Fiat Tipo SW Bifuel 1.4 T-Jet 120 CV Gasolina/GLP Lounge

El mejor familiar de empresa

Lo mires por donde lo mires, este Tipo Bifuel es el mejor vehículo familiar para representantes, visitadores, autónomos y, en general, para cualquier empresa que necesite un automóvil económico, eficiente, equipado, amplio y habitable, modulable, bien hecho y autorizado de moverse, incluso con alta contaminación, por el centro de las ciudades.

Catalogado con Etiqueta Ambiental ECO por la DGT, el Fiat Tipo SW Bifuel 1.4 T-Jet hace de la movilidad una de sus banderas de enganche, porque en Madrid, por ejemplo, podrá seguir haciendo su trabajo libremente con altos niveles de contaminación y circular por la nueva zona de bajas emisiones Madrid Central. Por si fuera poco, paga sólo el 50% por aparcar en zona SER (Servicio de Estacionamiento Regulado), tributa el 25% de Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica y puede utilizar libremente el carril BUS VAO. Todas estas ventajas se resumen en una sola palabra: Movilidad, y es razón suficiente para catalogarlo como el mejor familiar de empresa. Voy más allá, también es, por esas mismas ventajas y por sus características, precio, consumo y habitabilidad, un muy recomendable automóvil para toda la familia.


Planteo un caso: el director general de una empresa tiene que hacer una visita a otra compañía situada en Madrid Central. Como alto cargo, dispone de una berlina de representación, gasolina o diésel, pero ni es híbrida ni eléctrica, pues el precio de estas es muy elevado y no todos los CEO pueden o quieren (por imagen) permitírselo. Su elegante berlina ha costado en torno a 30.000 euros, pero –dicho en el mejor sentido de la palabra– va a tener que quedarse en los arrabales de la ciudad y viajar en transporte público. Desde un punto de vista práctico, ¿qué es mejor, imagen o movilidad? Si su flota contase con alguna unidad de Fiat Tipo Bifuel como vehículo de carsharing, asunto resuelto. Esto nos lleva a aconsejar a empresas y autónomos que trabajan en Madrid, por ejemplo, no sólo a disponer de este tipo de híbridos en su flota para uso diario, sino también a disponer de alguno como servicio de vehículo compartido. ¿Y por qué nos podemos permitir esta recomendación? Por otra de las ventajas del Fiat Tipo SW Bifuel, su precio, que en la página de la marca aparece en promoción desde 14.490 euros y con cuatro años de garantía, una inversión muy razonable con la que nadie nos parará.

Nuestro hipotético director, ávido y despierto lector de la revista Autorenting, mira con lupa sus balances y se da cuenta que un automóvil sin restricciones para la circulación y de económico precio es una inversión inteligente. Pero, siempre tiene que haber algún pero, quiere saber muchas más cosas del coche, como su fiabilidad, consumo, habitabilidad, prestaciones… Entonces descubre que las modificaciones para hacer que un coche de gasolina pueda también utiliza gas licuado de petróleo, como Fiat Tipo 1.4 T-Jet 120 CV Gasolina/GLP, viene así preparado desde la cadena de montaje; es decir, que se ha modificado, entre otras cosas, el asiento de las válvulas para ello y los cambios no han consistido exclusivamente en una serie de tubos, válvulas de gas, boca de llenado del gas y un depósito toroidal. Eso implica, además, que como no conlleva modificación realizada por instaladores exteriores, no tiene que pasar ITV para su homologación. Desde luego, a mi esto me da mayor fiabilidad y seguridad.


Mucha autonomía y poco gasto

A continuación, toca analizar el gasto de combustible y observa que consume más GLP que gasolina. Entonces, descubre que el precio del GLP (0,692 euros/litros) cuesta casi la mitad que el de la gasolina (1,333 euros/litro), de forma que es mucho más rentable utilizar el primero. Tanto, que es incluso más económico de uso que un coche diésel. Por motivos de seguridad, el tanque de GLP se descarga sólo hasta el 80%, de manera que al repostar el Tipo SW sólo caben, como máximo, 42 litros, suficientes para recorrer, como pudimos comprobar durante la prueba, unos 450 km, y eso sin observar las mínimas normas de eficiencia. Basándonos en los datos homologados, con 42 litros de GLP (29,06 euros) y un gasto medio de 8,3 l/100 km podríamos recorrer 506 km. Esa misma distancia nos costaría en modo gasolina 42,49 euros (31,87 litros de gasolina para un gasto de 6,3 l/100 km), lo que supone un ahorro de 13,43 euros a favor del GLP (2,65 euros cada 100 km). No parece mucho, aunque si tenemos en cuenta que un coche de empresa suele hacer 30.000 km al año, el ahorro es de 795 euros anuales. Ahora, multiplícalo por el número de coches de tu empresa y sorpréndete. Otra ventaja añadida es que la combustión con GLP es más limpia, lo que asegura menor desgaste, mayor longevidad al motor y mantenimientos más económicos, al sufrir menos averías (el TCO es el 50% inferior). Y ya que hablamos de limpieza, sus emisiones de CO2 son comparables a las del diésel (que son los que menos expelen) y el 14% por debajo del gasolina, además de emitir un 96% menos de NOx y un 99% menos de partículas que los vehículos de gasóleo.


Las cuentas cuadran, pero todavía hay quienes no están convencidos de que haya suficientes gasolineras con GLP en sus surtidores. En este sentido, señalar que la red dispone de más de 600 estaciones de servicio que lo suministran y que crecen mes a mes. Otro dato importante es la autonomía, y si has seguido atentamente los datos de consumo, habrás podido comprobar que nuestro protagonista podría recorrer casi 1.300 km sin parar. Oficialmente, claro, porque nuestras mediciones no fueron tan optimista y “sólo” alcanzamos 1.100 km, excelente en cualquier caso.

Otra duda que asalta a nuestro ficticio empresario es la de las prestaciones, ya que cree erróneamente que son inferiores con GLP, cuando son idénticas. De hecho, sólo te enteras que pasa de un carburante a otro por el testigo que se enciende en el salpicadero. El Tipo se ve animado por un motor 1.4 turbo, que eroga 120 CV y 21,9 mkg de par máximo. De funcionamiento suave y progresivo, estira elástico desde la zona baja del cuentavueltas hasta el entorno de las 5.000 rpm y se ve bien asistido por una caja de cambios de 6 velocidades precisa, aunque de amplio recorrido en las inserciones. Acelera de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y alcanza 200 km/h de velocidad máxima. En marcha, ofrece un rendimiento pleno en la zona media del tacómetro, con una rápida respuesta al acelerador, si bien para realizar adelantamientos rápidos deberemos reducir.

Cómodo, equipado y versátil

Con volante y asiento del conductor regulable en altura y profundidad, es fácil acomodarse a un puesto de conducción que tiene todos los mandos accesibles y lógicamente distribuidos en salpicadero y volante. A la izquierda, luces. En el volante, controles de audio para radio VP2 Uconnect, manos libres y regulador/limitador de velocidad. Flotando sobre el salpicadero, la pantalla táctil de infoentretenimiento a color de 7″. En la consola frontal, pulsador Drive para suavizar la dirección, cierre centralizado, luces de emergencia y testigo GLP. Más abajo, climatizador, encendido de asientos calefactables, toma de 12V y tomas auxiliar y USB.


El cuadro de instrumentos, con relojes legibles al primer golpe de vista, dispone de velocímetro, cuentarrevoluciones e indicadores de nivel de gasolina y GLP, además de una pantalla TFT de 3,5″ en la que se muestra, entre otros, instrucciones del navegador, audio seleccionado, información del vehículo y un ordenador de a bordo algo escaso, pues prescinde de información sobre consumo y autonomía. De lo que no prescinde es de huecos portaobjetos, por delante y detrás de la palanca de cambios, espacios en las puertas y una amplia guantera; ni de un completo equipamiento de confort, que en el acabado Lounge de nuestra versión de pruebas contaba, además de con los equipos comentados, con sistema Uconnect VP2, desde el que puede manejarse radio, navegador, teléfono manos libres (con Car Play compatible con smartphones), ajustes… No faltan tampoco elevalunas eléctricos delanteros y traseros, retrovisores exteriores eléctricos y calefactables, luz diurna led, cámara de visión posterior y sensores de aparcamiento, entre otros. Sin embargo, de lo que sí anda algo escaso es de asistentes de conducción y no pueden incorporar, ni como opción, sistemas de mantenimiento de carril, aviso de vehículo en ángulo muerto o lector de señales de tráfico, por lo que su calificación EuroNCAP fue de cuatro estrellas.

Aunque en el habitáculo abundan los plásticos duros, la calidad de ajuste es muy buena. Idéntica calificación merece en espacio y modularidad. Delante, las plazas son holgadas, cómodas y sujetan bien el cuerpo, la del conductor dispone de reglaje lumbar y en ambas puede ajustarse la altura del cinturón de seguridad, lo que añade un punto más de confort. También destaca la amplitud trasera, con espacio desahogado para piernas, caderas y en altura, si bien es algo estrecho al nivel de los hombros, lo que junto a la falta de ergonomía y mayor dureza de la plaza central hacen que dicha posición sea más apta para una persona menuda que para una de envergadura. Los respaldos de los asientos se abaten por partes asimétricas y amplían la ya de por sí generosa capacidad del maletero, que es 550 litros. Si bien no queda un piso totalmente plano, es más que correcto para transportar objetos largos sin problemas. Otros puntos a favor de su versatilidad son la enorme boca de entrada, el umbral de carga a ras del piso, los ganchos de amarre, los huecos portaobjetos junto a los pasos de rueda (uno, ocupado por el kit reparapinchazos) y la toma de corriente de 12V. Bajo el piso se aloja, en el hueco de la rueda de repuesto, el depósito de gas.


Suavidad y precisión

Conduciendo por Madrid, lo que más me agradó fue la tranquilidad de no tener que ir vigilando por qué calle podía entrar y por cuál no. La etiqueta ECO se encargó de ello. También la suavidad de la dirección en modo City, los ajustados desarrollos del cambio, que te permiten rodar en tercera a baja velocidad, la precisión del mismo y el silencio y suavidad general de funcionamiento. Su longitud, apenas 4,5 metros, influye positivamente en su buena manejabilidad, mostrándose muy ágil por calles estrechas y comodísimo de aparcar, de nuevo, gracias al modo City y a los sensores de aparcamiento.


Ciudadano ejemplar y viajero sobresaliente, porque en vías rápidas presenta un gran comportamiento, en el que colaboran la presteza del motor, las equilibradas suspensiones y la buena modularidad de los frenos. En curvas rápidas, sigue la trayectoria sin inmutarse y muelles y amortiguadores atenúan los balanceos de la carrocería al tiempo que sujetan al Tipo a la carretera. Los amortiguadores, por cierto, son de dureza variable, de forma que se endurecen o ablandan según las exigencias de terreno, lo que deriva en mayor comodidad y agarre.

Por carreteras de montaña se defiende con gran honestidad para no ser un deportivo. La suspensión filtra bien las irregularidades del terreno, aunque en determinadas ocasiones se muestra seca debido al bajo perfil del neumático (45). En curvas cerradas, la ligereza de la dirección no impide un perfecto guiado, si bien se muestra ligeramente subvirador, y se ve bien asistida por una suspensión que permite fuertes apoyos sin que las inercias descompongan la trazada. Enlaza curvas con facilidad, con un tren trasero dócil que sigue sin aspavientos al delantero, lo que, en general, determina una dinámica de notable alto.

Poco más se puede decir del Fiat Tipo SW Bifuel 1.4 T-Jet 120 CV Gasolina/GLP Lounge, un familiar que está a la altura de los mejores de su segmento, pero que es más económico, eficiente y respetuoso con el medio ambiente, menos contaminante y libre de obstáculos (contaminación o áreas restringidas) que le impidan cumplir todos los días su tarea.

Juan Luis Franco

FICHA TÉCNICA

Datos del fabricante

MOTOR

  • Disposición: Delantero transversal
  • Nº cilindros: 4, en línea
  • Cilindrada (c.c.): 1.368
  • Nº válvulas por cilindro: 4
  • Alimentación: Inyección de gasolina, turbo e intercooler
  • Potencia máxima/rpm: 120 CV/5.000
  • Par máximo/rpm: 21,9 mkg/2.500

TRANSMISIÓN, DIRECCIÓN Y FRENOS

  • Tracción: Delantera
  • Caja de cambios: Manual, 6 velocidades
  • Dirección: Cremallera asistida eléctrica
  • Diámetro de giro: 10,9 metros
  • Frenos delanteros: Discos ventilados
  • Frenos traseros: Discos

SUSPENSIÓN

  • Delantera: Independiente, tipo McPherson, resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora
  • Trasera: Barra de torsión, resortes helicoidales y amortiguadores
  • Neumáticos: 225/45 R17

PESOS Y MEDIDAS

  • Peso en orden de marcha: 1.395 kilos
  • Long./Anch./Altura: 4.571/1.792/1.514 mm
  • Capacidad depósito gasolina/GLP: 50/53 litros
  • Capacidad del maletero: 550 litros

PRESTACIONES Y CONSUMOS

  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 10,3 seg.
  • Velocidad máxima: 200 km/h
  • Consumo urbano gasolina-GLP-medio: 8,2-11,4-6,4 l/100 km
  • Consumo extraurbano gasolina-GLP-medio: 5,2-6,5-3,7 l/100 km
  • Consumo medio gasolina-GLP-medio: 6,3-8,3-4,7 l/100 km

EURONCAP: 4 estrellas (2016)