AutorentingAuthor website

Libro blanco del usado

Realizado por Ganvam

El mercado de ocasión ha comenzado a reducir su ritmo de crecimiento y, para que vuelva a su cauce normal, habría que poner en marcha un programa de incentivo al achatarramiento que, además de respetar la neutralidad tecnológica, incluya el usado joven

Prueba de ello es que un 25% de los potenciales compradores de vehículos de segunda mano efectuaría la compra de existir un plan de estímulo con estas condiciones, según se desprende de las conclusiones de la última edición del Libro Blanco de Ganvam


Este informe que refleja perfectamente la percepción del usuario del mercado de ocasión a través de la opinión de más de 700 compradores y potenciales compradores, pone de manifiesto la necesidad de poner en marcha medidas estructurales, no vinculadas a los Presupuestos, que insuflen confianza en los compradores o de lo contrario, las ventas continuarán en caída libre.

Raúl Palacios, presidente de Ganvam, apuesta firme por esta tendencia y asegura que: «la puesta en marcha de medidas para dinamizar la demanda de VO tendrá también un impacto positivo en la renovación del parque, ya que al incentivar el achatarramiento, se retirarán de la circulación los coches más antiguos y contaminantes, contribuyendo a su vez a que también las familias con menor renta disponible tengan acceso a vehículos eficientes con independencia del motor que los propulse».

Coche en propiedad sí; coche compartido, no

Otra de las conclusiones del Libro Blanco es que los españoles no conciben la movilidad sin coche en propiedad, pero no como un sustituto. Tanto es así que el 71%, dos puntos más que en la edición anterior, no está dispuesto al uso del carsharing como alternativa a la compra.


Otro tema que ha adquirido importancia a la hora de comprar un usado es el kilometraje, tercer factor más determinante, por detrás del equipamiento de seguridad y el precio. Prueba de ello es que el 41,9% salió del establecimiento con un certificado oficial bajo el brazo, que aseguraba que la cifra marcada en el cuentakilómetros era la real.

No hay que olvidar tampoco que el mercado de VO es un feudo entre particulares ya que más de seis de cada diez operaciones con vehículos usados se realizan de particular a particular


Internet para buscar coche sí, para pagar no

La vía más común para llegar a la oferta es recurrir a un desconocido a través de internet, habiéndose convertido en la vía de contacto más importante en este momento, habiendo desplazado por completo a los tradicionales anuncios de prensa. De hecho, el 91,3% reconoce abiertamente su desconfianza a realizar la compra y, sobre todo, el pago del vehículo a través de internet.

Raúl del Hoyo