Peugeot 3008 GT Line 1.6 BlueHDi 120 S&S

Sabia elección

Sabia elección la del jurado del Coche del Año en Europa, concediendo el galardón al Peugeot 3008, y sabia elección la de de todos aquellos que busquen un todocamino práctico y funcional, habitable, dinámico, tecnológico y eficiente, porque el 3008 con acabado GT Line y motor turbodiésel de 120 CV cumplirá con sus expectativas y muchas más.

La marca francesa apunta al centro de la diana y acierta. Ha sido un disparo certero, corroborado por el jurado del Coche del Año en Europa, que ha otorgado por primera en su historia el galardón a un todocamino. Tras el 504, el 405, el 307 y el 308, Peugeot recibe por quinta vez este prestigioso premio, y lo hace con todo merecimiento, a juicio del jurado, por su diseño, puesto de conducción, tecnología y relación valor-precio, a lo que añado calidad, comportamiento y habitabilidad.


Un vistazo a su carrocería es suficiente para saber a qué me refiero. El 3008 anterior era más anodino, con un capó en descenso, unas líneas laterales menos marcadas y una zaga sencilla. El nuevo presenta un frontal agresivo, poderoso y cargado de diseño, con unas ópticas que se prolongan por el lateral, una calandra vertical, en el que el león de la marca luce con toda su fiereza, una toma de aire inferior que transmite vigor y un capó que parece abrirse hacia los laterales y da sensación de mayor anchura, de mayor músculo, que realmente lo tiene. Además, su distancia al suelo es superior y transmite una imagen de todocamino moderno. En el lateral, cincela los pasos de rueda y marca los nervios tanto a la altura de las manillas de puerta como en la base de las mismas, al tiempo que las ruedas (en nuestra unidad de pruebas de medida 225/55 R18) cubren mayor espacio. La zaga, con las ópticas simulando las garras del león, un portón más amplio y la salida de escape cromada (en las fotos pueden verse dos: una es un simple adorno) le dotan de expresividad todoterreno, de brío. Y si en el exterior los cambios son radicales, el interior es asombroso, con un puesto de conducción sensacional, en el que el configurable i-cockpit llama la atención y brinda toda la información de un vistazo; el pequeño volante es muy manejable, los ergonómicos asientos sujetan el cuerpo con firmeza, la palanca de cambios está muy a mano y dispone de suficientes huecos portaobjetos. Sólo le pondría una pequeña pega, la consola central es muy voluminosa y quizá, como en modelos de otras marcas, se podría haber aprovechado su parte inferior, a modo de túnel, para ganar un espacio más para objetos.


A tu gusto

Uno de los aspectos más destacables del puesto de conducción es el i-cockpit de segunda generación, integrado por una pantalla digital a color de 12,3″ y que permite elegir entre varias presentaciones: Mínimo, Cuadrantes, Navegación, Conducción y Personal. Situado en una posición elevada y tras el pequeño volante, para que se vea bien, en modo Mínimo, el i-cockpit muestra exclusivamente la velocidad y las señales de límite de velocidad; en Cuadrantes, añade el velocímetro, el tacómetro, el nivel de combustible y la temperatura del motor; en Navegación, minimiza tacómetro y velocímetro y reserva todo el centro de la pantalla para el navegador; en Conducción, la zona central se reserva al sistema de mantenimiento de carril, mientras que en Personal ofrece, a demanda del conductor, la información del ordenador de a bordo, el indicador de fuerzas “G”, el de potencia del motor, las ayudas a la conducción, etcétera.

También, en materia de equipamiento, el Peugeot 3008 cuenta con distintas opciones que amplían el grado de personalización. En el caso del GT Line puede escogerse Visionpark 2 (cámara de visión 360º, cámara de visión trasera y asistente al aparcamiento en línea o batería), Pack Motricidad (control de descenso de pendientes; Grip Control, con cinco programas de funcionamiento, y llantas de aleación de 18″), asientos delanteros ergonómicos AGR (asientos del conductor regulable eléctricamente y con dos memorias de ajuste, asientos delanteros con calefacción y masaje y asientos del conductor con modo mesa), recarga inalámbrica de smartphone, enchufe de 220V, arranque y acceso manos libres, portón con apertura automática, techo panorámico practicable, tapicería de cuero Nappa, equipo Hi-Fi Premium Focal, llantas de aleación 235/50 R19…


Su dotación de serie es completa y en materia de seguridad incluye, entre otros, 6 airbag, control de estabilidad y ABS, aviso de límite de velocidad por reconocimiento de señales, faros Full Led, asistente de luces con faros antiniebla led y función cornering, detección de atención de conductor, alerta de distancia y Active Safety Brake, llamada de asistencia y emergencia Peugeot Connect, prevención de cambio involuntario de carril, vigilancia activa de ángulos muertos… a lo que en materia de confort suma climatizador bizona, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, retrovisores exteriores regulables y abatibles eléctricamente, sensores de luces y limpiaparabrisas, reconocimiento de voz, navegador 3D, bluetooth, función Mirrorscreen compatible con Apple CraPlay y MirrorLink, pantalla de 8″, equipo de audio, etcétera. ¿Qué más se puede pedir?

Buena habitabilidad

Pues puede pedirse que disponga de un habitáculo acogedor y espacioso. Y eso también lo tiene. Delante, los confortables asientos se regulan en altura y profundidad, de forma que facilita el acomodo de conductores de cualquier talla. Además, el tamaño del volante, achatado por arriba y por abajo, aligera cualquier maniobra y no impide una correcta visión del cuadro de instrumentos, y la palanca de cambios elevada invita a manejarla, tanto por posición como por precisión y corto recorrido entre marchas. Respecto a los mandos, se encuentran al alcance de la mano y me gusta su disposición bajo la pantalla multifunción, porque son grandes y te ofrecen acceso directo a las distintas funciones del coche sin apenas tener que retirar la vista de la carretera. Por debajo de ellos se encuentra el cargador inalámbrico para teléfonos, que para utilizarlo hace falta que el smartphone sea compatible y disponer de una carcasa especial que lo permita, al menos en el caso de los Iphone. A la izquierda del cambio se ubican el freno de mano eléctrico, el botón de arranque y la tecla Sport, que incrementa la respuesta al acelerador. Y por detrás, el reposabrazos con cofre de buena capacidad incluido.


Detrás dispone de salidas del climatizador y el mencionado enchufe de 220V. El espacio en estas plazas es más que correcto tanto para piernas como para caderas, hombros y en altura, de manera que pueden viajar tres adultos cómodamente sin que apenas se molesten. Los asientos traseros se abaten por partes asimétricas, bien desde un botón que hay sobre los respaldos, bien desde unos tiradores que hay en el maletero (junto a otra toma de 12V), lo que hacen mucho más sencillo pasar de cinco a cuatro, tres o dos plazas. Además, como el respaldo del acompañante también se pliega, puede transportarse objetos de hasta 2.650 mm de longitud. La capacidad del maletero es de 520 litros y puede llegar a los 1.420. Sus formas regulares le hacen muy práctico y el piso regulable a dos altura permite evitar el escalón que queda tras plegar los asientos. Bajo el mismo se aloja la rueda de repuesto de emergencia.

Poderoso y dinámico

Si por lo comentado hasta ahora el Peugeot 3008 es ya un excelente todocamino, motor, cambio y comportamiento enaltecen aún más dicha condición. La progresividad y elasticidad de la mecánica 1.6 BlueHDi hacen de él un modelo de buenas prestaciones, con una aceleración de 0 a 100 km/h de 11,2 segundos y una velocidad máxima de 189 km/h. Al volante, con un potencia de 120 CV a 3.500 rpm puedes rodar sin contemplaciones en marchas largas y con el motor girando a bajo régimen, y cuando precises adelantar, por ejemplo, recuperar con celeridad gracias a sus 30,6 mkg de par máximo desde 1.750 vueltas. Su notable eficiencia la demuestra rodando a cruceros legales por cualquier tipo de vía con total desahogo y observando su magnífico rendimiento desde 1.500, con un consumo medio realmente bajo, apenas 4,0 l/100 km. Durante la prueba, por todo tipo de carreteras y sin buscar el menor consumo posible, el gasto medio se situó en 5,1 l/100 km, que con un poco de mi parte hubiese bajado, seguro, a los 4,5 l/100 km. A destacar el buen manejo de la palanca de cambio y los calibrados desarrollos del cambio, con unos escalonamientos próximos entre ellos y una rapidez en las inserciones que apenas dejan caer de vueltas a la mecánica.


Por ciudad, sus casi 4,5 metros de longitud no impiden que sea liviano en calles estrechas, a lo que se suma una buena visibilidad y un volante suave y rápido en los cambios de dirección. El sistema de parada y arranque automática es toda una delicia, por presteza y buen funcionamiento, ahorrando unas décimas de gasto de gasóleo que siempre vienen bien. Conducirlo por autopistas y autovías es como manejar una cómoda berlina de alta gama, con un brillante calidad de rodadura, en la que apenas se escucha la rumorosidad de motor, neumáticos o aerodinámica. Las suspensiones filtran perfectamente lo que sucede bajo las ruedas y el confort de marcha y el agarre son las notas dominantes. Puedes mantener una conversación en tono normal y sentirte tan cómodo como en el mejor sillón de tu casa mientras se suceden los kilómetros. Al final, llegarás tan descansado y relajado como si apenas hubiese estado unos minutos conduciendo. En este sentido, los sistemas de asistencia a la conducción (sistema de mantenimiento de carril o aviso de vehículo en ángulo muerto) cumplen sobresaliente con su cometido.

Por carreteras de montaña, el perfecto tarado entre confort y aplomo de muelles y amortiguadores infunden confianza, porque controlan muy bien los movimientos parásitos de la carrocería y lo agarran con firmeza al asfalto. En curvas cerradas, sigue con naturalidad los movimientos del volante, sin salirse de la trayectoria y con un eje trasero que copia la senda marcada por el delantero. Enlazar curvas rápidas es otra de sus virtudes, porque apoya muy bien y no se descoloca en movimientos rápidos del volante. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que ni es un deportivo ni puedes entrar a “saco”, porque todo tiene sus límites. Pero, poco antes de que lleguen, el control de estabilidad procura poner las cosas en su sitio cortando “fuelle” y pasando par a la rueda que mejor tracción tiene. Para redondear la faena, el mordiente de los frenos detiene el 3008 en distancias cortas y no acusan fatiga cuando se emplean con intensidad.

Si el Peugeot 3008 ha sido elegido Mejor Coche del Año en Europa en 2017 por algo ha sido y estoy totalmente de acuerdo con todas ellas: diseño, tecnología, puesto de conducción, habitabilidad, seguridad, eficiencia y tecnología. Sabía elección, que abre el camino a todos aquellos que quieran disfrutar durante años de un magnífico todocamino. ¡Enhorabuena, Peugeot!

Juan Luis Franco


FICHA TÉCNICA

Datos del fabricante

MOTOR

  • Disposición: Delantero transversal
  • Nº cilindros: 4, en línea
  • Cilindrada (c.c.): 1.650
  • Nº válvulas por cilindro: 2
  • Alimentación: Inyección directa por raíl común, turbo de geometría variable e intercooler
  • Potencia máxima/rpm: 120 CV/3.500
  • Par máximo/rpm: 30,6 mkg/1.750

TRANSMISIÓN, DIRECCIÓN Y FRENOS

  • Tracción: Delantera
  • Caja de cambios: Manual, 6 marchas
  • Dirección: Cremallera asistida eléctrica
  • Diámetro de giro: 10,7 metros
  • Frenos delanteros: Discos ventilados
  • Frenos traseros: Discos

SUSPENSIÓN

  • Delantera: Independiente, tipo McPherson, muelles helicoidales, amortiguadores y barra estabilizadora
  • Trasera: Rueda tirada con elemento torsional, muelles helicoidales y amortiguadores
  • Neumáticos: 225/55 R18

PESOS Y MEDIDAS

  • Peso en orden de marcha: 1.375 kilos
  • Long./Anch./Altura: 4.447/1.841/1.624 mm
  • Capacidad del depósito: 53 litros
  • Capacidad del maletero (mín./máx): 520/1.482 litros

PRESTACIONES Y CONSUMOS

  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 11,2 segundos
  • Velocidad máxima: 189 km/h
  • Consumo urbano: 4,7 l/100 km
  • Consumo extraurbano: 3,5 l/100 km
  • Consumo medio: 4,0 l/100 km

EURONCAP: 5 (2009)