Peugeot 508, una berlina coupé

Peugeot no para. En septiembre lanzarán el nuevo 508 que ha sido rediseñado por completo, con una imagen radicalmente nueva, que le permite competir con sus rivales del segmento D europeo, especialmente los alemanes.

Lo primero que llama la atención son unas líneas dinámicas que prometen sensaciones intensas que, con su silueta afilada y aerodinámica y su línea baja, logra una reinterpretación radical de la berlina del segmento D, recurriendo a elementos estéticos más propios de los coupés. La trasera incorpora un portón con la luna muy inclinada que lo cambia todo con relación al modelo de 2011 y que facilita la carga y descarga.


Tiene una longitud de 4,75 metros, decreciendo en 6 centímetros con respecto a su predecesor y es también 6 centímetros más bajo. La capacidad del maletero alcanza los 487 litros.

El interior es espectacular, destacando su diseño y su calidad. Las ventanillas no tienen marco, el i-Cockpit es similar al de los 3008 y 5008 y la gran pantalla en la consola central cuenta con un nuevo sistema de control para manejar el sistema de infoentretenimiento. La elección de los materiales y su acabado y el ensamblaje riguroso de todos los elementos son propios del mundo de las berlinas de lujo: cuero Nappa, cromo satinado, laca negra, Alcántara o madera natura.


Apuesta diésel

Peugeot sigue apostando por los motores diésel, por lo que hay tres opciones de gasóleo: el 1.5 de 130 CV con cambio manual de 6 velocidades y dos con mecánica 2.0, uno de 160 CV y otro de 180 CV con cambio automático de 8 marchas. Las versiones gasolina son las PureTech 1.6 de 180 y 225 CV, con cambio automático.

Las ayudas a la conducción están a la orden del día, destacando, entre otras, el sistema de visión nocturna por cámara de infrarrojos, el de alerta de atención al conductor, el regulador de velocidad activo, freno automático de emergencia con detector de peatones y ciclistas, lector de señales de tráfico y asistente de ángulo muerto.


La gama del nuevo 508 cuenta con cinco acabados: Active, Active Business, Allure, GT y GT Line, con precios que van desde los 30.200 euros del Blue HDi de 130 CV, hasta los 44.900 del Blue HDi GT de 180 CV.


Al volante, gracias a la suspensión trasera independiente multibrazo, el comportamiento dinámico es excelente, con buen agarre y estabilidad en zona de curvas pronunciadas, a lo que contribuye una dirección ágil con menos de 2,5 vueltas de volante entre topes, lo que le confiere unas reacciones rápidas en apoyo y, en general, un comportamiento divertido y seguro en cualquier tipo de carretera por la que se circule.

Raúl del Hoyo