Volkswagen Arteon R-Line 2.0 TSI 280 CV DSG 7 velocidades 4Motion

Gran dinámica, gran amplitud, gran diseño… ¡¡Gran Turismo!!

Cuando un modelo reúne la dinámica de un deportivo, el confort de una berlina, la amplitud de un todocamino, la modularidad de un monovolumen y el diseño de un atractivo prototipo, qué duda cabe de su condición de Gran Turismo. El Arteon conjuga todas estas cualidades con un poderoso motor de 280 CV, un sensacional cambio DSG de 7 relaciones y la tracción a las cuatro ruedas 4Motion. ¿Es o no es un GT con mayúsculas?

Quizá deberíamos buscar otra denominación a vehículos como el Arteon, uno que fuese más allá del Gran Turismo, algo como el Turismo Completo. Porque esa es la característica más notable del Arteon, la conciliación total del mundo del automóvil. Así, combina, bajo un atractivo aspecto deportivo, el confort de marcha y el completo equipamiento de una berlina prémium, la amplitud de un todocamino, con 5 generosas plazas; la versatilidad de un monovolumen, con múltiples huecos portaobjetos y un maletero de 563 litros, ampliable a 1.557 con un piso prácticamente plano, y el comportamiento dinámico de un deportivo, siempre bajo sus singulares características de tamaño, 4.862 mm de longitud, y peso, 1.716 kilos.


Estéticamente, el Arteon presenta el nuevo rostro de la marca alemana, caracterizado por un amplio capó que se extiende sobre las aletas y una parrilla que ocupa todo el frontal e integra los ledes de faros, luces diurnas e intermitentes, los cuales se funden con la barra transversal cromada de la parrilla y el capó. A ello se une un trabajado parachoques, con tomas de aire a los extremos y una inferior, que afinan su diseño deportivo. La silueta juega con una línea de techo descendente, una amplia distancia entre ejes, unos voluminosos y bien marcados pasos de rueda, unas llantas de aleación de 20″ que le sientan de maravilla y un corto voladizo delantero (el trasero es más amplio), que en conjunto ofrece una vista atlética y muy dinámica. En la zaga sobresalen los vigorosos hombros, que incorporan las ópticas; el alerón sobre el capó y las cromadas salidas de escape ovaladas, que transmutan todo resto de sencillez por una sensación visual de fuerza, como si el Arteon estuviese a punto de despegar de la parrilla de salida.

Casi idéntico al Passat

El interior es prácticamente idéntico al del Passat, lo cual no es de extrañar, ya que el Arteon es el sustituto natural del Passat CC. Dicho de otra forma, presume de alta tecnología, los mandos están agrupados con lógica y cerca de la mano, dispone de suficientes huecos portaobjetos, la habitabilidad para el pasaje es generosa y el maletero es muy capaz. Esa tecnología la encontramos en la pantalla Digital Cockpit, perfectamente visible, tanto de día como de noche, gracias a su nitidez, contraste y tamaño, 12,3″ y que muestra muchísima información de un solo vistazo. Se trata de un cuadro de instrumentos configurable, con tacómetro y velocímetro en los extremos y el interior de dichos relojes y el centro de la pantalla modificable en función de los gustos de cada cual, pudiéndose escoger entre “Marcha y velocidad”, “Consumo y autonomía”, “Eficiencia”, “Navegación” y “Asistencia al conductor”. No olvida la marca alemana el siempre bien recibido Head Up Display, con datos proyectados en el parabrisas.


Nuestra versión de pruebas contaba también con Discover Pro, el nuevo sistema de infoentretenimiento con pantalla de 9,2″ y control gestual; es decir, basta un simple gesto para pasar de una pantalla a otra o cambiar de canción, por ejemplo, preservando el monitor de suspicaces huellas. Discover Pro es el centro de control de la mayoría de funciones del coche, desde el equipo de audio hasta el estado del vehículo, pasado por el navegador o el Control Dinámico del Chasis (DCC) con Selección de Modo de Conducción. Este último ofrece al conductor cuatro modos preconfigurados de manejo, que del más eficiente al más deportivo son: Eco, Comfort, Normal y Sport, y suma un quinto personalizable, Individual, desde el que puedes escoger dureza de suspensión, asistencia de la dirección progresiva, respuesta de motor y cambio y ajustes del control de crucero adaptativo, de la luz dinámica de cruce y del climatizador, así como el sonido del motor. Como ejemplos de funcionamiento, diré que el de la suspensión adaptativa electrónicamente trabaja realmente bien y hay una clara diferencia entre los modos Comfort y Sport. En el primero, como su nombre indica, la suspensión filtra mejor los baches, pero antes cambios rápidos de trayectoria endurece la amortiguación para incrementar el agarre al asfalto y la seguridad. El Sport es el más duro y dinámico y apenas permite balanceos de la carrocería. Más curioso aún son los asistentes de conducción proactivos, como el Control de Crucero Adaptativo, que no sólo mantiene la distancia con el coche precedente, sino que también lo hace si se mete otro coche en medio y, junto al radar, GPS y navegador, frena si el límite de velocidad es más bajo de la velocidad predeterminada y ajusta la velocidad al entrar en curvas, glorietas y desvíos (el navegador indica la llegada de una curva, frena antes de entrar y acelera a la salida). Otro ejemplo de proactividad es la luz de curva dinámica, que detecta la curva basándose en la información del GPS y en la ruta del navegador. Y para aquellos que quieran más, sobre todo en seguridad, el Arteon incorpora opcionalmente la segunda generación de Emergency Assist, que toma el control del volante, pone las luces de emergencia, gira hacia el carril más a la derecha y frena, dentro de los límites del sistema, hasta detener el coche por completo si el conductor no puede conducir por problemas de salud. Antes de actuar, evidentemente, alerta al conductor mediante pequeños frenazos y tensando el cinturón. En caso de no responder, actúa.


Líder en seguridad

El precio de esta versión de 280 CV es de 51.770 euros y equipa de serie, en materia de seguridad, 7 airbag, asistentes de mantenimiento de carril Lane Assist y para luz de carretera Dynamic Light Assist predictivo, luz dinámica en curva predictiva, control de crucero adaptativo ACC con control predictivo de la velocidad, detector de fatiga, ESP, diferencial electrónico autoblocante XDS, regulación adaptativa del tren de rodaje DCC, con selección de modos de conducción; sistema proactivo de protección de los ocupantes Pre-crash, sistema de vigilancia del entorno Front Assist con freno emergencia en ciudad y detección de peatones… Cinco estrellas EuroNCAP y berlina más segura de las analizadas en 2017 por dicho organismo corroboran el elevadísimo nivel de protección del Arteon.

En cuestión de confort no desmerece en absoluto y la versión más sencilla integra de origen, entre otros, climatizador de tres zonas, acceso y arranque sin llave, elevalunas y retrovisores eléctricos, asistente al aparcamiento delantero y trasero, dirección progresiva, sensores de lluvia y luces, identificación de señales de tráfico, etc., a lo que el acabado R-Line añade asiento del conductor ergoComfort, tapicería en cuero, volante deportivo multifuncional R-Line con levas, llantas de aleación… Y si eres muy exigente, el catálogo de opciones es amplísimo, de manera que puedes personalizar el coche a tu gusto.

Lo bien hecho, bien parece

El Volkswagen Arteon, con un habitáculo de elevada categoría tanto por calidad de materiales como por precisos ajustes, está desarrollado sobre la plataforma modular transversal MQB, caracterizada por los ejes desplazados hacia afuera, entre los que se extiende su larga distancia entre ejes (2.837 mm), lo que determina su buena habitabilidad. Así, delante sobra espacio y los asientos son cómodos y ergonómicos. El acceso a las posteriores resulta algo complicado, debido al diseño descendente de la carrocería, y eso que ninguna de las ventanillas tiene marco. Detrás homologa tres plazas, aunque la central es estrecha e incómoda, no sólo por su dureza, sino también por el voluminoso túnel de transmisión que la atraviesa. En cambio, el espacio para piernas, caderas y altura es correcto para personas en torno a 1,80 metros de altura. También a nivel de los hombros si viajan sólo dos. Los respaldos se abaten por partes asimétricas, ampliando la capacidad del maletero de 563 a 1.557 litros.

Al volante, el comportamiento general es sobresaliente, no sólo por la excelente pisada que proporciona el sistema de tracción a las cuatro ruedas 4Motion, ni por el Control Dinámico de Chasis, ni por el excelente funcionamiento de motor y cambio, sino por la armónica integración de todo. El motor de gasolina destaca por su refinado funcionamiento a cualquier régimen, con fuerza para dar y tomar desde apenas 1.500 vueltas. Acelera como un tiro (5,6 segundos), alcanza 250 km/h de velocidad máxima y, acoplado al cambio DSG de 7 marchas, recupera con gran rapidez, facilitando y asegurando adelantamientos rápidos.

Por ciudad, en modo Eco, utiliza marchas largas para rebajar el consumo, a lo que también colabora el eficaz sistema Start&Stop. Rueda fino, por elasticidad del motor y ausencia de vibraciones, y ágil, a pesar de sus 4.862 mm de longitud, gracias a esa dirección progresiva de sólo 2,1 vueltas entre topes y asistencia perfecta. Tampoco supone problema alguno el aparcamiento, porque bien lo hace solo (si hemos adquirido la opción Park Assist) o bien nos ayuda con sensores delanteros y traseros y cámara trasera (o de 360º con la opción Area View con 4 cámaras: frontal, trasera y laterales).


Con el Control de Crucero Adaptativo, el sistema de mantenimiento de carril y el testigo de vehículo en ángulo muerto, realizar largos viajes es todo un placer, pues el Arteon se ocupa de mantener la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede, nos corrige mediante impulsos en el volante la trayectoria en caso de desviarnos de la misma y nos avisa si tenemos algún vehículo en los ángulos muertos. Si a ello añadimos el calibrado confort de suspensiones, la enérgica potencia del motor en caso necesaria, la rapidez del cambio DSG y el agarre del sistema 4Motion, llegaremos a destino tan relajados y seguros como cuando salimos, o más, sobre todo, si activamos el masaje del asiento y escogemos nuestra música favorita. El Head Up Display nos evitará, además, quitar la vista de la carretera, pues la proyección de los datos del navegador, velocidad y límites en el parabrisas, a buena altura y con gran nitidez, reduce considerablemente las consultas al cuadro de instrumentos. Y si es una carretera secundaria, el elevado par motor y su excelente sincronización con el fulgurante cambio reducirán al extremo los adelantamientos.

En carreteras de montaña, a velocidad normal, el Arteon responde con precisión a los movimientos del volante, reduce los balanceos de la carrocería (sobre todo en modo Sport) y anda sobrado de potencia para mantener la velocidad en fuertes pendientes. En conducción deportiva, la respuesta al acelerador y a las levas del cambio es inmediata, la tracción 4Motion pega el coche al asfalto y las suspensiones ajustan continuamente la dureza para que ni se menee. En curvas, las enlaza con destreza y aplomo y sin movimientos parásitos de la carrocería, aunque llevado al extremo, tiende al sobreviraje en ambos trenes, sobre todo del trasero, que desliza más. En tal caso, el ESP no se muestra tan contundente como me hubiese gustado, algo normal si tenemos en cuenta el elevado peso del Arteon y que no se trata de un deportivo al uso. En cuanto a los frenos, dosifican bien al pedal y no acusaron fatiga durante la prueba.


Al final de la jornada, en el recorrido habitual, medimos el consumo, que fue de 8,2 l/100 km de gasolina, casi un litro más del homologado por el fabricante pero, en cualquier caso, normal para un vehículo de 280 CV y tracción total y suficiente para recorrer alrededor de 800 km sin repostar.

Por su atractiva estética, brillante mecánica, comportamiento dinámico, calidad general, tecnología de asistencia a la conducción, habitabilidad y capacidad de carga, el Volkswagen Arteon supera al anterior Volkswagen Passat CC en todo y pone el listón muy alto entre los Gran Turismo. Sencillamente, es una berlina de enorme seguridad para disfrutar, sobre todo, en largos viajes, pero sin renunciar a nada.

Juan Luis Franco

FICHA TÉCNICA

Datos del fabricante

MOTOR

  • Disposición: Delantero transversal
  • Nº cilindros: 4, en línea
  • Cilindrada (c.c.): 1.984
  • Nº válvulas por cilindro: 4
  • Alimentación: Inyección directa, turbo e intercooler
  • Potencia máxima/rpm: 280 CV/5.100-6.500
  • Par máximo/rpm: 35,7 mkg/1.750-5.600

TRANSMISIÓN, DIRECCIÓN Y FRENOS

  • Tracción: A las cuatro ruedas
  • Caja de cambios: Automático-secuencial DSG, 7 velocidades
  • Dirección: Cremallera asistida eléctrica
  • Diámetro de giro: 11,9 metros
  • Frenos delanteros: Discos ventilados
  • Frenos traseros: Discos ventilados

SUSPENSIÓN

  • Delantera: Independiente, tipo McPherson, resortes helicoidales, amortiguadores y barra estabilizadora
  • Trasera: Independiente multibrazo, resortes helicoidales, amortiguadores y barra estabilizadora
  • Neumáticos: 245/35 R20

PESOS Y MEDIDAS

  • Peso en orden de marcha: 1.716 kilos
  • Long./Anch./Altura: 4.862/1.871/1.450 mm
  • Capacidad depósito: 66 litros
  • Capacidad del maletero (mín./máx.): 563/1.557 litros

PRESTACIONES Y CONSUMOS

  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 5,6 seg.
  • Velocidad máxima: 250 km/h
  • Consumo urbano: 9,2 l/100 km
  • Consumo extraurbano: 6,1 l/100 km
  • Consumo medio: 7,3 l/100 km

EURONCAP: 5 estrellas (2017)