Un SUV Premium de categoría

VOLVO XC60

Desde que la marca china Geely comprase Volvo, muchas están siendo las modificaciones producidas en la firma sueca. La más importante, sin duda, ha sido la inyección económica recibida, que permitirá la electrificación de sus vehículos a partir de 2019, año en el que todos los Volvo serán eléctricos, y la apuesta por la conducción autónoma.

Fruto de todo esto que comentamos es la presentación del nuevo Volvo CX 60, el modelo más vendido de la firma, con un 30% del total, que ha estado nueve años en el mercado y ha sido el SUV Premium de tamaño medio más vendido en Europa, con unas ventas de cerca de un millón de unidades en todo el mundo.


Tras las huellas del XC 90

Estéticamente, tiene un gran parecido con su hermano mayor, el Volvo XC90. Se ha actualizado el frontal con los nuevos faros con la T de Thor, unos pilotos más delgados y se ha renovado el paragolpes delantero, mientras que el capó muestra nuevas formas más llamativas. Los laterales también tienen nuevo diseño, así como los pilotos traseros, que mantienen la verticalidad y le confieren un aspecto más deportivo.

Mide 4,69 metros de longitud (4,5 cm más que su antecesor), una anchura de 1,9 metros (gana 9 cm más que la generación anterior) y es algo más bajo, con 1,66 metros. La distancia entre ejes también varía, 2,78 metros, 9 cm más que antes. El maletero tiene una capacidad de 505 litros, incluyendo el doble fondo, y ofrece la posibilidad de portón eléctrico que se acciona pasando el pie por debajo de la parte trasera.


El interior destaca por un habitáculo amplio y luminoso, a lo que ayuda su techo de cristal, y lo que llama más la atención en el salpicadero es su pantalla central táctil de 9 pulgadas y colocada verticalmente. El interface no ofrece problemas y se accede a las diferentes pantallas desplazándolas como en un ipad o un móvil. En la principal gestionamos los diferentes equipos, como navegación, audio, teléfono o climatización.

Por lo que respecta a los asientos, los delanteros son cómodos, grandes y recogen bien el cuerpo, con un buen mullido que aminora la fatiga en viajes largos. Tienen regulación eléctrica, calefacción y ventilación, según los distintos acabados.

La banqueta trasera es amplia y confortable para tres personas, aunque la del medio es algo más pequeña y el respaldo, más duro. Hay espacio más que suficiente para las piernas y la altura al techo es buena. En estas plazas es posible incorporar climatizador.


Motores a elegir

Mecánicamente, la oferta que ofrece el XC60 es muy amplia, con motores turbodiésel, gasolina e, incluso, una variante de híbrido enchufable. Todas las versiones equipan motores de dos litros. El modelo más bajo de la gama es el D4 diésel de 190 CV, mientras que el más potente es el híbrido de gasolina T8 Twin Engine de 407 CV. En el centro de la gama encontramos el D5 diésel de 235 CV, el T5 gasolina de 254 CV y el T6 gasolina de 320 CV. Todos ellos equipan transmisión automática de velocidades y cuentan con tracción total (AWD).

El Volvo XC60 está disponible en tres acabados: Momentum, Inscription y R-Design, este último con una estética más deportiva.

Está previsto que la gama se amplíe con la llegada en noviembre del T5 con tracción delantera y del D4 AWD con cambio manual. Para la primavera de 2018 se espera la incorporación de una versión D3 con motor diésel de 150 CV, tracción delantera y cambio manual de 6 marchas.

Seguridad a tope

El nuevo XC60 es uno de los vehículos más seguros que se han fabricado nunca y está repleto de nuevas tecnologías, como el revolucionario sistema City Safety, que incluye ahora una función de ayuda a la dirección. Un nuevo sistema de seguridad llamado “Atenuación de colisiones con vehículos del carril contrario” utiliza esta tecnología de ayuda a la dirección para mitigar las colisiones frontales, mientras que el Sistema de Información de puntos ciegos (BLIS) la utiliza para reducir el riesgo de colisiones por cambio de carril.

También hay que contar con el Pilot Assist, avanzado sistema opcional que ayuda al conductor mediante conducción semiautónoma, haciéndose cargo de la dirección, la aceleración y el frenado en carreteras bien señalizadas hasta 130 km/h.


Placer de conducción

Conducir el nuevo Volvo XC60 es un placer continuo. El puesto de conducción resulta cómodo en todo momento, desde donde evidenciamos el excelente comportamiento general del coche, con una excelente trazada en curvas, una rapidez increíble y un confort sin límites. A destacar la buena insonorización general, que hace que pasen los kilómetros, prácticamente, sin darnos cuenta, lo que hace del Volvo XC60 el coche ideal para viajes largos.

En cuanto al consumo, la marca se mueve en cifras relativamente bajas, como son los 5,2 y 5,5 litros a los 100 kilómetros, que se quedan algo bajas si las comparamos con las reales.


Gracias a las cuatro opciones de conducción del XC60, Eco, para ahorrar; Confort, para viajar cómodo; AllRoad, para transitar por terrenos accidentados o de montaña, y Dynamic, para rodar con seguridad, no resulta cansado en ningún momento ponerse a los mandos del nuevo todocamino de Volvo.

Su comercialización se inició el pasado mes de junio y el más económico de todos es el XC60 D4 AWD Momentum, que cuesta 51.190 €, mientras que, en el lado contrario, el más caro es el XC60 T8 Twin Inscription, que alcanza los 76.283 €. Los responsables de la marca estiman que pueden terminar el año con unas ventas cercanas a las 15.000 unidades.

Raúl del Hoyo