José Luis PaderAuthor website

Kia renueva las versiones híbridas del Niro

Tras un trienio en el mercado, el Kia Niro, en sus versiones híbrida e híbrida enchufable, se ha actualizado; se mantiene inalterada la versión 100% eléctrica, a la que se asemejan ahora las variantes que conservan un motor de combustión bajo su capó.

El nuevo Niro sigue siendo claramente reconocible por calandra “tiger-nose”, ya caracierística de todo  el catálogo de modelos de Kia, pero son nuevos los paragolpes delantero, que ahora integran las luces diurnas de leds en forma de doble flecha y los antiniebla opcionales con idéntica tecnología, y trasero, de rasgos más contundentes. Asimismo, son de nueva factura los grupos ópticos, con el grafismo denominado por la marca “diseño de cubito de hielo. Opcionalmente, se puede optar por los faros delanteros de leds para todas las funciones.

Desde el punto de vista estético se estrena el color “Horizon blue” y hay dos tipos de llantas de aleación, de 16 o 18 pulgadas. Para la variante híbrida enchufable, solo la medida más pequeña y con un diseño exclusivo.

Kia se ha propuesto ofrecer una impresión de calidad percibida para los nuevos Niro similar a la de la flamante gama XCeed. A tal efecto,  la parte alta del salpicadero es de un plástico mullido de más calidad al tacto y en el área frontal encontramos remates en “negro piano” y símil aluminio cepillado. El renovado Niro tiene tapicería en tela en el acabado Concept y las versiones Drive y Emotion incorporan tapicería mixta (tejido+ símil cuero). Para el acabado Emotion es opcional la tapicería en piel.

Entre las fundamentales mejoras está la conectividad, la digitalización, ahora tan de en auge gracias a las propias marcas de coches. La versión básica, Concept, cuenta con tablero de instrumentos con dos esferas analógicas que flanquean una pequeña pantalla de TFT de 4,2 pulgadas y, para el sistema multimedia, una pantalla táctil de 8 pulgadas que antes era el “tope de gama”. Ahora los niveles Drive y Emotion disponen del tablero digital Supervision, una pantalla de TFT de siete pulgadas y una pantalla de alta resolución de 10,2” para el sistema multimedia que hereda del XCeed. La pantalla táctil de 10,25 pulgadas tiene una conexión múltiple mediante Bluetooth, lo que permite que estén conectados a la vez dos dispositivos móviles, también con Apple CarPlay y Android Auto. Con la función de pantalla dividida, los usuarios pueden ver, al mismo tiempo, diferentes datos del vehículo y una serie de diferentes “widgets”. De esta forma, el conductor puede ver la pantalla completa (por ejemplo, para la navegación o la información de la propulsión) o bien combinar varios elementos en la pantalla: el conductor puede seguir las indicaciones del navegador o controlar el flujo de energía en el sistema de propulsión, a la vez que los pasajeros eligen su música o consultan previsiones meteorológicas.

Kia incorpora, tras hacerlo en el XCeed, el sistema UVO Connect. Accesible mediante la pantalla táctil de 10,25 pulgadas , o mediante el teléfono del usuario, esta funcionalidad actúa mediantre el sistema “Kia Live” que utiliza su propia tarjeta SIM para recabar y actualizar información en tiempo real: información de tráfico actualizada, previsiones meteorológicas, puntos de interés y precios del combustible, así como datos sobre posibles lugares de estacionamiento, en la calle o en aparcamientos, el precio, ubicación y la disponibilidad. La versión Híbrida enchufable del Niro también proporciona información sobre estaciones de carga: situación, disponibilidad y compatibilidad de la conexión.  Otra ventaja de UVO Connect es la aplicación UVO App, diseñada para ser compatible con “smartphones” Android y Apple, que ofrece a los usuarios la posibilidad de disponer de una gama funciones que proporcionan datos de diagnóstico sobre el coche y los recorridos que realice. Permite activar de forma remota funciones y dispositivos.

Kia equipa las renovadas versiones híbridas e híbridas enchufables del Niro con un nuevo freno de estacionamiento eléctrico y con unos discos traseros mayores, para mejorar la respuesta del equipo de frenos en todas las condiciones.

Con esta actualización del Niro se introducen en la gama sistemas de ayuda a la conducción que ya están en la gama Ceed. De modo opcional, con control de crucero adaptativo con detención y arranque automáticos, asistente para conducción en atascos entre 0 y 180 km/h, actuando sobre dirección, freno y acelerador, una tecnología de conducción autónoma de nivel 2, y, en función del grado de equipamiento, asistente para evitar choque por alcance, asistencia para mantenimiento en el carril, detector de fatiga, cambio automático de luces cortas-largas, detección de vehículos en ángulo muerto, alerta de tráfico cruzado y reconocimiento de señales de limitación de velocidad.

Lo que no cambia es  el sistema de propulsión, porque no hacía falta El Niro híbrido está propulsado por un eficiente motor GDi de 1,6 l, el motor eléctrico de 105 CV y un electromotor de 43,5 kWh para el híbrido y de 60,5 para el híbrido enchufable. La potencia combinada para ambos es la misma: 140 caballos. El segundo puede recorrer hasta 65 kilómetros con una carga completa de batería en uso urbano, 45 en ciclo combinado WLTP. El consumo del Niro híbrido es 4,8 l/100 km y del híbrido enchufable, de  1,4 l/100 kilómetros, si bien esta cifra es solo una utopia en uso real.