VOLVO TRUCKS GROUPE CAT QUINCIEUX
AutorentingAuthor website

Porsche Macan

Tras el éxito cosechado por el Cayenne, Porsche quiere repetir con el Macan entre los SUV compactos Premium, segmento en el que se espera un espectacular aumento de ventas en los próximos años. Y, tras las impresiones que nos ha dejado la toma de contacto, estamos seguros que lo conseguirá.

Para ello, la marca alemana ha multiplicado por tres la superficie de la planta de Leipzig donde se fabrica y también ha duplicado el número de trabajadores que lo hacen, que pueden llegar a fabricar hasta 50.000 vehículos al año. La inversión total ha sido de 500 millones de euros.

Porsche Macan

Por cierto, el nombre Macan proviene de una palabra indonesia que significa “tigre” y que realmente hace honor a su nombre: fuerte y potente con capacidad para lanzarse en cualquier momento.

Línea Porsche
Estéticamente, y según Porsche, utiliza muchos de los rasgos característicos de los superdeportivos de la marca de Stuttgart, que podríamos definir con dos palabras: ancho y bajo. Sus formas nos llevan a pensar en deportividad y dinamismo, sin olvidar la elegancia. El frontal es muy similar al del Cayenne, hasta el punto de que no es fácil diferenciarlos. Sin embargo, la trasera es más personal, destacando los alargados grupos ópticos y la forma de la caída del techo. Lateralmente tiene cierto parecido con el 911.

Porsche Macan

El Macan, más pequeño que los Cayenne y Panamera, tiene una longitud de 4,68 metros, una altura de 1,62 metros y una anchura de 1,92 metros. Sus principales competidores son el Audi Q5, el BMW X3 y el Mercedes-Benz GLK.

A nivel de motorizaciones, la gama se compone de tres versiones. La primera, el S Diesel, incorpora el motor turboalimentado 3.0 V6 de 258 CV, mecánica ya empleada en otros vehículos del grupo Volkswagen. El consumo medio es de 6,1-6,3 l/100 km y el nivel de emisiones de CO2 es de 159-164 g/km.

El siguiente es el Macan S, con un motor V6 de 3.0 de gasolina, sobrealimentado con dos turbocompresores y una potencia de 340 CV, con cambio automático de doble embrague y que anuncia una velocidad máxima de 254 km/h y unos niveles de consumo de 8,7-9,0 l/100 km, con unas emisiones de CO2 de 204-212 g/km.

Porsche Macan

Finaliza la motorización con el gasolina Macan Turbo, impulsado por un motor 3.9 V6 biturbo de 400 CV de potencia y cambio PDK, lo que le confieren una velocidad punta de 266 km/h, un gasto de combustible de 8,9-9,2 l/100 km y unas emisiones de 208-215 g/km de CO2.

El equipamiento es de lo más completo, destacando, entre otros elementos, el sistema de control de descensos, un modo Off-Road que gestiona el cambio, el funcionamiento del control de tracción y los regímenes de revoluciones del motor, el sistema de aviso de cambio involuntario de carril y un sistema inteligente de iluminación PDLS Plus. En cuanto a las llantas, pueden llegar a ser hasta de 21 pulgadas.

En el interior, la calidad rezuma por los cuatro costados, con la utilización masiva de materias nobles. Por lo que respecta al maletero, su capacidad es de 500 litros, que pueden ampliarse hasta los 1.500 litros, si se abaten los respaldos de los asientos posteriores.

Porsche Macan

El comportamiento no puede negarse que es totalmente Porsche, destacando la firmeza de apoyo sobre el pavimento, sea éste cual sea. Excelente la precisión con que se conduce y la potencia perfectamente dosificable y siempre disponible, similares a las de cualquier otro modelo de la marca. El Macan no desmerece en absoluto y hace honor a su apellido.

El Porsche Macan se ha empezado a vender en este mes de abril y los precios oficiales son los siguientes: 65.664 euros para el Diesel, 68.175 euros para el gasolina de 340 CV y 93.102 euros para el Turbo de 499 CV. Todas estas versiones están disponibles con sistema de tracción total controlado a través de un embrague multidisco de funcionamiento electrónico, al que se le puede añadir, de forma opcional, el dispositivo Porsche Torque Vectoring Plus (PTV Plus), que permite distribuir el par motor en las ruedas traseras en función de la motricidad.

Raúl del Hoyo