AutorentingAuthor website

Toyota Aygo, un coche divertido

El Aygo fue el primer modelo de Toyota en el segmento de los vehículos urbanos compactos y también fue el resultado de una nueva alianza con el grupo PSA, por la que los vehículos se harían específicamente para Europa en la nueva planta de Toyota Citroën Peugeot Automobile (TPCA), situada en Kolin (República Checa).

Lanzado en 2014, el nuevo Aygo no sólo ha reforzado su imagen juvenil e inconfundible, sino que también han aumentado la eficiencia del motor y han mejorado su tacto de conducción, para disfrutar aún más al volante. El nuevo diseño frontal tridimensional en X confiere ahora una imagen totalmente distinta al vehículo, pero sigue siendo inconfundiblemente un Aygo. Con la adopción de unas firmas luminosas led exclusivas delante y detrás, así como nuevos diseños de llantas, se ha potenciado la originalidad exterior.


En el habitáculo se han mejorado los materiales para conseguir una mayor armonía y potenciar la sensación de calidad. También se ha montado una nueva unidad multimedia que incorpora Apple Car Play y Android Auto, para una integración perfecta con cualquier smartphone.

Entre los elementos de seguridad, destaca el sistema de frenado de emergencia automático, que se activa cuando detecta peligro de colisión inminente, un asistente de cambio de carril y una cámara trasera para ayudar en las maniobras de aparcamiento.

En el interior, los asientos son completamente nuevos, con cierto aire deportivo, aunque resultan algo duros en la zona lumbar. La postura de conducción es buena, con excelente visibilidad, tanto frontal como trasera. El maletero no ha cambiado sus cotas, que siguen siendo las mismas, con unas formas aprovechables.

El cuadro de instrumentos, con pantalla central táctil de 7 pulgadas, ha mejorado sensiblemente en cuanto a conectividad, gracias a Pioneer y cuenta con Android Auto y Apple Car Play, desde el acabado básico.


Versiones y precio

El motor de un litro tricilíndrico de gasolina con 72 CV de potencia, en vez de los 69 del modelo anterior, cumple perfectamente su cometido y al conducirlo se notan mejoras relacionadas con la suspensión y la dirección, confiriéndole un rodar suave, sobre todo, si pasamos por badenes o peraltes, que amortigua muy bien y, en cuanto a la dirección, ha actualizado el software para conseguir unas reacciones más rápidas que mejoran las sensaciones, sobre todo, cuando se callejea. Otra cosa que se ha hecho ha sido reducir los ruidos exteriores de rodadura y aerodinámica.


El Aygo cuenta con tres niveles de acabado el X-Play, el más básico; el X-Cite y el alto de la gama, el X-Wave, con precios de 13.400 euros para el X-Play, de 14.600 euros para el X-Cite y 15.900 euros para el X-Wave, el más equipado , que incorpora techo retráctil, tapicería de cuero y arranque sin llave.

En lo que respecta a consumo y contaminación, el Toyota Aygo ofrece buenas cifras: 4,1 litros a los 100 kilómetros y unas emisiones de CO2 de 90 gramos por kilómetro recorrido.

Con ayudas y descuentos, Toyota espera vender su modelo más básico por 10.900 euros, para conseguir unas ventas totales del Aygo en este año de 2018 de 3.400 unidades en España.

Raúl del Hoyo