AutorentingAuthor website

El Ayuntamiento de Madrid se pone duro

Nueva Ordenanza reguladora para VTC

El Ayuntamiento de Madrid aprobó el pasado 9 de mayo el proyecto inicial de la nueva Ordenanza reguladora de los servicios de arrendamiento de vehículo con conductor (VTC), por lo que vamos a analizar qué cambios se introducen y en qué va a afectar a los madrileños estas medidas.

Con carácter previo, cabe destacar que esta nueva Ordenanza será aplicable para aquellos servicios que tengan su origen y destino en el término municipal de la ciudad de Madrid. Tras una primera lectura de este proyecto de Ordenanza, podemos decir que se quiere aplicar un régimen más restrictivo con los VTC que el que existe actualmente, en una voluntad del Ayuntamiento de llenar el vacío legal existente en la regulación los servicios de alquiler de vehículo con conductor.

Una de las medidas más llamativas es la prohibición a estos vehículos de realizar paradas o estacionamientos a menos de 100 metros de aeropuertos, estaciones de ferrocarril o intercambiadores de transportes que dispongan de aparcamientos públicos o zonas de subida y bajada de sus usuarios, lo que elimina el vacío legal que teníamos con las multas por captación de clientes, que se imponían en base a una comunicación de la Consejería de Transportes de Madrid que definía en qué consistía la «captación de viajeros» de forma unilateral.


Esta medida limita enormemente la utilidad de estos servicios, ya que en aplicación de la nueva Ordenanza, los VTC no podrán recoger ni dejar a pasajeros en estos lugares, bajo pena en forma de multa pecuniaria.

Más prohibiciones

Se prohibirá también que estos vehículos realicen paradas en los carriles BUS (que sí está permitido a los Taxis), y se impone un extenso listado de deberes y obligaciones de los conductores de VTC que van desde un estricto código de vestimenta (tampoco exigido a los taxistas), hasta la obligación de mantener la climatización del vehículo entre 18 y 25 grados siempre que el cliente lo solicite.


Se van a impulsar otras medidas dirigidas a equiparar este sector al del Taxi, tales como el sometimiento al régimen horario estipulado en la Ordenanza municipal del Taxi, lo que prohibirá que se realicen turnos de más de 12 horas y no se descanse al menos un día de la semana; y se impulsa una obligación de renovar la flota de vehículos en base a su potencial contaminante (etiqueta medioambiental) y se prohíbe la circulación de VTC cuya antigüedad supere los 10 años, con determinadas excepciones.


Supremacía del Taxi

En conclusión, parece que esta nueva Ordenanza va a erradicar ciertas lagunas legales existentes en la prestación de servicios de arrendamiento de vehículos con conductor, con mayor carácter restrictivo en relación con el anterior régimen, lo que sitúa en clara superioridad al sector del Taxi en detrimento de los VTC.

Habrá que esperar si finalmente este proyecto es aprobado debido al posible cambio de gobierno en el Ayuntamiento de Madrid, aunque todo parece indicar que, tras el período de alegaciones, se dará salida a esta nueva Ordenanza, que va a cambiar el régimen de movilidad de la ciudad de Madrid.

Rubén Seseña Niño

Departamento Jurídico de Pyramid Consulting