AutorentingAuthor website

Vendaval italiano

Maserati Levante

La marca del tridente se suma a los fabricantes que ofrecen todocaminos de lujo, como Mercedes, Range Rover, Porsche, Jaguar o BMW, con el Levante, un modelo que emana todo el glamour de Maserati, sus poderosas mecánicas, su calidad y diseño y unas cualidades dentro y fuera de la carretera que prometen un excelente rendimiento.


Toma su nombre del cálido viento mediterráneo que, a semejanza del carácter del primer SUV de Maserati, puede cambiar de ser leve a tener la fuerza de un vendaval en un instante. De elegantes líneas coupés y con techo panorámico eléctrico, el Levante base su arquitectura en la del Quattroporte y el Ghibli. Mide 5.003 mm de longitud, 1.968 de anchura y 1.679 de altura, con 3.004 mm de distancia entre ejes, lo que determina una buena habitabilidad. Su interior ha sido creado con los mejores materiales, que van desde el cuero premium a la seda Ermenegildo Zegna, hecha en Trivero por la fábrica de Zegna con un proceso patentado.

A bordo, el interfaz hombre-máquina está basado en una evolución del sistema Maserati Touch Control, completamente actualizado para ofrecer aún más funcionalidad y facilidad de uso. La pantalla de alta resolución de 8,4″ táctil, compatible con los smartphones más usuales, que reflejan su funcionamiento en el sistema, puede manejarse desde el nuevo mando de control giratorio, que está situado en el túnel central. No duda la marca italiana a la hora de incorporar sistemas de ayuda al conductor e incluye control de crucero adaptativo con función automática Start&Stop, alerta de colisión frontal, sistema de frenada automática asistida y aviso de cambio involuntario de carril. Otras opciones son la alerta de vehículo en ángulo muerto, la cámara de visión periférica y el portón trasero eléctrico. Y hablando de opciones, la oferta para el Levante se amplía con dos packs, el Luxury y el Sport, que incluyen una extensa variedad de contenidos técnicos y de estilo que permiten a una gran personalización exterior e interior. La lista de accesorios, adaptada a sus elevados estándares de calidad y funcionalidad, ofrece un abanico de elementos muy superior a lo que jamás había tenido la marca, con diversas soluciones para el equipaje y elementos útiles en el día a día, así como diferentes alternativas para transporte en el techo y con remolque.


GT con aptitudes TT

Su chasis ha sido desarrollado para ofrecer una manejabilidad única en carretera y unas buenas capacidades off-road, con un confort y una funcionalidad aptos para el uso diario. Está fabricado con materiales ligeros, reparte equitativamente el peso entre ambos ejes (50-50%) y asegura la marca italiana que su centro de gravedad es el más bajo de su clase, características que le proporcionan una agilidad inigualable en el segmento de los SUV de lujo.

Tres son los pilares de su desarrollo, diseño, exclusividad y prestaciones. El primero combina el espacio y las líneas coupé, al tiempo que consigue la mejor eficiencia aerodinámica en su segmento, con un coeficiente Cx de sólo 0,31. Su exclusividad se encuentra en el alto nivel de personalización ya visto y en características técnicas como la suspensión neumática y el sistema Q4 AWD, de serie, que transfieren instantáneamente el par entre los dos ejes cuando es necesario.

Mecánicamente, equipa la última evolución de motores Maserati V6, dos gasolina con doble turbo (fabricados por Ferrari en Maranello) y un turbodiésel (de VM Motori), que se asocian a un cambio automático ZF de 8 velocidades con sistema Start&Stop integrado. Todas las versiones disponen de cuatro modos de conducción: Normal, I.C.E., Sport y Off-road, que varían el carácter del Levante a base de cambiar los parámetros de funcionamiento del motor, la transmisión, las suspensiones y los controles electrónicos.


Los gasolina, de 430 y 350 CV, comparten sistema de inyección directa GDI y doble turbo. El Levante más potente acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y alcanza 264 km/h (10,9 l/100 km y 253 g/km de CO2), mientras que el de 350 CV pasa de 0 a 100 km/h en 6 segundos y su velocidad máxima es de 251 km/h (10,7 l/100 km y 249 g/km). En cuanto al turbodiésel 3.0 V6 de inyección directa por conducto común, acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y sitúa su velocidad máxima en 230 km/h. Su consumo medio es de 7,2 litros/100 km (189 g/km de CO2). A finales de 2017, la gama se completará con una versión híbrida enchufable. En junio comenzará su comercialización, con precios que oscilan entre los 106.159 euros del más potente y los 82.275 euros del gasóleo.

El esquema de la suspensión de aluminio, con doble triángulo delantero y multibrazo trasero, incorpora cuatro muelles neumáticos y amortiguadores Skyhook controlados electrónicamente, que proporciona 5 alturas de carrocería y que juega un papel esencial en el comportamiento del coche. Esto, junto con el sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas Q4 y el nuevo sistema Torque Vectoring, dotan al Levante del comportamiento en carretera de un GT y de buena capacidad todoterreno.


Puesta de largo

El nuevo Maserati Levante realizó en el Palacio de Cibeles su puesta de largo en Madrid, en un evento que reunió a numerosos clientes y amigos de Maserati en una velada conducida por la top model Nieves Álvarez, quien presentó el Levante S de 430 CV. Guido Giovannelli, máximo responsable de Maserati West Europe, aseguró que el «Levante es un modelo clave en nuestra historia. Las ventas en la categoría SUV representan el 50% del volumen en el segmento premium-luxury. Con la llegada del Levante esperamos un crecimiento realmente significativo en nuestros resultados».

Tras Madrid, el Maserati Levante se ha presentado en otras ciudades españolas, en un tour que le ha llevado a Marbella, Zaragoza, Baqueira, Barcelona, Valencia, Mallorca, Sevilla y y Bilbao.

Juan Luis Franco