La época estival intensifica los controles de tráfico

A más desplazamientos, mayor riesgo

En los últimos años, como todos sabemos, están intensificándose los controles sobre el tráfico de modo general y, en particular, en período estival, consecuencia del mayor número de desplazamientos que conlleva un mayor riesgo, lo que conduce a las autoridades a establecer un mayor rigor en sus controles; en particular, en lo que se refiere a denuncias por exceso de velocidad, ingesta de alcohol o drogas.

Tales hechos son, por su propia naturaleza, los que peores consecuencias pueden arrastrar y de ahí el interés en prevenir dichas conductas y, en caso de producirse, incoar el oportuno procedimiento sancionador. Sin olvidar la necesidad de extremar al máximo la precaución y evitar en todo lo posible conductas de riesgo, no es menos cierto que los conductores deben recordar que, en caso de ser denunciados, legalmente les asiste el derecho constitucional especificado en el art. 24 CE, de ejercer su derecho de defensa y, muy en particular, su derecho a que la administración, que es quien acusa, remita todos los medios probatorios que demuestren la comisión de la infracción.


El art. 88 LSV otorga presunción de veracidad a los denunciantes que tengan la cualificación de Agentes de la Autoridad; sin embargo, no exonera a la administración de aportar al interesado todos los medios probatorios que demuestren la comisión de la infracción. Es igualmente importante que el conductor tenga en cuenta que si la denuncia es entregada en el acto, los plazos para iniciar la defensa comienzan a computar ya desde ese momento, sin necesidad de esperar a que el organismo de referencia incoe el oportuno procedimiento. Este aspecto es vital tenerlo en consideración, en particular en las denuncias por consumo de alcohol o drogas.

Estacionamiento

De menor trascendencia, pero no por ello menos numerosas, suelen ser las denuncias por estacionamiento, muy habituales en estas fechas de descanso en las que es frecuente desplazarse a otra ciudad y, en muchos casos, se desconoce el sentido de circulación de las vías, los horarios de estacionamiento, etc. En efecto, la regulación a nivel municipal viene establecida en las distintas Ordenanzas, que regulan el tráfico en los distintos Ayuntamientos, en el ámbito local.


A pesar de ello, las garantías que tiene el conductor con relación a ejercitar su defensa son idénticas a las que le asisten en casos de infracciones más graves. Además, es frecuente que en estos casos las denuncias se hayan extendido por personas que ni tan siquiera gozan de presunción de veracidad (SER o equivalentes) y, en estos casos, tanto la Ley como los jueces son taxativos al establecer que es absolutamente necesaria una prueba imagen (fotografía), para considerar probada la comisión de la infracción. Además, en estos supuestos, casi nunca suele existir notificación en el acto (lo más habitual es encontrar el boletín en el vehículo sin identificar al conductor). En este supuesto, lo normal es recibir en el domicilio vía certificada (o, en su caso, a través de la correspondiente vía electrónica) la incoación del expediente, momento a partir del cual se inicia el plazo para ejercitar la defensa.

En resumen, mucha precaución y atención en los desplazamientos y, en caso de incurrir en la comisión de alguna infracción y ser denunciado por ello, pensar que existe posibilidad de defensa y de hacer valer una serie de derechos.

Marga Bernardo

Dpto. Jurídico de Pyramid Consulting SL.