AutorentingAuthor website

Especial Carsharing: Entrevista a Pau Noy, presidente de la Asociación Española de Car-Sharing

Presidente de la Asociación Española de Car-Sharing desde septiembre de 2012, cargo que comparte con su actual trabajo en el Ayuntamiento de Sabadell, Pau Noy es ingeniero Industrial por la Universidad Politécnica de Cataluña.

De 57 años de edad, fue presidente y fundador de la Asociación Promoción del Transporte Público (1993-2007) y aún hoy es su vocal de relaciones internacionales. Movilidad, urbanismo, sostenibilidad… son consustanciales a Pau Noy, que es miembro de la Comisión Ejecutiva de la Federación Iberoamericana de Urbanistas y creador de la Fundación Movilidad Sostenible y Segura, de la que es patrón y coordinador desde 2003. Su intensa actividad no tiene tope y, entre otras cosas, es fundador y presidente de ASIMUS, Asociación Iberoamericana de Movilidad Urbana para la Sostenibilidad; promotor de la primera empresa española de Carsharing, Avancar, de la que fue consejero delegado hasta 2012, y miembro del comité de dirección de la Federación Europea de Pasajeros.

Especial Carsharing: Entrevista a Pau Noy, presidente de la Asociación Española de Car-Sharing

 Sr. Noy, ¿qué es exactamente el carsharing?

El carsharing es un servicio de movilidad sostenible en el que entre 30 y 60 conductores, de media, comparten el uso individual de un vehículo que se integra en una flota. Por ejemplo, en Barcelona, 10.000 clientes comparten una flota de 130 coches que están distribuidos por toda la ciudad. Esta práctica de movilidad tiene unas implicaciones económicas, sociales y ambientales de grandes proporciones.

¿Qué ventajas tiene respecto a un alquiler tradicional?

Los vehículos de carsharing se pueden alquilar por horas, se paga únicamente lo que se consume y son de muy fácil acceso, ya que hay decenas de aparcamientos por toda la ciudad. Además, no hace falta hacer un contrato cada vez que se usa el coche y hay una gran variedad de vehículos disponibles. El cliente tiene una tarjeta con la que puede hacer reservas por Internet y abrir y cerrar de forma instantánea. Es realmente muy práctico. El precio del combustible y todos los seguros están incluidos. En muchas ocasiones, ser miembro de un carsharing da derecho a descuentos en el transporte público.

¿Cómo se alquila un vehículo de carsharing?

Hay que darse de alta como socio y las reservas se hacen por internet o por teléfono. La tarifa es una mix horaria-kilométrica y al final de mes se factura el servicio. El acceso al coche es mediante una tarjeta con chip que se coloca en el parabrisas del automóvil.

¿Cuál es el tipo de cliente?

Hay tres tipos de clientes típicos: conductores esporádicos (que son el grueso de clientes), profesionales liberales y empresas. Las administraciones públicas también son buenos usuarios de carsharing. Si cada día hay que usar el coche, el carsharing no sale a cuenta y es mejor tener coche propio

¿De qué coches disponen? ¿Cuáles son los más solicitados? ¿Y los eléctricos?

Una flota estándar de carsharing dispone de pequeños vehículos utilitarios, coches medianos tipo Mégane,  familiares de 5 + 2 plazas, furgonetas de carga y de 9 pasajeros, en formato motor tradicional de explosión, pero con una presencia cada vez más numerosa de vehículos híbridos y eléctricos. Los más solicitados son los utilitarios y los medianos.
Hay bastantes vehículos eléctricos en el carsharing. El principal problema es su limitada autonomía y el tiempo de recarga, aunque no hay ningún problema en su uso en trayectos cortos. Desde la AEC contemplamos esperanzados su desarrollo.

¿Qué precios tienen? ¿Hay descuentos?

Normalmente, cada hora cuesta entre 3 y 4 euros, con un límite de unas diez diarias (a partir de este valor la tarifa horaria es plana hasta completar el ciclo de 24 horas) y la tarifa kilométrica cuesta entre 0,3 y 0,15 €/km, con una cantidad inicial gratis de km que puede llegar hasta 20 km.

Se dice que el usuario de carsharing gasta al mes 80€ y el propietario de un coche 500 €, ¿qué hay de cierto en ello?

La buena comparación es en cómputo anual. Una persona que haga anualmente unos 5.000 kilómetros, cuando lo hace con un coche propio, que casi siempre tendrá parado, tendrá unos costes de 5.500 euros. Si estos kilómetros los hace con un vehículo de carsharing sus costes serían de 3.500 euros, un 30%  inferiores.

Especial Carsharing: Entrevista a Pau Noy, presidente de la Asociación Española de Car-Sharing

¿Es cierto que un coche de carharing hace el trabajo de 7 coches particulares?

El carsharing sustituye entre 10 y 20 coches particulares, lo que supone un gran ahorro de recursos y de espacio público en las ciudades

¿Dónde se recogen los coches? ¿Y dónde se dejan?

Se recogen y se dejan en el mismo aparcamiento. La filosofía es que un vehículo de carsharing es como un vehículo propio y, cuando éste es el caso, todos los conductores, lo toman y lo dejan en el mismo aparcamiento, normalmente, el de casa o el del trabajo. Cuando hay la necesidad de dejarlo en un punto distinto, el vehículo adecuado para hacerlo es un taxi.

¿Qué papel juega la Administración o el Ayuntamiento?

En Europa, los ayuntamientos apoyan de forma muy importante el carsharing por los beneficios económicos, sociales, ambientales y urbanísticos que aporta. De hecho, en ciudades como Munich, París, Londres o Viena, el carsharing forma parte de forma explícita de la estrategia de movilidad de la ciudad.  

¿Está cambiando la movilidad de los ciudadanos?

Sí, el carsharing está cambiando la forma de enfocar la movilidad de los ciudadanos. Datos: por ejemplo, en Barcelona, el 4% de la población ha usado en algún momento el carsharing. La encuesta que se hizo en Barcelona http://client.avancar.es/newsletter/Impacte_futur_carsharing.pdf  demuestra que los clientes de carsharing sólo usan este vehículo en un 25% de sus desplazamientos. El resto de viajes los hacen, por este orden: en transporte público, a pie, en moto, en bicicleta. Por tanto, el carsharing cambia los patrones de movilidad de los ciudadanos.

¿Qué problemas o dificultades tiene el carsharing, si es que los tiene?

La principal dificultad es su desconocimiento y la poca colaboración de las administraciones en la difusión de este nuevo concepto de movilidad

¿Que trato fiscal se aplica al carsharing?

Por desgracia, ninguno. Desde la Asociación Española de Car-Sharing reclamamos que el uso del carsharing tenga un trato fiscal favorable, por la gran contribución que hace a la sociedad.

Especial Carsharing: Entrevista a Pau Noy, presidente de la Asociación Española de Car-Sharing

Aparte de en Madrid, Barcelona o Sevilla, ¿funciona en otras ciudades?

Además de estas tres, funciona en Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Zaragoza y  Pamplona. Asimismo, este servicio se presta en algunas ciudades de medio tamaño.

¿Es fácil para una empresa de carsharing abrirse paso en la España en crisis?

No es fácil, cuando el carsharing se presta como servicio de empresa hay que hacer una inversión importante con períodos de retorno largos. La inversión en publicidad es esencial.

¿Cuáles son los principales retos y obstáculos?

El reto es doblar la demanda de carsharing cada año, lo cual, en la escala española ya se está haciendo. Acabar 2014 con 35.000 clientes en España sería una excelente noticia. Hay que conseguir que, como se hace en toda Europa, los ayuntamientos españoles apoyen la difusión de este concepto. En la escala española pedimos al gobierno un plan de apoyo al carsharing. En cuanto a obstáculos, el principal es su desconocimiento. 

¿Apoyan los poderes públicos la movilidad sostenible?

El apoyo de los poderes públicos a la movilidad sostenible es el clásico del apoyo al transporte público, desde siempre, y recientemente a la promoción de la bicicleta, con la creación de muchos servicios de bicicleta pública. En cuanto al carsharing, hasta ahora, fuera de alguna iniciativa puntual, el apoyo es inexistente.

¿Qué oportunidades ofrece el sector del carsharing en España?

Un estudio elaborado por la firma británica Frost & Sullivan,
http://www.muypymes.com/2013/10/30/carsharing-15-millones-usuarios-2020, muestra que en 2020 habrá en todo el mundo 15 millones de usuarios de carsharing, siete veces más de los que ahora hay. En los próximos siete años, el carsharing español va a ver cómo se incrementa su número de clientes hasta una cifra de 200.000, por lo que el mercado va a ofrecer muchas oportunidades a los emprendedores.

¿Hay futuro para el carsharing en España?

Como acabo de indicar, hay mucho futuro.

Especial Carsharing: Entrevista a Pau Noy, presidente de la Asociación Española de Car-Sharing

Parece que el número de usuarios de carsharing a finales de 2012 era de 1.700.000 personas en 27 países de todo el mundo. ¿Cuántos corresponderían a España?

Unos 18.000.

¿Se puede comparar el carsharing español con el europeo o el mundial?

No, como en muchos otros capítulos en temas novedosos, el desarrollo del carsharing en España lleva considerable retraso con el de los países anglosajones o germánicos, pero si se compara con otros países mediterráneos, excepto Francia, España estaría en primera o quizás en segunda posición, tras Italia.

La Asociación Española de Car-Sharing lleva ya funcionando algo más de un año. ¿Cómo podría resumirnos este año de actividad, de vida?

Las empresas socias de la AEC  han visto aumentar su  número de clientes de una forma muy importante. Estamos pues satisfechos del 2013.

¿Desea añadir alguna cosa más, sr. Noy?

Agradecer la oportunidad de que nuestra asociación sea más conocida.

Raúl del Hoyo