AutorentingAuthor website

Ford y Volkswagen amplían su colaboración global

Para promover la conducción autónoma, la electrificación y mejorar el servicio al cliente

Ford Motor Company y Volkswagen AG han ampliado su alianza global para incluir vehículos eléctricos y han anunciado que colaborarán con Argo AI para introducir tecnología de vehículo autónomo en EE.UU. y Europa, con el objetivo de mejorar su servicio al cliente, su competitividad y sus ahorros de costes y capital. La alianza permite a ambos fabricantes integrar de forma independiente el sistema de conducción autónoma de Argo AI en sus propios vehículos, logrando un considerable alcance global. Según el acuerdo, Ford usará la arquitectura de vehículo eléctrico y la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) de Volkswagen para diseñar y fabricar, al menos, un vehículo eléctrico de alto volumen en Europa para clientes europeos a partir de 2023. En este contexto, el constructor alemán se unirá al estadounidense como inversor en Argo AI, compañía de tecnología de conducción autónoma. Para Ford, usar la arquitectura MEB de Volkswagen forma parte de su inversión de más de 11.500 millones de euros en vehículos eléctricos a nivel mundial. La alianza, que cubre colaboraciones más allá de las inversiones conjuntas de Volkswagen y Ford en Argo AI, no implica participaciones cruzadas entre las dos compañías y es independiente de la inversión en Argo AI.

La plataforma de Argo AI dispone de un mayor potencial de despliegue geográfico que ninguna otra tecnología de conducción autónoma hasta la fecha y su objetivo es desarrollar un SDS de Nivel 4 SAE para su aplicación en servicios de coche compartido y entrega de mercancías en áreas urbanas de gran densidad. Ambos fabricantes, que dispondrán de la misma participación (mayoritaria, en conjunto) en Argo AI, integrarán por separado el sistema de conducción autónoma (SDS) y Ford será el primer fabricante exterior al Grupo Volkswagen que usará la arquitectura de vehículo eléctrico y la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) de la firma alemana, con el objetivo de entregar más de 600.000 vehículos europeos usando la arquitectura MEB durante seis años, mientras que un segundo modelo Ford completamente nuevo para clientes europeos está siendo estudiado. Volkswagen, por su parte, tiene previsto usar la plataforma para fabricar cerca de 15 millones de coches, sólo para su Grupo, a lo largo de la próxima década.

El acuerdo con Ford es una piedra angular de la estrategia eléctrica de Volkswagen, respaldando el crecimiento de la industria de la movilidad eléctrica y facilitando los esfuerzos globales para poder cumplir con el Acuerdo de París 2050.

Por otro lado, las dos compañías se preparan para desarrollar furgonetas comerciales y pickups de tamaño medio para cada marca en determinados mercados globales a partir de 2022; se compartirán los costes de desarrollo para generar importantes sinergias, tras lo que vendrán vehículos comerciales.