AutorentingAuthor website

Las ventas caerán el 6% y el mercado se estancará en 2019, según Faconauto

Faconauto apoya la denuncia de Anfac sobre Baleares ante la Comisión Europea

Las previsiones de Faconauto para 2019 apuntan un estancamiento o descenso durante el ejercicio, debido a previsibles cambios normativos o de fiscalidad que afectarán al sector y a la merma en la confianza de los consumidores. En otro orden de cosas, Faconauto ha dado su respaldo a la denuncia de Anfac ante la Comisión Europea sobre la prohibición de circulación de los coches de combustión en Baleares.


La posibilidad de que haya cambios normativos o de fiscalidad que afecten al sector y la merma en la confianza de los consumidores impactarán directamente en el mercado del automóvil, que se estancará o incluso caerá durante el próximo ejercicio. Ante esta coyuntura, el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, augura un 2019 difícil para la automoción en España. De hecho, la patronal de los concesionarios prevé que, este año, las matriculaciones ronden los 1,3 millones de unidades, misma cifra que la del año pasado. Por canales de venta, el de particulares caería el 6%, mientras que el de empresas crecería el 4% y el «rent a car» no variaría. Técnicamente, significan que el mercado entrará en recesión durante este ejercicio y que la caída puede ser más grave en función de la evolución de la economía, el empleo, el consumo o el contexto político. Causas como la futura ley de Cambio Climático y Transición, el incremento de la fiscalidad al diésel o las restricciones al tráfico en algunas ciudades tendrán una incidencia negativa en las ventas a corto plazo. El presidente de la patronal ha recordado, asimismo, que los años electorales, como 2019, suelen retraer también el comportamiento de los compradores, que tienen más dudas a la hora de adquirir un vehículo.

Conseguir un parque automovilístico más limpio es un objetivo que Faconauto comparte con el Gobierno, si bien, como afirma Gerardo Pérez, «la renovación y sus plazos deberían tener en cuenta la realidad del mercado, las necesidades del ciudadano y las alternativas disponibles para aportar certidumbre y confianza». Y critica determinadas medidas tomadas sin el consenso del sector, que «han contribuido a discriminar unas tecnologías frente a otras, sin una planificación previa. Este clima negativo está afectando ya a las ventas. Más que nunca, en este momento, creemos que el rol de los concesionarios es crucial para permitir que la demanda se encuentre con la oferta».


Más inversión y empleo

En este sentido, el presidente de Faconauto advierte del momento de transformación y modernización que está asumiendo el sector de la distribución y reparación de vehículos, que repercutirá sobre la automoción, la economía y la sociedad en general. Modernización que requerirá inversiones superiores a los 2.000 millones de euros por parte de los concesionarios en los próximos dos años, el 8,5% más, y que impactarán en el desarrollo económico local, en la transformación digital, la formación y capacitación y en la descarbonización de la movilidad. Estas inversiones que podrían generar unos 21.000 puestos de trabajo durante dicho periodo, pero para abordarlas y alcanzar las metas requieren un marco de seguridad jurídica. Al respecto, la patronal ha indicado que ya hay marcas que han iniciado de nuevo el proceso para cambiar los contratos que, entre los puntos que más preocupan a los concesionarios, incluyen la reserva de la venta online con los clientes. Así lo ve el presidente cuando señala que es «imprescindible dotar al sector de un marco legal que vele por su sostenibilidad y seguridad jurídica. Además, estamos seguros de que las propias marcas serían las primeras beneficiadas de que sus concesionarios, que son sus principales clientes, tengan esa seguridad jurídica».

Respaldo a Anfac

Por otra parte, Faconauto está totalmente de acuerdo y respalda la denuncia que Anfac ha interpuesto ante la Comisión Europea y ante el Consejo para la Unidad de Mercado del proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética del Gobierno de las Islas Baleares sobre la prohibición de circular coches de combustión en su territorio, según la cual, los automóviles diésel no podrán circular por las islas a partir de 2025 y el resto de los vehículos de combustión, a partir de 2035. La patronal de los concesionarios señala que, de aprobarse esta norma, pondrá en serio peligro el sector de la distribución y reparación de vehículos en las islas -que da empleo directo a 5.000 personas e indirecto a otras 20.000 -, ya que los clientes dejarán de adquirir modelos de combustión, que actualmente son el 99% de las matriculaciones.


Asimismo, considera que dicha norma es irresponsable en los plazos, no responde a las necesidades de los conductores ni a esta realidad de mercado, en la que los nuevos vehículos diésel y de gasolina seguirán siendo en los próximos años una opción muy válida en múltiples situaciones, por su consumo eficiente y porque los fabricantes están tomando acciones concluyentes para reducir al mínimo su impacto sobre el medio ambiente.

Desde el punto de vista legal, el proyecto de ley balear invadiría competencias estatales y de la UE, en concreto, la normativa de homologación de vehículos de la UE, que establece que, una vez homologado un producto, ni siquiera los Estados miembros pueden prohibir, restringir o impedir la colocación en el mercado o puesta en servicio del mismo, lo que iría también contra la unidad de mercado.

Desde el punto de vista de Faconauto, resulta más eficaz propiciar la retirada de la circulación de los vehículos con más de diez años, más contaminantes e inseguros, para asegurar a corto y medio plazo la movilidad sostenible. La edad media del parque automovilístico balear se sitúa en 12,7 años, por encima de la media nacional, que es de 12,1. Asimismo, la patronal de la distribución considera imposible la implantación masiva de vehículos eléctricos si desde el Gobierno autonómico no se incentiva su adquisición y se facilita la implantación de puntos de recarga.

Juan Luis Franco