AutorentingAuthor website

Notificaciones electrónicas

Cada vez se usa menos papel

Las sanciones tráfico se han ido notificando, de manera general,vía papel,por carta certificada, pero este hecho tiende a cambiar. Esto se debe a las políticas de implantación tecnológica, administración electrónica y a la desaparición paulatina del uso excesivo de papel.

Esta implantación se ha ido impulsando con la creación de la Dirección Electrónica Vial, sede electrónica creada por la Dirección General de Tráfico, mediante la cual, de manera voluntaria, uno se puede dar de alta y recibir las sanciones de manera telemática a un buzón virtual de la propia sede, creaciones que también están desarrollando los ayuntamientos y diputaciones encargados de la gestión de multas.

Este buzón es el modelo a seguir por la administración para que así desaparezcan las notificaciones en papel, situación obligatoria a partir de octubre de 2020, momento en el que las personas jurídicas y empresas dejarán de recibir vía postal las notificaciones de tráfico, obligando así a una conexión por parte de las empresas a lo que se conoce como la administración electrónica, la cual está formada por las sedes electrónicas de los diferentes organismos que pueden imponer sanciones: DGT, Comunidades Autónomas, Diputaciones Provinciales y Ayuntamientos.


Conexión con la Administración

Esto implica que las empresas deban estar conectadas con la administración, para poder de manera activa descargarse las multas que le sean notificadas en los diferentes buzones de la administración, lo cual es un gran problema debido a la descentralización de la administración. Situación de incertidumbre que se genera, puesto que cada ayuntamiento que está notificando las sanciones por vía postal dejará de utilizar este medio y pasará a disponer las sanciones en sus propias sedes electrónicas.

Por ello, nos encontramos ante una fase en la cual pasamos de recibir las multas a tener que revisar las diferentes sedes electrónicas de la administración, para poder saber si se nos ha impuesto una sanción, con la posibilidad de incurrir en incumplimientos por no identificar, lo que supone que la sanción se multiplique por tres, situación de gran importancia en las empresas.


Conforme a ello, nos encontramos ante un cambio revolucionario, que supone la eliminación del papel en las relaciones entre la administración y las empresas, hecho que no afectará únicamente a las multas, pero que debido a su volumen tienen mucha importancia.

Por lo tanto, conforme a todo lo indicado, la relación telemática por parte de las empresas ha de ser activa, puesto que las mismas serán las que han de implicarse en la correcta recepción de las notificaciones, pese a la gran descentralización de la administración electrónica, puesto que, en caso de que se nos multe en un ayuntamiento que no revisemos su sede, tendremos conocimiento de la sanción en fase de apremio; es decir, la multa íntegra más un recargo del 20%, convirtiendo la conexión a las sedes electrónicas, administración electrónica, necesaria y obligatoria.

Manuel Pontes Lamas

Departamento Jurídico de Pyramid Consulting