Peugeot abre las puertas al bikesharing de cero emisiones

Con el scooter eléctrico más completo del mercado, el Peugeot 2.0

Peugeot Scooters pondrá a la venta este verano en Europa su nuevo scooter eléctrico, el Peugeot 2.0, desarrollado y ensamblado en Freemont (California) por la empresa norteamericana GenZe. Con todo de serie, el 2.0 ofrece una magnífica oportunidad de negocio para aquellos que quieran montar un bikesharing eléctrico (scooter compartidos), si bien también está disponible para particulares.


Peugeot Scooters, propiedad de PSA (49%) y el Grupo indio Mahindra (51%), en colaboración con GenZe, empresa radicada en pleno Silicon Valley (junto a Google, Apple y Tesla), iniciará este verano en Europa la comercialización del scooter eléctrico Peugeot 2.0, modelo de dos ruedas que retoma la tradición y el saber hacer de la firma del león, constructora de la primera moto en 1898 y del primer scooter eléctrico, el Scoot’elec en 1996, amén de fabricar el primer scooter con carrocería plástica, en 1982, y aplicar los frenos ABS en los scooter de 125 con el Elystar, en 2001.

El 2.0, con motor eléctrico de 3,5 kW ubicado en la rueda trasera de 12″, se distingue por sus soluciones inteligentes, como la batería extraíble recargable en enchufe doméstico. Equipado también con una toma 12 voltios, rellena el 80% de la batería en dos horas y media y dispone de una autonomía homologada de 50 km. Otra importante característica del acumulador, explicó durante la presentación Jacques Bonneville, vicepresidente EV Business de Peugeot, es su refrigeración líquida sin líquido, que es la más evolucionada del mercado. Para ello, se vale de un sistema de celdas que combinan grafito y cera. Me explico: cada celda de grafito está recubierta en su interior por cera que, con el calor, se vuelve líquida y se expande para evacuarlo. Una vez la temperatura vuelve a la normalidad, la cera se solidifica.


Con una velocidad máxima limitada a 45 km/h, el Peugeot 2.0 está fabricado con una cuidadosa selección de materiales resistentes (para maximizar su rendimiento) a la vez que ligeros (para brindar la máxima maniobrabilidad a su piloto, a lo que también contribuye la rueda delantera de 16″). La suspensión, de doble amortiguador, permite transportar cargas pesadas evitando cualquier tipo de torsión. Y ya que hablamos de cargas, dispone de un top case de gran capacidad integrado con el chasis (60 litros o 75 litros, en caso de montar la tapa) y se puede equipar, si es necesario, con una caja para reparto de comida. Para un menor consumo de energía y un buen nivel de iluminación, incorpora de origen iluminación Full Led. Otro revolucionario sistema que incrementa el placer de manejo es el sillín, homologado por la marca y que puede subirse para conducir en posición de pie, para mayor ergonomía y agilidad a la hora de subir y bajar del vehículo. Y como ventaja adicional, su coste de mantenimiento es cercano a cero. Su precio de partida, sin impuestos, será de 4.100 euros.

Diseñada también para uso particular, el Peugeot 2.0, sin embargo, se caracteriza sobre todo por ser una solución de movilidad desarrollada para los profesionales y para las empresas de bikesharing más exigentes, gracias a Digital Platform, novedoso ecosistema digital jamás visto en un vehículo de dos ruedas.

Sistema de conectividad

El mayor avance tecnológico que ofrece Peugeot 2.0 es, precisamente, su sistema de conectividad Digital Platform, aplicación 100% integrada para smartphone y PC y que se conecta a un servidor en la nube para actualizar cada 30 segundos la información en tiempo real del vehículo. Esta herramienta, disponible de serie, facilita la gestión de flota tanto a profesionales como a empresas de bikesharing, gracias a funciones nunca vistas en un scooter, como geolocalización en tiempo real, apagado y bloqueo a distancia en caso de robo, información de mantenimiento y de estado de las baterías, gestión de multi-usuarios… Además de la aplicación, el conductor también dispone de toda la información que necesita a través del panel de instrumentos digital TFT a color y táctil de 7″, que ofrece en tiempo real información de consumo, eco-puntuación (indica el consumo de kWh por km) y diagnosis del vehículo (también puede consultarse en el teléfono inteligente). Esta pantalla, que es el interfaz de arranque del scooter, permite con sólo teclear el código de encendido en el TFT o en el smartphone (para las versiones LCD) arrancar sin llave.


Por otro lado, al igual que los coches, el Peugeot 2.0 dispone de cuatro modos de conducción, Sport (para potencia y par máximos y mayor rendimiento), Eco (para ahorrar energía en caso de trayecto largo o asegurar el regreso hacia un punto de recarga con total seguridad), Fácil (para principiantes con una potencia y un par limitados que permiten una familiarización progresiva) y Personalizada (permite configurar potencia, par y frenada regenerativa).

En cuanto a la garantía, Peugeot ofrece dos años y estima una duración media para la batería de 5 años o 50.000 km. Por cierto, el precio de una adicional o de reemplazo estará entre 1.800 y 2.000 euros.


Francisco Domínguez, director de Peugeot Motocycles, habló durante la presentación del Peugeot 2.0 del exigente entorno en materia de emisiones de las cuatro economías más potentes del mundo (Estados Unidos, Europa, China y Japón) y de sus rigurosos objetivos medioambientales, por lo que vaticinó que la electricidad será la energía sustitutiva de la combustión. Asimismo, señaló que la respuesta de Peugeot Motocycles es el Peugeot 2.0, un vehículo eléctrico y conectado, que cuenta con 80 puntos de red directa y casi 300 puntos de servicio en España. Con unas previsiones de venta de 1.000 unidades en Europa, la marca francesa se plantea complementar su negocio de vehículo eléctrico compartido emov con el bikesharing centrado en su scooter eléctrico, el cual es sólo la base de lo que está por llegar.

Juan Luis Franco