AutorentingAuthor website

El futuro está en juego

Agenda Sectorial de la Industria de Automoción

El pasado 21 de julio se dio a conocer la Agenda Sectorial de la Industria de Automoción, un documento fruto de la colaboración pública-privada cuyo objetivo es la mejora de nuestra competitividad como país.

El trabajo ha sido elaborado por Anfac, Sernauto y KPMG con la colaboración del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, siendo la primera vez que se realiza un trabajo de este tipo, con una visión conjunta integral de la industria de automoción española.


Para Luis de Guindos, ministro de Economía, Industria y Competitividad, «el futuro de nuestra economía y el de la industria española de automoción seguirán íntimamente ligados en los próximos años, del mismo modo que lo han estado en las últimas décadas de nuestra reciente historia».

Mayor competitividad y empleo

La citada Agenda Sectorial propone 20 medidas para 2020, dirigidas a encauzar la industria del futuro a través del incremento de la competitividad. Dichas medidas están contempladas dentro de siete líneas de acción prioritarias para esta industria, como son productividad y flexibilidad, logística, fiscalidad y financiación, I+D+i, capital humano, internacionalización y regulación.

La consecuencia de la puesta en marcha de estas medidas tendría un impacto real y cuantificable sobre la economía española, estimándose que la actividad a pleno rendimiento de las plantas españolas de vehículos y componentes de automoción provocaría un efecto impulsor y de arrastre de todo el tejido económico, pudiendo obtener más del 1% de crecimiento del PIB y crear 80.000 empleos directos e indirectos.


María Helena Antolín, presidenta de Sernauto, señaló que «gracias al trabajo realizado en el sector en los últimos años, nos hemos convertido en un referente mundial en la industria de automoción».

Reacciones favorables

Como puso de manifiesto el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, «el futuro de nuestra economía y el de la industria española de automoción seguirán íntimamente ligados en los próximos años, del mismo modo que lo han estado en las últimas décadas de nuestra reciente historia. Así, el éxito de una no podrá darse sin el éxito de la otra». «Está en proceso, continuó el ministro, la elaboración de un Marco Estratégico de la Industria que incluye 18 agencias sectoriales. La primera de ellas es la de Automoción, no por casualidad, sino por ser un sector estratégico».


Hilario Albarracín, presidente de KPMG en España, comentó que «la automoción es una industria estratégica clave para el presente y el futuro de la economía española».

Begoña Cristeto, secretaria general de Industria y de la Pyme del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, remarcó que «esta Agenda es un plan flexible, pero que marca una pauta común, un documento que toca temas específicos pero que impulsa la coordinación, una hoja de ruta válida para el presente inmediato, pero con vocación de futuro. Se trata, finalmente, de saber a dónde queremos llegar y cómo vamos a afrontar retos como la movilidad sostenible, la digitalización y la conectividad». El objetivo de la Agenda que hoy presentamos, continuó diciendo, «es ofrecer propuestas específicas para mejorar los instrumentos que componen la política industrial. Aumentar en valor y en capacidad, crear empleo, reactivar el mercado, innovar para diferenciarse y exportar para continuar creciendo son algunos de los objetivos que se especifican en esta Agenda. Buscamos un impacto real y cuantificable en la industria española».

Hilario Albarracín, presidente de KPMG en España, comentó que «como refleja este informe, la automoción es una industria estratégica clave para el presente y el futuro de la economía española. La competitividad futura se basa en el equilibrio entre la proximidad local y la capacidad global, la diferenciación tecnológica y la innovación. La carrera de la industria de automoción hacia la movilidad sostenible, eficiente y segura es ya una realidad. De ahí que, como se pone de manifiesto en esta Agenda Sectorial, debamos seguir impulsando nuestra industria para seguir siendo líderes mundiales».


Begoña Cristeto, secretaria general de Industria y de la Pyme del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, aseguró que la Agenda es una hoja de ruta válida para el presente inmediato, pero con vocación de futuro».

Para María Helena Antolín, presidenta de Sernauto, «gracias al trabajo realizado en el sector en los últimos años, nos hemos convertido en un referente mundial en la industria de automoción. Somos un sector altamente competitivo, motor de la economía en España». Antolín resaltó que «los constructores de vehículos cuentan en España con una magnífica cadena de proveedores y con empresas líderes presentes en todo el mundo. Nuestro compromiso con la calidad, la excelencia, la diferenciación tecnológica y nuestro ADN exportador, son algunas de las palancas que han contribuido a éste éxito».


Antonio Cobo, presidente de Anfac, espera que la Agenda Sectorial ayude a que «nuestra industria siga creciendo vigorosamente como hasta ahora y continúe siendo un motor de otras industrias».

Finalizó la presentación con la intervención de Antonio Cobo, presidente de Anfac, quien expresó su deseo de que «esta Agenda Sectorial de la Automoción ayude a que nuestra industria siga creciendo vigorosamente como hasta ahora y continúe siendo un motor de otras industrias, para así poder tener un mercado laboral más dinámico y una industria más competitiva que genere mayor riqueza para nuestro país». Cobo recalcó que «en Anfac hemos trabajado de la mano de nuestros agentes sociales, de nuestra base de proveedores y con el Gobierno para llegar hasta donde estamos y, ahora, de nuevo, con esta Agenda Sectorial de la Automoción se proponen medidas para hacer de España un lugar atractivo a la inversión y producción de vehículos».

Raúl del Hoyo


La industria española de automoción, en cifras

La asignación de nuevos modelos junto con la recuperación del mercado ha provocado un impulso de la facturación de fabricantes de vehículos, estimada en 53.700 millones de euros en 2016. Asimismo, el dinamismo competitivo de las empresas del sector español de fabricantes de componentes ha hecho que la facturación del sector se sitúe en 2016 en la cifra récord de los 34.000 millones de euros.

La automoción ha vivido una de las mejores recuperaciones en el empleo de toda la industria española, haciendo posible la creación de 38.000 puestos directos de trabajo durante la crisis por parte de fabricantes de vehículos y de componentes, fruto de mantener la flexibilidad y productividad sin mermar el coste laboral.

La industria de automoción es uno de los principales motores de la actividad de I+D+i en Europa, siendo uno de los sectores que más invierte en España. Concretamente, en 2016, el sector de equipos y componentes para automoción invirtió en estas áreas el 4% de su facturación, que supone el triple que la media industrial.

En 2016 se produjeron en España más de 2,8 millones de vehículos con un crecimiento del 5,6%, prácticamente el doble que la media europea (del 3%).

No hay que olvidar que el sector de automoción es el que más contribuye a la balanza comercial de España, con más de 2,4 millones de vehículos exportados, donde los países terceros representan el 20%. Por su parte, en torno al 60% de la facturación del sector de fabricantes de componentes proviene de exportaciones a más de 170 países.