VOLVO TRUCKS GROUPE CAT QUINCIEUX
José Luis PaderAuthor website

GANVAM entra en campaña electoral

Ante las próximas elecciones del 10 de noviembre la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM) pide sensibilidad a los partidos políticos que concurren. Reclaman la creación de un Secretaría de Estado de Automoción para vertebrar la toma de decisiones técnicas para un sector que agrupa a 56.000 empresas y más de 400.000 empleos.

La patronal ha presentado un programa electoral de máximos que articula las medidas necesarias para revitalizar un sector dañado por la inestabilidad política y los mensajes que desde la Administración se han lanzado contra los vehículos de motores térmicos convencionales. Con una previsión de cierre del ejercicio con una caída del 5% de las ventas, GANVAM alerta de la caída de la rentabilidad de la redes, que se situó en el primer semestre en solo el 1,05%.

La digitalización de la distribución hace que la patronal exija un escenario jurídico seguro en la relación entre fabricantes y distribuidores, a la vista de que las iniciativas planteadas en la Mesa de diálogo y acuerdo estratégico de  automoción no prosperaron. Esa Secretaría de Estado debería regular los planes de negocio, el logro de objetivos, el retorno de la inversión, etc.

Por otro lado, el programa electoral de GANVAM  exige que se apoye la innovación tecnológica más allá de la fabricación de vehículos, teniendo, por ejemplo, en cuenta las reparaciones en remoto. Apuesta por que la Admiistración active una solución para autoexaminarse similar a la desarrollada para la industria, replicando el Programa HADA, adaptándolo a la venta y reparación de vehículos.

También aboga por un nuevo diseño educativo en la Formación Profesional que priorice la colaboración en el ámbito educativo, empresarial e institucional que generen profesionales cualificados en el nuevo contexto digital. Otra de las iniciativas es  garantizar la trazabilidad de los vehículos de ocasión a lo largo de su historia para asegurar la protección al cliente del usado con un sello de Calidad GANVAM que incorpore, más allá de la ITV, un historial de mantenimiento, seguros, siniestros, etc.

En relación con el vehículo eléctrico, la patronal defiende el impulso de las infraestructuras de recarga, pasando de los 5.000 actuales a los 100.00 necesarios para un parque de cinco millones en 2030, como se pretende para entonces desde el Gobierno. Además, aboga por medidas de deducción fiscal para la movilidad “cero emisiones”, como la reducción en al menos un 50% del rendimiento en especie de los coches corporativos eléctricos o que aquellos modelos cuyo precio antes de IVA supere el techo establecido para las ayudas puedan computar con el máximo coste establecido.

GANVAM también recoge en su programa electoral medidas históricamente pendientes, como una reforma fiscal que promueva la renovación del parque automovilístico, la reorientación fiscal hacia el uso, el incentivo a la compra de vehículos cero y bajas emisiones bajo el principio de neutralidad tecnológica. En este sentido, se deben incluir coches nuevos y seminuevos, técnicamente igual de avanzados, pero a los que pueden acceder las rentas menos favorecidas.

No se olvida el ámbito de las dos ruedas como pieza clave de la movilidad urbana ni a los grandes olvidados del sector, las furgonetas y los camiones estratégicos en sectores como la construcción, transporte por carretera, logística y autónomos. También figuran entre los puntos a corregir la puesta en marcha de un programa de peritación de siniestros para que se equilibren las relaciones taller-aseguradoras  la aplicación de un IVA reducido en las operaciones o reparaciones relativas a seguridad activa y pasiva de los vehículos para incrementar el volumen de reparaciones, de tal modo que se reactive la posventa.