José Luis PaderAuthor website

Nuevo Ssangyong Korando, lo mejor de la marca

La cuarta generación del Korando es, sin lugar a dudas, el modelo que ha de servir de referencia en calidad de fabricación a los venideros modelos de la marca coreana, que una vez más a puesta por a relación valor/precio como argumento de compra

La cuarta generación del Ssangyong Korando ya está en los concesionarios españoles. Tras 36 años de vida comercial de esta denominación, la marca coreana puede presumir de hacer el mejor SUV de su historia y lleva desde 1954 fabricando exclusivamente todo terreno y todocamino. Participada por el gigante industrial indio Mahindra, no es una marca grande; produce aproximadamente 150.000 unidades/año, de las cuales algo menos de un tercio vende fuera de Corea, el mercado doméstico. En España Sssangyong cumple 25 años y más de 81.000 unidades vendidas. Su reto ahora es codearse con las firmas generalistas europeas con esta nueva generación del Korando, cuya principal apuesta es la relación equipamiento/precio.

LO TIENE TODO

El nuevo Korando está a la venta con cuatro acabados para las versiones gasolina, Line, Urban, Premium y Limited y tres en las versiones diésel, en las que no hay el básico Line. Ya la  versión Line, que cuesta solo 17.750 euros, tiene todos los sistemas de seguridad preventiva bajo la denominación SASS de la marca: seis airbags, control de crucero, presión de neumáticos monitorizada, retrovisores eléctricos, calefactables y plegables eléctricamente, el volante multifunción de cuero, climatizador manual, los sensores de luces y lluvia, y las luces diurnas, de posición, de frenado e iluminación interior de leds. El nivel Urban añade el equipo de audio con pantalla de ocho pulgadas, cámara de retrovisión y conectividad Android Auto Apple Car Play, climatizador bizona con ionizador de aire, maletero con doble piso, antinieblas delanteros led, los cristales traseros sobretintados y raíles en el techo. El acabado Premium añade el cuadro de instrumentos digital de 10,25 pulgadas, las llantas de 18 pulgadas bitocolor, los asientos de tela y simil cuero,  espejo y el grado Limite, además, faros de leds delanteros para todas las funciones, tapicería de piel, techo solar, acceso y arranque sin llave, sensores de aparcamiento delantero y trasero y el freno de estacionamiento eléctrico.  

Los sistemas de seguridad SASS incluyen la frenada de emergencia automática, asociada a una cámara y a un radar, alerta de salida del carril, asistente de mantenimiento en el carril, alerta de distancia de seguridad, alerta de avance del vehículo precedente, aviso de fatiga del conductor, reconocimiento de señales de tráfico y luces automáticas cortas-largas, lo que no está nada mal ya para la dotación de la versión de acceso a la gama.

Pero no es en esto en lo que Ssangyong ha dado en la diana. Otro de sus puntos fuertes es el confort de marcha. La nueva plataforma, que comparte con el Tivoli, un 75% más rígida que la del modelo precedente, el uso de soportes hidráulicos para los anclajes del motor, la mayor cantidad de materiales fonoabsorbentes, una amortiguación muy bien equilibrada, etc. hacen que no echemos de menos la calidad de rodadura de un SUV alemán equivalente. Incluso resulta diferenciar si es un diésel o gasolina el motor que lo mueve, como nos ocurrió durante la presentación, de no ser por los dígitos del cuentavueltas.

 Y ya que hablamos de motores, solo dos, pero no hacen falta más: un gasolina de 1,5 litros y 163 caballos, para los que se han hecho adeptos a este combustible por culpa del Gobierno, y un brillante turbodiésel de 136. Lo cierto es que por prestaciones puras, el gasolina, y economía de consumos, el diésel me sigue pareciendo el más interesante.  Una curiosidad del motor de gasóleo: el par máximo es de 300 newtonmetro en el caso de contar con transmisión manual de seis marchas y de 320 con cambio automático, también de seis velocidades y con levas en el volante, suministrada por el especialista japonés AISIN. La tracción total, con diferencial central Haldex queda reservada a los acabados Limited para ambas mecánicas con cambio automático.

Pero como decía al principio, la mejor baza de Ssangyong para este modelo es la relación valor precio. Que la horquilla de precios de mueva entre los 17.750 -185€/mes) y los 30.750 euros hace que el modelo de gasolina de acceso a la gama lo convierte el más asequible de su categoría y precio. No olvidemos que se mueve en la órbita de los Nissan Qashqai, Seat Ateca, Renaut Kadjar, Hyundai Tucson, Kia Sportage, etc. pues mide 4,450 metros de largo (+40 mm que su antecesor), 1,870 de ancho (+40), 1629 mm de alto (-46) y su batalla es de 2.675 mm (+25), lo que repercute directamente en su habitabilidad, que es de las mejores de su clase para las plazas traseras. La capacidad máxima del maletero  va de los 423 litros a los 1.312 abatiendo  las plazas posteriores.

Sin lugar a dudas, si no se es un «marquista» patológico, el Korando es una interesantísima opción para quienes buscan un SUV rentable en todos los sentidos.