AutorentingAuthor website

Peugeot 3008 GT 2.0 BlueHDi 180 S&S EAT8

El rey de los todocamino

Motor BlueHDi de 180 CV y caja de cambio automático-secuencial de 8 relaciones son las cartas de presentación de este Peugeot 3008 y argumentos que desvelan un interesante valor diferencial basado en tres características compartidas con el rey de la selva: potencia, suavidad, agilidad y sigilo.

No en vano, Peugeot es la marca del león y como depredador (competitivo) que es, se ha abierto un importante hueco en el mercado de los SUV, situándose segundo en el ranking de los más vendidos en España, sólo por detrás del Nissan Qashqai y a distancia del tercer clasificado, el Hyundai Tucson. Los tres son todocamino fantásticos, aunque al centrar la prueba en la versión turbodiésel de 180 CV, el japonés se queda fuera, pues su motor de gasóleo más potente es de 130 CV. El Tucson, sin embargo, presenta en su nueva generación un 2 litros turbodiésel de 185 CV y motor eléctrico de 48V, caja de cambios de 8 marchas y tracción a las cuatro ruedas, que puede servirnos de punto de referencia, al menos, en lo que a precio, prestaciones y consumo se refiere, así como a nivel de emisiones. En precio, el coreano en versión Tecno cuesta 37.765 euros y en la más alta, Style, 41.765 euros. El francés, por su parte, en la única disponible, GT, tiene un precio de 38.650 euros; es decir, que se sitúa más cerca de la más barata y con un equipamiento de serie amplísimo. Por prestaciones, el Hyundai alcanza 201 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos. El Peugeot sitúa la velocidad máxima en 215 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 9 segundos. Hasta aquí, ambos modelos no presentan una ventaja clara el uno sobre el otro, pero al analizar el consumo, el gasto medio oficial del 3008 es de 4,9 l/100 km, con 129 g/km de emisiones de CO2, por 5,7 l/100 km y 151 g/km del Tucson. Esos 0,8 l/100 km que consume de más el Hyundai, posiblemente, se deba a su condición de tracción total, que aporta mejor agarre sobre firme deslizante. En este sentido, el Peugeot ofrece en opción (312 euros) el Pack Motricidad, que además del control de tracción inteligente Grip Control con 5 programas de funcionamiento (Normal, Nieve, Barro, Arena y ESP off), incorpora control de descenso de pendientes y neumáticos 225/55 R18 M+S (barro y nieve), lo que unido a mejores cotas todoterreno que el Hyundai, le habilitan para hacer escapadas por el campo, siempre teniendo en cuenta que ni él ni el Tucson son todoterrenos. Las diferencias, por tanto, no marcan un poder de decisión absoluto y dependerá mucho de las preferencias personales de cada uno, donde el coreano se decanta por una carrocería más todoterreno y el 3008, por una más vanguardista.


Práctico y conectado

Tras esta ligera comparación entre segundo y tercer SUV más vendido de España, que sitúa al Peugeot como un modelo equilibrado en precio, bueno en prestaciones, versátil en uso y bajo en consumo, entro a fondo con él.

De su rompedora estética, que se aparta de los cánones clásicos, y de su interior, ya hablamos en el número72 de Autorenting, de abril de 2017. Aún así, haré un rapidísimo recordatorio. Visto de frente, su estética es impactante y deportiva, con faros rasgados que flanquean la calandra, grandes tomas de aire y cromados repartidos con gusto, especialmente destacable, el cubrecarter. La silueta, de formas marcadas y fluidas, combina sensatamente cromados y protectores de plásticos y, en conjunto, ofrece una estampa atlética y musculosa, mientras que la zaga, con las felinas garras de las ópticas traseras, el alerón rebajando la altura y los cromados en parachoques y en los dos colines de escape integrados en el mismo conjura vigor y elegancia.

El interior reconforta, al menos, 4 sentidos (no lo he catado, así que elimino el del gusto), con materiales de buena calidad y ajustes milimétricos, amén de un diseño distinguido y deportivo, que resalta en detalles como los dobles pespuntes cobrizos en salpicadero, puertas y apoyabrazos, los asientos de piel o las inserciones cromadas por el habitáculo. Más aún en el nuevo i-Cockpit, con volante achatado que mejora la sujeción, optimiza el capo de visión y amplía espacio para las piernas. Hablando de visión, el cuadro de instrumentos digital de 12,3″ a color hace prescindible el Head Up Display (HUD), por su posición elevada, muestra abundante información y es personalizable en 5 modos. Además, recibe el apoyo de la pantalla táctil a color de 8″ del sistema de infoentretenimiento, desde el que pueden manejarse múltiples funciones y sistemas del coche y que, para mayor funcionalidad, dispone de botones de acceso directo bajo la misma. Botones que son grandes y están cerca de la mano para que resulte más fácil su manejo. Igualmente, el acabado GT, el más alto de la gama, incorpora de origen i-Cockpit Amplify con ambientes Relax y Boost, que permiten seleccionar el color de las luces interiores y regular su intensidad, escoger el modo de conducción, elegir ambientador y disfrutar de uno de los 5 programas de masaje, tanto a conductor como a pasajero.


Y ahora que tanta importancia cobra la conectividad, la del 3008 GT es una de las más avanzadas, no sólo por el sistema Connect Nav asociado al navegador 3D con información en tiempo real del tráfico y estado de la carretera (añade precisión al cálculo estimativo de la ruta), sino también porque el mismo se maneja por voz o desde la misma pantalla, porque pulsando un botón en el volante la información pasa de la pantalla táctil al cuadro de instrumentos, porque ofrece una vista atractiva y “real” de edificios y monumentos y porque es de serie el Peugeot Connect, que incluye llamada de emergencia y asistencia y servicios telemáticos de mantenimiento. Todo ello no estaría completo sin Mirror Screen que, compatible con smartphone Android y Apple, duplica la pantalla de nuestro teléfono inteligente en la del coche, lo que permite gestionar con seguridad llamadas, elegir música, redactar mensajes de texto… en suma, aprovechar al máximo nuestras aplicaciones.

El equipamiento de serie se completa con sistemas como testigo de vehículo en ángulo muerto, mantenimiento de carril, aviso de límites de velocidad por reconocimiento de señales, regulador/limitador de velocidad, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, faros Full LED, 6 airbag, acceso y arranque sin llave, climatizador bizona, equipo de audio con 6 altavoces… A esta dotación pueden sumarse, entre otros, control de crucero adaptativo con control de distancia y parada automática, cámara 360º, sistema de aparcamiento automático, Advanced Grip Control (con 5 programas de funcionamiento, llantas M+S y control de descenso de pendientes), asientos ergonómicos con ajuste eléctrico, memorias, calefacción y masaje; recarga inalámbrica de smartphone, portón trasero automático, techo panorámico practicable, tapicería de cuero e HI-Fi Premium FOCAL. Dicho de otra forma, un completo equipamiento de serie altamente personalizable. Tanto que, desde el programa de accesorios de la marca francesa, podemos incorporar también un patinete eléctrico e instalar su respectivo cargador en el maletero.


Suavidad y bajo consumo

Caracterizado por su excelente puesto de conducción, sus holgadas plazas y su práctico maletero de 520 litros, ampliable a 1.482 litros abatiendo los respaldos de los asientos posteriores, la nueva generación 3008 está desarrollada sobre la plataforma modular EMP2 del Grupo PSA, la misma que utiliza otro de los protagonistas de este número, el DS7 Crossback. Sobre ella se ha montado el poderoso y eficiente motor 2.0 BlueHDi, que se asocia exclusivamente a la gran novedad de esta versión de prueba, la caja automática-secuencial de 8 relaciones EAT8. El primero eroga 180 CV a 3.750 rpm y 40,8 mkg de par máximo, cifras más que suficientes para mover con soltura este todocamino de 4.447 mm de longitud y 1.555 kilos, peso que está por debajo de la media y que aporta su granito a obtener un consumo medio homologado de 4,9 l/100 km. Y ya se sabe que a menor consumo, menores emisiones, y las del 3008 se sitúan en 129 g/km de CO2 gracias a la combinación del filtro de partículas con la reducción catalítica selectiva (mediante AdBlue), que recorta hasta el 90% el NOx, transformándolo en vapor de agua y nitrógeno. La segunda, la caja EAT8, aporta otro granito a esa reducción del consumo, que se cifra en el 7% respecto a la anterior caja de 6 marchas. De menor peso y tamaño, y desarrollada en colaboración con el especialista japonés Aisin, optimiza la transición de los cambios con el motor y reduce los saltos de régimen, además de automatizar la gestión (es decir, sin que el conductor intervenga) cuando se utiliza el Park Assist o el regulador de velocidad adaptativa con función Stop. Asimismo, mejora el rendimiento del sistema Stop&Start, parando el motor hasta 20 km/h, y permite que el 3008 ruede por inercia entre 20 y 130 km/h en modo ECO. La caja recibe un nuevo mando de accionamiento electrónico Shift and Park by Wire, que coloca el cambio en posición Park automáticamente cuando el motor se apaga, lo que revierte en mayor seguridad. La perfecta armonización entre motor y cambio se traduce, además de en menor consumo, en unas prestaciones brillantes, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 9 segundos y una velocidad máxima de 215 km/h.


En marcha, aunque el 3008 es sólo tracción delantera, dispone en opción del sistema Advanced Grip Control, que asegura buen agarre dónde y cuándo se necesita a través de sus 5 modos de adherencia (Normal, Nieve, Barro, Arena y ESP off), a lo que se suma el innovador sistema HADC (Hill Assist Descent Control) que, activado desde la consola central, mantiene el vehículo a velocidades muy bajas (3 km/h), aportando control y seguridad en situaciones críticas. En pocas palabras, Grip Control interviene limitando la transferencia de par sobre el tren delantero y gestionando los frenos en función del terreno. Normal es el modo activado por defecto al arrancar y, como su nombre indica, es para condiciones de adherencia normales. Nieve adapta el control de tracción de cada rueda a las condiciones existentes y pasa a Normal al superar los 50 km/h. Barro, para terrenos deslizantes y activo hasta 80 km/h, transfiere el máximo par posible a la rueda con mayor adherencia, actuando como un diferencial de deslizamiento limitado, mientras que Arena mantiene hasta 120 km/h el deslizamiento de las dos ruedas delanteras al mismo tiempo para que progrese sobre suelo blando, limitando el riesgo de quedar atrapado. ESP Off desconecta ESP y Grip Control, hasta 50 km/h, para una gestión autónoma de la motricidad.

Al volante, corroboró lo señalado en materia de comportamiento dinámico en el número 72 de Autorenting y amplío impresiones respecto a esta unidad. En concreto, el cambio EAT8 mejora la gestión del motor de 180 CV con transiciones suaves y optimiza rendimiento y eficiencia, al encontrar una mecánica siempre dispuesta desde bajas vueltas que permite rodar a baja velocidad con marchas largas, lo que redunda en menor consumo. Por ciudad, se muestra ágil y el sistema Stop&Start adelanta la parada del motor ante una detección, reduciendo el gasto de gasóleo. Con los asistentes de conducción, rodar con tráfico fluido aporta seguridad, tanto al cambiar de carril, gracias al testigo de vehículo en ángulo muerto, como por el sistema de mantenimiento de carril, que avisa y corrige si te sales del mismo. Especial consideración merece el sistema de ayuda al aparcamiento, por su excelente funcionamiento, y el sistema de cámaras 360º, con el que puedes ver en ángulo de 180º lo que sucede delante y detrás, asegurándote confianza en la salida, y la visión cenital, que te advierte a baja velocidad de obstáculos próximos.


Por vías rápidas, el motor anda sobrado de fuerza para adelantar y mantener elevados cruceros, independientemente de la orografía, y el cambio es tan delicado en las transiciones que no sentirás las transiciones. El equilibrio de suspensiones, a pesar de la altura del coche, contiene perfecto los balanceos y sujeta las ruedas con aplomo al asfalto. Y en un anticipo de la conducción autónoma, activados el control de crucero adaptativo, el mantenimiento de carril, el Connect Nav y el testigo de vehículos en ángulos muertos, el 3008 brinda una conducción semi-autónoma eficaz, cómoda y segura. Así que, elige Relax o Boost y disfruta del viaje con tu música favorita, tu ambiente lumínico ideal y el masaje que más te apetezca.

Por carreteras de montaña, la precisa dirección y su correcta asistencia te llenarán de placer al volante, guiando por donde ordenas y con unas suspensiones que apelan a la estabilidad sobre todas las cosas, sin que te falte control sobre lo que sucede bajo las ruedas y con unos ejes ágiles en las trazadas, ya sean enlazadas, cerradas o abiertas. La potencia del motor y la diligencia y rigor del cambio manejado desde las levas situadas tras el volante añaden independencia y deportividad al tripulado y los frenos, contundencia, bien dosificada desde el pedal, en la frenada, sin que durante la prueba acusasen fatiga. Y tras la jornada de pruebas, mido consumo y me alegra observar que apenas hay un margen de 1 litro con el homologado, situándose en 5.9 l/100 km.

Cual león, el Peugeot 3008 2.0 BlueHDi EAT8 es potente, suave, ágil y silencioso, más aún con la incorporación de la caja automático-secuencial EAT de 8 velocidades, que amplifica sus características y le sitúan como uno de los SUV más recomendables.

Juan Luis Franco

FICHA TÉCNICA

Datos del fabricante

MOTOR

  • Disposición: Delantero transversal
  • Nº cilindros: 4, en línea
  • Cilindrada (c.c.): 1.997
  • Nº válvulas por cilindro: 4
  • Alimentación: Inyección directa por raíl común, dos turbos e intercooler
  • Potencia máxima/rpm: 180 CV/3.750
  • Par máximo/rpm: 40,81 mkg/2.000

TRANSMISIÓN, DIRECCIÓN Y FRENOS

  • Tracción: Delantera
  • Caja de cambios: Automática-secuencial, EAT8
  • Dirección: Cremallera asistida eléctrica
  • Diámetro de giro: 10,8 metros
  • Frenos delanteros: Discos ventilados
  • Frenos traseros: Discos

SUSPENSIÓN

  • Delantera: Independiente tipo pseudo McPherson, muelles helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora
  • Trasera: Ruedas semi-independientes, eje de traviesa deformable, resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos
  • Neumáticos: 225/55 R18

PESOS Y MEDIDAS

  • Peso en orden de marcha: 1.555 kilos
  • Long./Anch./Altura: 4.447/1.841/1.624 mm
  • Capacidad depósito: 53 litros
  • Capacidad del maletero (mín./máx.): 520/1.482 litros

PRESTACIONES Y CONSUMOS

  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 9 seg.
  • Velocidad máxima: 215 km/h
  • Consumo urbano: 5,3 l/100 km
  • Consumo extraurbano: 4,7 l/100 km
  • Consumo medio: 4,9 l/100 km

EURONCAP: 5 estrellas (2016)