AutorentingAuthor website

¿Cuándo la Administración asumirá sus obligaciones?

Dudas sobre el uso de los distintivos ambientales de la DGT

A través de este artículo, Pyramid Consulting quiere aclarar muchas dudas que están surgiendo con el tema de uso de los distintivos ambientales, dando respuesta a las preguntas más frecuentes.

Los distintivos ambientales son pegatinas que se han creado para clasificar los vehículos del parque nacional en función de los niveles de contaminación que emiten y ello porque Instituciones Internacionales, la Unión Europea a través de las directivas de calidad del aire y de reducción y control de las emisiones, así como los Estados miembros o terceros países, están trabajando con el objetivo común de la reducción de los niveles de contaminación atmosférica, que en las grandes ciudades provoca el tráfico rodado. Actualmente existen cuatro tipos de distintivos.

«0 emisiones»: Vehículos L, M1, N1, M2, M3, N2 y N3 clasificados en el Registro de Vehículos como vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV), vehículo de hidrógeno (HICEV), vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros (ciclo NEDC) o vehículos de pila de combustible.

«ECO»: Vehículos M1, M2, M3, N1, N2 y N3, clasificados en el Registro de Vehículos como vehículos híbridos enchufables con autonomía inferior a 40 km (ciclo NEDC), vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural, vehículos propulsados por gas natural comprimido (GNC), o gas licuado del petróleo (GLP). En todo caso, deberán cumplir los criterios de la clasificación C. Vehículos L clasificados en el Registro de Vehículos como vehículos híbridos enchufables con autonomía inferior a 40 km (ciclo NEDC) y vehículos híbridos no enchufables (HEV).

Distintivo «C»: Vehículos M1 y N1 clasificados en el Registro de Vehículos como gasolina Euro 4/IV, 5/V o 6/VI o diésel Euro 6/VI. Vehículos M2, M3, N2 y N3 clasificados en el Registro de Vehículos como gasolina Euro VI/6 o diésel Euro VI/6. Vehículos L clasificados en el Registro de Vehículos como Euro 4 y Euro 3.

Distintivo «B»: Vehículos M1 y N1 clasificados en el Registro de Vehículos como gasolina Euro 3/III o diésel Euro 4/IV o 5/V. Vehículos M2, M3, N2 y N3 clasificados en el Registro de Vehículos como gasolina Euro IV/4 o V/5 o diésel Euro IV/4 o V/5. Vehículos L clasificados en el Registro de Vehículos como Euro 2.

Asímismo, para los vehículos de Categoría A no existe distintivo. Estos son todos los vehículos a motor que, por su clasificación en el Registro de Vehículos, no cumplen las condiciones o requisitos para la obtención de la clasificación 0 emisiones, ECO, C o B.


Obtención y colocación

En 2016, la DGT envió más de 4 millones de distintivos ambientales de la categoría «B» y «C» para aquellos vehículos domiciliados en la Comunidad de Madrid, Barcelona, Granada, Sevilla y Valencia. Por tanto, para el resto de vehículos que no dispone de distintivo ambiental se pueden conseguir de en las oficinas de Correos a un precio de 5 euros (IVA incluido), llevando el permiso de circulación del vehículo. Allí se rellenará la solicitud y en 3-4 días el distintivo estará disponible. Si el vehículo dispone de parabrisas delantero, el distintivo irá colocado en el ángulo inferior derecho del mismo, por su cara interior. En caso de que el vehículo no disponga de parabrisas, el distintivo se colocará en sitio bien visible.

Respecto a la obligatoriedad de utilizarlos, no hay ninguna norma a nivel estatal que imponga su uso. Ahora bien, la Orden PCI/810/2018, de 27 de julio, por la que se modifican los anexos II, XI y XVIII del Reglamento General de Vehículos, aprobado por Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre establece que «la Administración competente podrá establecer la obligatoriedad de la colocación del distintivo en el vehículo, mediante su inclusión expresa en el instrumento normativo que corresponda por razón de su competencia». Es decir, que cada municipio, a través de su ordenanza municipal de movilidad, podrá establecer la obligatoriedad de su utilización en su propio término municipal.

Sanciones

Dado que la obligatoriedad de la utilización del distintivo ambiental queda en manos de la Administración municipal, el régimen sancionador estará regulado en las propias ordenanzas municipales. En Madrid, se considerará infracción leve el incumplimiento, cuando el vehículo pueda disponer de distintivo ambiental conforme a la normativa estatal vigente, de la obligación de exhibir el distintivo ambiental emitido por la Dirección General de Tráfico en lugar visible del vehículo o de forma que se impida su identificación por medios humanos o automáticos. Por tanto, la cuantía será de hasta 100 euros. Por otro lado, se plantea una cuestión bastante controvertida, que es la responsabilidad en este tipo de infracciones (no exhibir de forma visible el distintivo ambiental de la DGT). Desde Pyramid Consulting, entendemos que la responsabilidad por no exhibir el distintivo ambiental es del propio conductor y no de su titular. Por tanto, si el vehículo es de alquiler, en el contrato de arrendamiento se debería incluir una cláusula donde se indique expresamente que será el arrendatario quién obtenga dicho distintivo, pues como se ha dicho, no es un requisito a nivel estatal, sino que queda su obligatoriedad circunscrita al ámbito geográfico por donde circule el vehículo.

La entrada en vigor de la obligatoriedad del uso del distintivo ambiental dependerá de cada ordenanza municipal. En Madrid se prevé su entrada en vigor de forma progresiva diferenciándose diversos colectivos:

1. La prohibición general de circulación del artículo 6.1 entrará en vigor el 1 de enero de 2025, por lo que los vehículos que carezcan de distintivo ambiental de la Dirección General de Tráfico podrán circular hasta el 31 de diciembre de 2024 por las vías de titularidad municipal.


2. La prohibición general de estacionamiento de vehículos sin distintivo ambiental en las plazas de las Áreas de Estacionamiento Regulado entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2020, con las siguientes excepciones:

a) Residentes en su respectiva Área de Estacionamiento Regulado, hasta el 31 de diciembre de 2024.

b) Vehículos comerciales e industriales que dispongan de autorización de estacionamiento SER en el momento de entrada en vigor de esta Ordenanza como integrantes de los correspondientes colectivos cualificados, hasta el 31 de diciembre de 2021.

c) Los vehículos auxiliares de apoyo a la operación del servicio de transporte público colectivo urbano general de uso regular, hasta el 31 de diciembre de 2024.

d) Los vehículos de 2 y 3 ruedas, los destinados a transportar personas que acrediten disponer y empleen la autorización especial para PMR, y los destinados a servicios esenciales (incluyendo los vehículos de extinción de incendios, salvamento y protección civil, Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado, Policía Municipal, Agentes de Movilidad, ambulancias y vehículos de asistencia sanitaria), hasta la fecha que en su caso determine la Junta de Gobierno u órgano en que delegue.

3. Los vehículos autotaxi y los vehículos turismo de arrendamiento con conductor que a la entrada en vigor de esta Ordenanza ya estén asignados a esa finalidad y no cumplan los requisitos ambientales contemplados en el artículo 216 (estar clasificados según el distintivo ambiental Cero emisiones o ECO para categoría M1, salvo que se trate de un vehículo acondicionado para que pueda entrar y salir, así como viajar, una persona en su propia silla de ruedas, en cuyo caso deberá estar clasificado al menos según el distintivo ambiental C para categoría M1), podrán seguir circulando de acuerdo con las siguientes disposiciones:

a) Hasta el 31 de diciembre de 2022 se permite la circulación de los vehículos sin clasificación ambiental y a los clasificados según el distintivo ambiental B para categoría M1 de acuerdo con la clasificación del Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico, salvo los vehículos acondicionados para que pueda entrar y salir, así como viajar, una persona en su propia silla de ruedas, que podrán seguir circulando hasta el 31 de diciembre de 2025.

b) Hasta el 31 de diciembre de 2027 se permite la circulación de los vehículos clasificados según el distintivo ambiental C para categoría M1 de acuerdo con la clasificación del Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico.

Por todo ello, y para concluir, me permito una reflexión en voz alta ¿por qué siempre es al administrado al que se le exige deberes sin que la Administración cumpla los suyos? Ahora, que está empezando a «nacer» la era digital en este país, no llego a entender cómo se obliga al ciudadano a obtener un distintivo físico (que además conlleva un cierto coste económico) para facilitar a la Administración la lectura y clasificación de los vehículos cuando, sencillamente, se podría comprobar el distintivo ambiental de cada vehículo en la propia página de la DGT introduciendo la matrícula, y de forma totalmente gratuita. Ello implica no sólo más obligaciones para el ciudadano, sino también asumir un coste económico. ¿Cuándo la Administración asumirá sus obligaciones?

Yolanda Abad Martín

Dpto. Jurídico de Pyramid Consulting