VOLVO TRUCKS GROUPE CAT QUINCIEUX
José Luis PaderAuthor website

El Mazda CX-30 llega a España

Mazda está en un periodo de hiperactividad. Tras el reciente lanzamiento de la nueva gama Mazda3 con carrocerías de 4 y 5 puertas, llega ahora el CX-30, un SUV que comparte plataforma con ellos, pero que por tamaño se sitúa entre sus hermanos de gama campera, los CX-3 y CX-5. En otros mercados está por encima de ambos el CX-9, con siete plazas.

EL CX-30 tiene una longitud de casi 4,4 metros, 1,79 de anchura y 1,54 de altura. Su maletero tiene una capacidad de 430 litros, que no es de las mejores, pero el menos con un maletero de formas muy regulares. El CX-30 se mueve en la categoría más poblada del mercado español: Jeep Compass, Honda CR-V, KIA Sportage, Hyundai Tucson, Seat Ateca, Skoda Karoq, Renaut Kadjar, Volkswagen T-Roc, Volvo XC40… Frente a ellos puede presumir de un diseño realmente original y diferenciador, pero sobre todo de un interior que, similar al del nuevo Mazda3, se caracteriza por una calidad de materiales y ergonomía que son de lo mejor de su segmento. Como todos sus contendientes, ofrece espacio más que suficiente para cuatro adultos. NO es apto para cinco.

Desde el punto de vista dinámico, la marca japonesa ha apostado por seguir el patrón del Mazda3: unas suspensiones que, sin ser de tarado deportivo, sí sujetan muy bien la carrocería en curva y en cambios bruscos de trayectoria. Su precisión, desde el punto de vista de las sensaciones al volante, es de lo mejor que tiene este nuevo SUV. Y todo ello sin sacrificar un ápice del confort de marcha para los acompañantes. En materia de ayudas a la conducción puede tener control de crucero adaptativo, asistente de conducción semiautónoma en retenciones, detector de vehículos en ángulo muerto, frenada de emergencia en tráfico urbano con detección de peatones y ciclistas, visión cenital en maniobras de aparcamiento, etc.

Va a estar disponible con tracción delantera o cuatro ruedas motrices i-ACTIV AWD, que se complementa  con el control electrónico de par (GVC) que controla la distribución de fuerza entre las ruedas delanteras y traseras. De serie es la caja manual de seis relaciones; opcional la automática de convertidor de seis relaciones. En cuanto a los motores, como el Mazda3, va a llegar con el motor Skyactiv-D de 116 caballos y el interesante Skyactiv-G de 122 este motor tiene un sistema de desconexión de dos cilindros en condiciones de bajo requerimiento de potencia y un sistema de hibridación ligera, denominado “M Hybrid” que se basa en un electromotor que actúa como alternador/motor de arranque y que además asiste al motor de combustión en aceleraciones. Gracias a ello tiene la etiqueta ECO de la DGT. Más adelante se sumará el interesantísimo Skyactiv-X, un motor de gasolina de 180 caballos, que tiene un doble sistema de ignición de la gasolina, por chispa o compresión, como los motores diésel, en función de las condiciones de utilización. Su punto fuerte la eficiencia y bajas emisiones.

Como sus hermanos de gama, el infoentretenimiento se basa en una pantalla (no táctil) de 8,8 pulgadas compatible con móviles Android e iOS y sus funcionalidades se activan por órdenes vocales o mediante teclas y un mando rotatorio en la base de la consola. Por lo demás, el equipamiento puede ser completísimo, con personalizaciones de tapicería, paneles de puertas y elementos del  salpicadero, tapicería de piel, asientos delanteros eléctricos y calefactados, portón motorizado, etc. Es España los precios van de los 22.575 a los 40.675 euros.