fatiga en uso intenso.


Fuera de la carretera, el Koleos es algo más que un buen SUV y lo clasificaríamos entre los todoterrenos «light», pues carece de reductoras y su ángulo de ataque, 19º, no resiste comparación con el de los todoterreno de verdad (el del Toyota Land Cruiser es de 31º y el del Land Rover Discovery, de 28,5º). Por el contrario, la tracción total con bloqueo de diferencial, junto a un ángulo de salida de 26º y una altura libra al suelo de 210 mm, le ponen a la cabeza de los mejores todocamino y le aproximan al de los todoterreno (Land Cruiser: ángulo de salida, 25º y altura libre al suelo, 215 mm; Discovery: salida, 27º y distancia libre, 220 mm). Durante la prueba, rodamos por carreteras muy quebradas, vadeamos arroyos y subimos con soltura por lugares imposibles para un todocamino. Y si la respuesta en determinados parajes no fue mejor, hay que achacárselo a las ruedas de carretera que montaba, y no a la tracción, a las suspensiones o a sus cotas; pues de haber montado unas mixtas no habría quien le parase. En este sentido, también hay que señalar que no disponía de control de descenso, si bien Renault lo incorporará próximamente.

Respecto al consumo, nuestras mediciones señalaron una media de 7,5 l/100 km, lo cual, vista la envergadura, peso y tamaño de los neumáticos (255/55 R19), es de notable.


Renault ha hecho un excelente trabajo con el Koleos de segunda generación, tanto en materia de calidad como de comportamiento y versatilidad de uso, y ha situado su modelo en la doble frontera que separa a los generalista de los prémium y a los todoterreno de los SUV, trocando al Koleos en mucho más que un todocamino.

Juan Luis Franco

FICHA TÉCNICA

Datos del fabricante

MOTOR

  • Disposición: Delantero transversal
  • Nº cilindros: 4, en línea
  • Cilindrada (c.c.): 1.995
  • Nº válvulas por cilindro: 4
  • Alimentación: Inyección directa por conducto común, turbo de geometría variable e intercooler
  • Potencia máxima/rpm: 177 CV/3.750
  • Par máximo/rpm: 38,8 mkg/2.000

TRANSMISIÓN, DIRECCIÓN Y FRENOS

  • Tracción: A las cuatro ruedas
  • Caja de cambios: Automático de variador continuo, 7 velocidades
  • Dirección: Cremallera con asistencia electrónica
  • Diámetro de giro: 12,1 metros
  • Frenos delanteros: Discos ventilados
  • Frenos traseros: Discos

SUSPENSIÓN

  • Delantera: Independiente tipo McPherson, muelles helicoidales, amortiguadores y barra estabilizadora
  • Trasera: Paralelogramo deformable, muelles helicoidales, amortiguadores y barra estabilizadora
  • Neumáticos: 255/55 R19

COTAS TODOTERRENO

  • Ángulo de entrada: 19º
  • Ángulo de salida: 26º
  • Altura libre: 210 mm

PESOS Y MEDIDAS

  • Peso en orden de marcha: 1.706 kilos
  • Long./Anch./Altura: 4.672/1.843/1.678 mm
  • Capacidad depósito: 60 litros
  • Capacidad del maletero (mín./máx.): 498//1.706 litros

PRESTACIONES Y CONSUMOS

  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 9,5 seg.
  • Velocidad máxima: 201 km/h
  • Consumo urbano: 6,1 l/100 km
  • Consumo extraurbano: 5,7 l/100 km
  • Consumo medio: 5,8 l/100 km

EURONCAP: 5 estrellas (2017)