AutorentingAuthor website

Sorpresa híbrida… enchufable

BMW X1

El Sports Activity Vehicle de la marca bávara se actualiza con cambios exteriores e interiores, además de mejorar mecánicas y completar equipamientos. Pero la gran sorpresa que depara esta puesta al día es la llegada de la primera versión híbrida enchufable a la gama, el X1 xDrive25e, que llegará en 2020.

El nuevo X1 recibe cambios estéticos delante y detrás. El frontal, de aire más poderoso e imponente, estrena parrilla de mayor tamaño -en la que los riñones se unen en el centro-, que enlaza con unos faros led autoadaptables más estilizados, un paragolpes con antinieblas led integrados y mayor toma de aire. En la zaga hay pocas variaciones, a excepción de la inserción del faldón posterior, que ahora es del color de la carrocería, lo que le da mayor presencia y elegancia. En el lateral, el retrovisor exterior del lado del conductor proyecta «X1» en el suelo que, además de un truco visual, facilita la entrada y salida del coche. Asimismo, se realza con cuatro nuevos diseños de llantas y tres colores: Jucaro Beige metalizado, Misano Blue metalizado (sólo para M Sport) y el novedoso Storm Bay metalizado de BMW Individual. En cuanto a los acabados, cada uno integra presencia visual propia y adecuada a su carácter. Por ejemplo, el M Sport se caracteriza por la suspensión rebajada, por las molduras High-gloss Shadow Line Individual con elementos adicionales y por el paquete aerodinámico M.


De elevada calidad percibida, uno de los aspectos destacados en el interior es la pantalla central, que de serie es de 6,5″ y de 8,8″ o la nueva táctil de 10,25″ si se añade el sistema de navegación, sistema que puede controlarse por el BMW iDrive, por voz o por la pantalla táctil. Como es habitual, desde la pantalla central se manejan los elementos de infoentretenimiento y los servicios digitales de BMW Connected Drive, cuya última versión está disponible como opción.

Más allá de lo digital, el X1 presenta una amplia modularidad interior, que permite adaptar el habitáculo a las necesidades personales. Para ello, los respaldos de los asientos traseros se abaten en tres partes. 40:20:40 y pueden desplazarse longitudinal de hasta 130 mm. Esta última opción se suma a otras como el portón automático o el acceso confort, que permite abrir y cerrar el portón sin manos, que elevan el nivel de funcionalidad.

Ejercicio de futuro

La actualización del BMW X1 es también un ejercicio de preparación para el futuro. En su lanzamiento, en verano de 2019, todas las versiones de gasolina y diésel cumplirán la normativa de emisiones de escape EU6d-temp, a lo que el X1 sDrive16d y el xDrive25d añadirán la norma EU6d. Para ello, la marca alemana centra su desarrollo en potentes y eficientes mecánicas de tres y cuatro cilindros, que transmiten la potencia mediante cajas de cambios manual o automática a las ruedas delanteras o a las cuatro ruedas.


En principio, la gama arranca con cuatro mecánicas turbodiésel de 116, 150, 190 y 231 CV y tres de gasolina de 140, 192 y 231 CV. La primera, tricilíndrica, de 116 CV y tracción delantera, está disponible con caja de cambios manual de 6 velocidades o automática-secuencial de doble embrague y 7 relaciones. Con caja manual o automática, los registros de consumo y emisiones son prácticamente idénticos: entre 4,1 y 4,4 l/100 km de gasto medio de combustible y entre 107 y 116 g/km de CO2. Con cambio manual alcanza 190 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos. La sDrive18d y la sDrive20d, de 150 y 190 CV, respectivamente, pueden escogerse con cambio manual o automático y tracción delantera o xDrive. El BMW X1 xDrive25d es un 2.0 de cuatro cilindros, que eroga 231 CV y 45,9 mkg de par máximo, que transmite a las cuatro ruedas a través de una caja automática de 8 relaciones. Homologa un consumo ponderado entre 4,9 y 5,2 l/100 km y unas emisiones medias entre 128 y 136 g/km. Caracterizado por su placer de conducir, sus prestaciones son de auténtico deportivo, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos y una velocidad máxima de 235 km/h.

En gasolina, las opciones pasan por sDrive1.8i, con motor 1.5 tricilíndrico de 140 CV, que puede elegirse con cambio manual o automático; el sDrive 2.0i automático de 192 CV y tracción delantera o xDrive y el xDrive25i automático de 231 CV.

Para asegurar que el cliente tenga un X1 a su gusto, la nueva gama comprende ahora 16 combinaciones de motores y transmisiones.


X1 xDrive25e

Dentro del proceso de electrificación de la gama BMW, el X1 contará con una versión híbrida enchufable a partir de la primavera de 2020. El X1 xDrive25e llegará con la cuarta generación de tecnología híbrida enchufable de la marca, la cual combina un motor TwinPower Turbo de tres cilindros y 125 CV, que transmite la fuerza al eje delantero, con un motor eléctrico de 95 CV, que mueve el eje trasero, mientras que la distribución de la fuerza se encomienda a la tracción total xDrive. Incorpora una batería de iones de litio de 9,7 kWh, lo que le otorga una autonomía eléctrica de alrededor de 50 km, de forma que tiene un gasto medio, aún por homologar, en torno a 2 l/100 km, con unas emisiones de 43 g/km de CO2. Además de en marcha, por frenada/deceleración regenerativa, la batería del X1 podrá recargarse en enchufe doméstico o en carga rápida a través de Wallbox.

Como otras versiones híbridas enchufables de la marca alemana, el xDrive25e dispondrá de los modos de funcionamiento Auto eDrive (por defecto al arrancar, controla automáticamente ambos motores), Max eDrive (modo eléctrico) y Save Battery (reserva y recarga la batería para una utilización posterior).

Juan Luis Franco