AutorentingAuthor website

No hay quinto malo

Nuevo Renault Clio

Más de 15 millones de unidades vendidas desde 1990, el Renault Clio llega a su quinta generación que, siguiendo la expresión taurina, no sólo no es mala, sino que es la mejor de la historia de la marca del rombo, pues evoluciona el exterior, revoluciona el interior, añade más calidad y tecnología, estrena plataforma y motores y, por primera vez en la gama, debutará en 2020 una mecánica híbrida E-TECH.

El nuevo Clio parte del principio evolución/revolución, que aplica respectivamente al exterior y al interior, y se hace más compacto, acortándose 12 mm en longitud (4.050 mm) y 8 mm en altura (1.440 mm), que llega hasta 48 mm en el extremo del alerón, lo que le dota de mejor aerodinámica. Sin embargo, gana 67 mm en anchura y también en habitabilidad y, aunque sigue la tendencia estética marcada por el Clio IV, todas las piezas son nuevas y evoluciona hacia un diseño más elegante y deportivo, con un capot esculpido, faros 100% led en forma de C desde el primer nivel de equipamiento, calandra más grande con rejilla que favorece la refrigeración y paragolpes marcado. La silueta sigue camuflando los tirados de las puertas, aunque ahora los retrasa al límite de la misma, e incorpora, entre otros elementos estéticos, cerco cromado en los cristales, tiradores traseros de color negro brillante, bajos de carrocería ahuecados en la chapa, firma Clio en la parte inferior de la puerta y, por primera vez, deflectores a la altura de los pasos de rueda delanteros, que cooperan a limitar las perturbaciones y a mejorar las prestaciones aerodinámicas del vehículo para así reducir el consumo.


Las luces sobre el portón que, como las delanteras, incorporan una nueva firma luminosa en forma de C, amplían la sensación de anchura, mientras que las líneas cromadas de los flancos se extienden por la parte trasera, donde el portón enrasa con el paragolpes. La tercera luz de freno, en la parte superior de la luneta, es ahora más larga y fina. El maletero, que integra totalmente el sistema de audio prémium Bose para que no le reste espacio, amplia su capacidad a 391 litros, que se suman a los 26 litros de espacios portaobjetos interiores. Dispone de doble piso, lo que facilita la carga, y con los respaldos traseros abatidos consigue un piso plano.

En cuestión de colores, Renault pone a disposición de los clientes 11 tonos de carrocería y tres packs de personalización. Entre los primeros destacan el Naranja Valencia, el Marrón Visón y el Azul Celadón, que ofrecen una profundidad y un brillo sobresalientes gracias a un tratamiento específico utilizado por primera vez en la industria del automóvil. En personalización, dispone de paquetes para consola central, salpicadero, paneles de puerta, volante y reposabrazos, entre otros.


Calidad y ergonomía

Estas son las dos premisas a destacar en el puesto de conducción. En tema de calidad, por un lado, se opta por materiales de gama alta, tales como revestimientos blandos en salpicadero, paneles de puerta y consola central y, por otro, se cuida la integración de todos ellos al milímetro. El diseño del puesto de manejo o Smart Cockpit, más compacto, holgado (el freno de mano eléctrico libera espacio) y en forma de ola, acentúa la impresión de amplitud, se centra en el conductor e integra más tecnologías. Ofrece una ergonomía de las más modernas y una experiencia de conducción muy inmersiva y cuenta con las pantallas multimedia de mayor tamaño de su categoría, 9,3″, dos veces mayor que las de 7″. Inspirada en la del Espace y situada verticalmente, amplia visualmente el salpicadero. Se orienta hacia el conductor, para mejor lectura, y gracias al sistema conectado Easy Link ofrece todas las prestaciones multimedia, de navegación, de infoentretenimiento, además de los ajustes Multi-Sense, ya vistos en Mégane, Talisman o Espace. De sencillo acceso, a través del sistema Easy Link o de un botón bajo la pantalla central, propone tres modos de conducción: Eco (reduce consumo y emisiones), Sport (máximo dinamismo) y MySense (personalizable), para lo que modifica la cartografía del motor, la dirección, el ambiente luminoso y la configuración del cuadro de instrumentos.

Este último, por primera vez, es digital, con tecnología procedente de los segmentos superiores. La pantalla a color, que mide entre 7 y 10″, permite personalizar la experiencia de conducción de manera intuitiva. La mayor integra la navegación GPS a la visualización. El volante, por su parte, se reduce para mejorar la visibilidad del cuadro de instrumentos, mientras que la sobreelevada consola central acoge la palanca de velocidades, que cae de forma natural bajo la mano. En la parte inferior, los compartimentos son funcionales y facilitan distintos usos, como la recarga por inducción del teléfono. El puesto de conducción se completa con unos asientos de banqueta alargada y forma envolvente, que prometen mejor sujeción. Su revestimiento ahuecado incrementa el espacio para las rodillas de los pasajeros traseros y sus nuevos apoyacabezas, más finos, mejoran la visibilidad trasera.


Máxima seguridad y conexión

La oferta de ayudas a la conducción del Clio 2019 es la más completa de su categoría y se reparten en tres familias: conducción, Parking (Easy Drive) y seguridad. Algunas primicias que integra dentro de la gama Renault son la cámara de 360º y el frenado activo de emergencia con detección de ciclistas y peatones, a lo que suma el asistente de tráfico y autopista, ayuda que constituye una primera etapa hacia el vehículo autónomo.

Este último, incluido en la categoría conducción, se complementa con a otros como el regulador de velocidad adaptativo con Stop&Go, regulador y limitador de velocidad o el conmutador automático de luces de carretera. En el apartado seguridad encontramos frenado activo de emergencia, testigo de ángulo muerto, lector de señales de tráfico con aviso por sobrevelocidad, alerta de cambio de y mantenimiento de trayectoria, mientras que la categoría estacionamiento contempla cámara de 360º, radar de proximidad delantero, trasero y lateral y Easy Park Assit, que facilita todas las maniobras para aparcar y desaparcar, gestionando la dirección mientras el conductor maneja los pedales y la caja de velocidades.

Respecto a conectividad, Renault ofrece un nuevo sistema multimedia conectado, Easy Connect, que contempla el nuevo sistema multimedia Easy Link y la aplicación My Renault, cuyo fin es facilitar los nuevos usos de la movilidad conectada, tanto dentro como fuera del vehículo: gestión remota del vehículo, trayectos más precisos y fáciles de programar, integración del universo conectado del conductor y de los pasajeros en el coche.


Motores

El nuevo Clio estrena plataforma CMF-B y arquitectura eléctrica y electrónica, de forma que puede integrar las últimas evoluciones tecnológicas. Fabricada con el 85% de piezas nuevas, es más ligera que la plataforma anterior -hasta 50 kilos se han reducido de carrocería, ejes y capó-, y adopta un fondo carenado que, junto al menor peso, mejora la aerodinámica, el consumo, las emisiones y el confort acústico. Por su parte, la nueva arquitectura eléctrica y electrónica permite incorporar, como hemos visto, equipamientos y ayudas a la conducción evolucionadas. Asimismo, esta nueva plataforma se ha diseñado para permitir la electrificación y, por lo tanto, la introducción de una motorización híbrida E-Tech en la gama Clio.

Mecánicamente, cuatro son los motores de gasolina, inéditos en la gama, que estarán disponibles con el nuevo Clio. Se trata de los 1.0 tricilíndricos SCe 65, de 65 CV, y SCe75, de 75 CV, que se asocian a un cambio manual de 5 marchas. Por encima, estrena el también tricilíndrico 1.0 TCe 100, motor turbo de nueva generación que sustituye al TCe 90, eroga 100 CV y 16,3 mkg de par y reduce consumo y emisiones. Al mismo se acopla una caja manual de 5 marchas y más adelante llegará una automática por variador continuo X-Tronic. Asimismo, se prevé una versión GLP.


La cima de la gama gasolina la marca el TCe 130 FAP, ya conocido en los Captur, Mégane, Scénic y Kadjar y que sustituye al anterior TCe 120. Eroga 130 CV y 24,5 mkg de par máximo y se combina con un cambio automático-secuencial EDC de 7 relaciones y levas de cambio tras el volante.

En diésel, dos son los motores, los Blue dCi 85 y 115, ambos con caja de cambios manual de 6 marchas y sistema de reducción catalítica (SCR). El primero rinde 85 CV y 22,4 mkg de par, por 115 CV y 26,5 mkg para la conducción más dinámica del segundo.

Pero el gran estreno mecánico del Clio es el híbrido E-Tech, que llegará en 2020. Desarrollado y patentado por Renault, combina el motor 1.6 de gasolina con dos motores eléctricos, una novedosa caja de velocidad multimodos y una batería de 1,2 kWh. El arranque se produce siempre en eléctrico y la alta capacidad de recarga de la batería al desacelerar permite circular hasta el 80% del tiempo en eléctrico por la ciudad, lo que supone un ahorro de combustible del 40% respecto a un motor térmico clásico de gasolina en ciclo urbano.

Juan Luis Franco