AutorentingAuthor website

BMW, líder en la electrificación de vehículos prémium

Con nuevas versiones eléctricas, híbridas enchufables y baterías más desarrolladas

Tras conseguir un nuevo récord mundial de ventas en 2018, con más de 140.000 unidades vendidas de modelos eléctricos e híbridos enchufables (incremento del 38,4% respecto a 2017), el Grupo BMW quiere mantener el liderato en la electrificación de modelos prémium y se ha marcado el objetivo de comercializar medio millón de estos vehículos en 2019, para lo que lanzará 12 modelos en 2019 y llegará a 25 en 2025. Su estrategia pasa por la quinta generación de la tecnología BMW eDrive (lo estrenará el iX3) y por el desarrollo de nuevas baterías, aspectos que ya prueba en el Círculo Polar Ártico sobre los modelos 100% eléctricos iX3 (previsto para 2020), i4 e iNEXT (para 2021).

Como una de las cuatro áreas ACES (Autónomo, Conectado, Electrificado y Servicios/Compartidos), la electromovilidad es uno de los elementos clave en la táctica del Grupo BMW, cuyo objetivo es poner en la carretera más de medio millón de vehículos electrificados de sus marcas en 2019. Para ello, tiene programados 12 modelos electrificados este año, que se ampliarán a 25 en 2025. Los primeros en llegar, antes de que acabe el año, serán los eléctricos puros BMW i3, i8 Coupé y Roadster y Mini y las versiones híbridas enchufables de X5, X3, Serie 2, Serie 3, Serie 5 y Serie 7, además del X1 xDrive25Le, fabricado en China para su mercado local, y el Mini Cooper S E Countryman ALL4.


Uno de los últimos en presentarse ha sido el X3 xDrive30e híbrido enchufable, que debutó mundialmente en el pasado Salón del Automóvil de Ginebra y empezará a fabricarse a finales de este año. Con tecnología BMW eDrive, sus características técnicas, sus cualidades deportivas y el sistema de tracción total xDrive, también activo cuando se emplea solamente la propulsión eléctrica, se combinan con bajos niveles de consumo y emisiones que, gracias a dicha tecnología, proporciona una autonomía de hasta 50 km en modo eléctrico y reduce el gasto de combustible a 2,4 l/100 km, con unas emisiones de CO2 inferior a 56 g/km. Su sistema híbrido enchufable combina un motor de gasolina de cuatro cilindros con la tecnología BMW TwinPower Turbo y un motor eléctrico. Ambas unidades transmiten la potencia a través de una caja de cambios Steptronic de 8 velocidades y de un sistema inteligente de tracción total. La potencia combinada del sistema es de 252 CV, que puede incrementarse 41 CV más mediante el uso temporal de la potencia máxima del motor eléctrico, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos. La batería que alimenta al motor eléctrico, de iones de litio, está ubicada bajo los asientos traseros para ahorrar espacio, de forma que dispone de idénticos 450 litros de capacidad de maletero que las versiones equipadas con motor convencional.

Igualmente destacables, y también presentados en el salón suizo, son los nuevos 330e, X5 xDrive45e y las versiones híbridas enchufables del nuevo BMW Serie 7. El primero aumenta su autonomía en modo eléctrico hasta los 60 km, cerca del 50% más que su predecesor y reduce el consumo a 1,7 l/100 km, con unas emisiones de CO2 de 39 g/km. Su sistema híbrido enchufable genera la misma potencia, 252 CV, que el X3 xDrive 30e y, como en éste, puede incrementarse temporalmente con 41 CV adicionales mediante el XtraBoost , que viene de serie, determinando una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,0 segundos.


El X5, por su parte, aumenta también su potencia, eficiencia y autonomía en modo eléctrico con la combinación de un motor de gasolina de 6 cilindros en línea, adaptado específicamente para esta versión, con un eléctrico. La potencia combinada sube ahora a 394 CV, la aceleración de 0 a 100 km/h se reduce a 5,6 segundos y la autonomía eléctrica se incrementa hasta 80 km, casi tres veces más que la de su predecesor, lo que le habilita para recorrer trayectos cotidianos sólo con energía eléctrica. Su tecnología híbrida enchufable reduce el consumo combinado de combustible hasta 2,1 l/100 km y las emisiones de CO2 hasta 49 g/km. Sus cualidades para viajar también comprenden un depósito de 69 litros de gasolina y un versátil maletero de 500 a 1.716 litros, que es ligeramente menor que el de las versiones convencionales. Su versatilidad se completa con la tracción total BMW xDrive, que transfiere la potencia de los dos motores a las cuatro ruedas, proporcionando un placer de conducción deportivo en carretera y unas sobresalientes cualidades todoterreno sobre superficies irregulares.

En cuando al Serie 7, que ha aumentado su autonomía eléctrica casi el 30% sobre su predecesor y alcanza entre 50 y 58 km, está integrada por el 745e (consumo medio entre 2,1 y 2,3 l/100 km y aceleración de 0 a 100 km en 5,2 segundos), la versión larga 745Le (mismo consumo y aceleración de 0 a 100 km en 5,3 segundos) y el nuevo 745Le xDrive, versión larga con tracción total y consumo combinado entre 2,3 y 2,3 l/100 km, que coordina un motor de gasolina de seis cilindros en línea específicamente adaptado y un motor eléctrico, que en modo Sport eroga 394 CV y acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos.


Baterías de mayor autonomía

Los últimos avances en tecnología de acumuladores han favorecido el incremento de la autonomía en los híbridos enchufables de los BMW Serie 5 y Serie 2, sin por ello modificar sus dimensiones. En la Serie 5, la nueva batería de iones de litio incrementa la autonomía en modo eléctrico en más del 30%, hasta 64 km, lo que implica un consumo medio de 1,7 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 38 g/km en el 530e. La versión de cuatro ruedas motrices, 530e xDrive, que llegará en julio, alcanzará una autonomía eléctrica de 57 km, con un consumo combinado de combustible de 1,9 l/100 km y unas emisiones de CO2 de, al menos, 44 g/km.

Más notable es el progreso de la nueva batería en el 225xe Active Tourer, que aumenta la autonomía eléctrica más del 25%, hasta 47 km, y rebaja el consumo combinado a 1,9 l/100 km (emisiones combinadas de, al menos, 43 g/km de CO2). Entre su equipamiento se incluyen numerosos sistemas de asistencia a la conducción, así como las últimas innovaciones en el campo de la conectividad y los servicios digitales, lo que ampara su funcionalidad en operaciones de carga de la batería de alta tensión y aporta una mejor experiencia de conducción eléctrica.

Estos innovadores servicios digitales se combinan en los nuevos híbridos enchufables de la Serie 3, X5 y Serie 7 con un nuevo display y sistema operativo, que presentan claramente y al detalle el estado de carga de la batería, la autonomía eléctrica y el modo de funcionamiento del sistema híbrido enchufable entre tres posibles, Hybrid, Electric y Battery Control. El primero es la configuración por defecto, asegura un ajuste equilibrado y optimiza la interacción entre los motores de combustión y eléctrico. Al pulsar dos veces sobre Hybrid se activa Hybrid Ecopro, que optimiza la eficiencia y ejecuta la función de avance por inercia, que contribuye a reducir aún más el consumo de combustible. No obstante, a través del menú iDrive puede escogerse como estándar el modo Electric.

Igualmente, a través del sistema de navegación se ha optimizado la tecnología del sistema de gestión inteligente de la energía, de forma que la interacción entre ambos motores puede adaptarse mejor a la ruta y a las condiciones de circulación. A ello se añade, dentro del modo Hydrid Ecopro del 330e y del X5 xDrive45e, una unidad de control que verifica la información del navegador y de los sensores para optimizar la recuperación de energía en frenada. Así, cuando el coche se aproxima a un cruce o a un vehículo que circula por delante, por ejemplo, la recuperación puede ser más intensa para aumentar la deceleración. Durante el proceso de carga, la instrumentación muestra información gráfica sobre el estado de carga de la batería, la autonomía potencial en modo eléctrico y el amperaje disponible en la estación de carga, además de indicar cuándo la batería está completamente cargada. Igualmente, los nuevos servicios digitales hacen más atractiva y funcional la carga de la batería fuera de casa, al indicar el navegador lugares de interés próximos a los puntos de recarga seleccionados, pronosticar una previsión de su ocupación y, a los clientes de ChargeNow, reservarlo desde el coche.


Quinta generación

Por otro lado, BMW i, la división de vehículos eléctricos de la marca alemana, está realizando pruebas en el Círculo Polar Ártico de su próxima generación de modelos cero emisiones: el iX3, que llegará al mercado en 2020, y los i4 y el iNEXT, que se lanzarán en 2021. Los prototipos se encuentran en una fase clave de desarrollo en el centro de pruebas de invierno de BMW Group en Arjeplog, Suecia, donde conducción, componentes de tracción y suspensión están siendo expuestos a exámenes climatológicos y a carreteras en condiciones extremas. En las superficies de los lagos helados, en la nieve y en el frío intenso, los motores eléctricos, el alto voltaje de las baterías y la potencia eléctrica de la quinta generación de la tecnología BMW eDrive, así como el sistema de control de la suspensión, están demostrando el alto nivel de rendimiento y de fiabilidad, asegura la marca. El primer modelo en estrenar esta quinta generación BMW eDrive será el Sports Activity Vehicle iX3, que se impulsará por un potente motor eléctrico alimentado por una unidad de alto voltaje con tecnología de celda de baterías de última generación. Con una autonomía de más de 400 kilómetros y la posibilidad de utilizar corriente continua en estaciones de carga con capacidad de 150 Kw, el primer SAV puro está pensado para uso diario y largas distancias. El iX3 será el primer modelo producido en Shenyang (China) por la joint venture entre la marca bávara y la China Brilliance, BMW Brilliance Automotive.

La oferta en placer de conducción deportiva sin emisiones pasa por el coupé de cuatro puertas i4, modelo prémium que se producirá en la planta muniquesa de BMW a principios de 2021. Combinando un diseño dinámico con un alto nivel de confort, el i4, como el iX3, incorporará la quinta generación BMW eDrive, lo que le dotará de una autonomía superior a los 600 kilómetros y permitirá degustar de una experiencia de conducción más dinámica, gracias al desarrollo espontáneo de su motor eléctrico. Así, acelera de 0 a 100 km/h en 4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 200 km/h.

Otro Sports Activity Vehicle, el iNEXT, empleará también la quinta generación de transmisión eléctrica y sistemas para la conducción autónoma. El nuevo modelo, que combinará la última innovación en las áreas de diseño, conducción autónoma, conectividad, electrificación y servicios (D+ACES), alcanzará 600 kilómetros de autonomía y estará equipado con lo último en conectividad y diseño para la conducción autónoma a nivel 3. La nueva tecnología de BMW Group se producirá en la fábrica de BMW Dingolfing desde 2021.

Juan Luis Franco