Peugeot Rifter, un polivalente de categoría

La marca del león acaba de presentar a la prensa especializada el sustituto del Partner Teppe, al que ha denominado Rifter, un nombre completamente distinto de los usados hasta ahora. Fabricado en la factoría de Vigo, llegará a los concesionarios en el mes de septiembre.


Exteriormente, destaca por su silueta innovadora, que asume elementos del universo SUV, confiriéndole elegancia y un estilo robusto, sin perder una vocación aventurera que le permite salir airoso de cualquier desafío, tanto en la jungla de asfalto como en la naturaleza los fines de semana. Está diseñado para ofrecer resistencia y durabilidad, incluso en las situaciones más exigentes.

Las puertas traseras son correderas y el portón es de una sola hoja y se abre de abajo hacia arriba y, como es muy grande, para poder acceder al interior se puede abrir la luneta.

El Rifter viene en dos tamaños: el Standard, que mide 4,40 metros de longitud y cuenta con cinco plazas y el Long, de 4,75 metros y siete plazas. Por lo que respecta al maletero va desde los 775 litros de capacidad del 5 plazas hasta los 4.000 litros del 7 plazas.


El puesto de conducción es agradable, con un volante pequeño y achatado, que permite una buena visibilidad de la instrumentación por encima de él.

Está bien equipado en materia de tecnología, ya que dispone de un total de 19 sistemas de ayuda a la conducción, avances relevantes en conectividad y dispositivos propios de modelos de mayor categoría, como el freno de estacionamientos eléctrico y carga inalámbrica ded teléfonos móviles. Incorpora, además, la última actualización del conocido Peugeot i-Cockpit, en este caso, con pantalla táctil de 20,3 centímetros (8 pulgadas).


Cuatro son los acabados del nuevo Rifter: Accés (17.800 €), Active (19.400 €), Allure (20.200 €) y GT Line (21.200 €) y cinco las motorizaciones con que viene equipado. Tres diésel BlueHDI de 75, 100 y 130 CV de potencia y dos de gasolina PureTech de 110 y 130 CV.

Otra novedad que atañe al cambio es la incorporación de la caja automática EAT8, de ocho relaciones, que equipa al diésel BlueHDi de 130 CV y al gasolina PureTech, también de 130 CV.

Raúl del Hoyo