AutorentingAuthor website

El uso del coche compartido reduce 1.6 millones de toneladas de CO2 al año

Zero Empty Seats, estudio difundido por BlaBlaCar sobre el impacto medioambiental del uso del coche compartido, señala que la utilización de esta forma de movilidad supone un ahorro de 1,6 millones de toneladas de emisiones de CO2, lo que supone un ahorro mayor que el de eliminar todos los coches que circulan por las ciudades de Barcelona o Valencia, y que en 2023 se alcanzará un ahorro mundial de 6,4 millones de toneladas de C02 anuales. Más del 75% de los viajes de media y larga distancia en Europa (entre 100 y 800 kilómetros) se hacen en coche, con una ocupación media de 1,9 personas, 1,7 en el caso de España, mientras que la ocupación media de los 25 millones de desplazamientos que se producen al trimestre en BlaBlaCar es de 3,9. El ahorro que supone compartir coche sólo pone el 1,6% más de coches en la carretera, mientras que duplica el número de personas que viajan (+210%). Entre los efectos del carpooling (coche compartido) destacan que el 28% de los usuarios que utilizan la plataforma como pasajeros retrasan la obtención del carné de conducir y que el 22% de los usuarios que conducen reducen su velocidad, con la consecuente reducción de emisiones.

Actualmente, dos terceras partes de los viajes publicados en BlaBlaCar en España no tienen equivalente directo en medios de transporte como el autobús o el tren. Para proporcionar a cada población la misma conectividad de los grandes centros urbanos, la compañía ha comenzado a utilizar algoritmos de inteligencia artificial que, según Jaime Rodríguez de Santiago, General Manager de BlaBlaCar para España, Portugal y Alemania, facilitará la vertebración de la movilidad e incrementarán la ocupación media de vehículos (sobre todo en viajes entre pequeñas localidades) de 2,2 personas por vehículo a 4.