Isuzu D-MAX: Juega duro

La nueva generación del Isuzu D-MAX, recientemente presentada, llegará a España a principios de año y lo hace con importantes novedades, tanto a nivel estético como de habitáculo, motor y seguridad. El pick-up japonés es el único producido por un fabricante de vehículos comerciales y estará disponible hasta en 18 versiones. Con propulsión trasera o 4×4, juega duro, tanto en el trabajo como en los momentos de ocio.


Una de las señas de identidad del D-MAX es la de estar producido por un fabricante de vehículos comerciales y eso se nota en su robusta constitución, no sólo a nivel estético, sino también de chasis y mecánica. Su moderno diseño nada tiene que ver con el de la generación anterior. Ahora es más elegante y moderno, con un fornido frontal que remarca sus formas con vehemencia, una enorme toma de aire inferior, los antiniebla integrados a ambos lados del parachoques, la calandra trapezoidal con acabados cromados, nuevo capó y unos grandes faros elipsoidales con luces diurnas led. Su silueta sigue la misma tendencia, con unos pasos de rueda bien marcados que pueden recibir ruedas de 15, 16 o 18″ y grandes puertas para facilitar la entrada al habitáculo. El nuevo D-MAX admite una carga máxima de 3.000 kilos y puede remolcar hasta 3.500 kilos, excepto la versión de cabina sencilla, que sólo puede tirar de 2.500.


Aunque utiliza plásticos duros en el habitáculo, apropiados para el trabajo diario, los milimétricos ajustes y la correcta disposición de los mandos contribuyen a la buena calidad percibida. Estrena cuadro de instrumentos con nuevas funciones, como el indicador de marcha recomendada, que ayuda a rebajar el gasto de combustible; nuevos revestimientos, materiales y colores. Además, según versiones, integra cámara de marcha atrás para facilitar las maniobras de aproximación y aparcamiento. Respecto a la habitabilidad, las plazas delanteras son holgadas y sobra espacio, asegurando un buen confort de marcha. Las traseras, tres cuartos de lo mismo, puesto que se ha ganado espacio en todas las cotas y los respaldos de los asientos se han inclinado 24º más, de forma que ya no se viaja tan vertical y gana en comodidad. Estos respaldos son abatible por partes asimétricas, igual que la banqueta, lo que le dota de enorme modularidad para transportar objetos altos en el interior. Como es normal en los pick-up, no hay comunicación entre el habitáculo y la cuna.

El equipamiento del D-MAX es generoso y cuenta con aire acondicionado (climatizador en las versiones superiores), elevalunas y espejos exteriores eléctricos, cierre centralizado (manos libres en las versiones más altas), apertura y arranque sin llave, control de crucero (en versiones superiores), equipo de audio… En materia de seguridad, el pick-up de Isuzu contempla, además de los obligados controles de estabilidad con control de tracción y ABS, asistente de arranque y descenso de pendientes.


Eficiente y silencioso

El anterior motor 2.5 se ha sustituido por un nuevo 1.9 diésel con turbo de geometría variable, que eroga 164 CV y 36,7 mkg de par máximo entre 2.000 y 2.500 vueltas. Al ser de menor cilindrada y configuración más sencilla, reduce su peso en 60 kilos (que lo gana en carga útil) y precisa menor mantenimiento, a lo que se suma que no necesita depósito adicional de AdBlue para cumplir la normativa Euro6. En su lugar, la marca japonesa ha optado por un sistema EGR con LNT (Lean NOx Trap) o trampa de NOx, que mejora entre un 5 y un 18% las emisiones. Dicho sistema es más eficiente a baja carga y su costo es un 30% inferior.

Igualmente, el consumo disminuye también entre un 5 y un 18%. Así, la versión de menos gasto promedia 6,2 l/100 km, frente a los 7,3 l/100 km de la versión anterior, mientras que la de mayor consumo pasa de 8,4 l/100 km a 7,8 l/100 km en el D-MAX de nueva generación. Las mejoras llegan también a los apartados de vibraciones y ruidos (la rumorosidad desciende en 3 dB) y, como señalaba antes, el mantenimiento resulta ahora más económico, gracias a la adopción de una correa única con autotensor sin mantenimiento, ajuste hidráulico de válvulas y filtro de aceite ecológico.


Acompaña al motor un cambio manual de 6 velocidades y, opcionalmente, un automático de 5 relaciones. Las versiones con tracción a las cuatro ruedas disponen de reductora.

En cuanto a la suspensión, delante opta por una independiente de doble triángulo, con resorte helicoidal y amortiguadores de gas, mientras que detrás continúa el eje rígido con ballestas. Los frenos son de disco en las ruedas delanteras y de tambores en las traseras.

Hasta 18 versiones

Durante la jornada de presentación, probamos brevemente el nuevo D-MAX y el resultado fue muy satisfactorio. En una pista todoterreno, pasamos sin problemas por terrenos abruptos, colmados de grandes baches, por zonas con elevada inclinación lateral y subimos y bajamos por fuertes pendientes, donde los asistentes de arranque y descenso en pendientes demostraron su enorme potencial. Sobre asfalto, con un centro de gravedad más bajo, su comportamiento fue magnífico, con un buen guiado al volante (aunque tiene demasiadas vueltas entre topes), unas trazadas precisas y escasas rumorosidad y vibraciones. El confort de marcha ha mejorado por el elevado par y por la precisión del cambio, así como por las buenas prestaciones del pick-up, que tiene limitada la velocidad a 180 km/h, si bien por las carreteras españolas no se puede circular a más de 90 km/h, a riesgo de que las nuevas funciones de los radares, que ya discriminan según tipo de vehículo, nos tomen la foto de rigor y nos encontremos con una desagradable sorpresa.


La nueva gama D-MAX, integrada por 18 versiones, estará disponible en España a principios de año y partirá de un precio aproximado de 19.000 euros, situándose el tope en torno a los 27.000 euros. Isuzu comercializará el nuevo modelo con caja Sencilla (2 plazas), Extendida (4 plazas) y Doble (5 plazas), en versiones Satellite, Planet, Solar, Solar Plus, Super Nova y Quasar, A excepción de la primera, que es de propulsión posterior, el resto es 4×4 y pueden escogerse con caja manual o automática. Esta última disponible con caja Extendida en Solar y Solar Plus y con caja Doble desde el acabado Solar.

Juan Luis Franco