Clasificación técnica de vehículos de alquiler con conductor

Artículo 181 del Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres

Aplicando el marco normativo recogido en el artículo 7.2 del Reglamento General de Vehículos, vamos a analizar un supuesto sancionador concreto, basado en la incorrecta clasificación CL-1000 en la ficha técnica de un vehículo (turismo, sin ninguna especificidad concreta), cuando debía figurar en ella la clasificación CL-1041 (turismo de alquiler, destinado al servicio público pero sin licencia municipal).


El artículo 7.2 del Reglamento General de Vehículos, Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Vehículos, sanciona la falta de regularización de reformas de importancia en los vehículos de la siguiente forma: “el titular de un vehículo de motor, remolque o semirremolque en el que se haya efectuado una reforma de importancia deberá regularizarla ante el órgano de la Administración competente en materia de industria. La tramitación y regularización de las reformas de importancia se ajustarán a la reglamentación que se recoge en el anexo I”. De manera más específica, pero siguiendo esa línea, el art. 30.2 de la misma norma, establece que cualquier variación en el nombre, apellidos o domicilio del titular del permiso o licencia de circulación que no implique modificación de la titularidad registral del vehículo deberá ser comunicada dentro del plazo de quince días desde la fecha en que se produzca, para su renovación, a la Jefatura de Tráfico expedidora del mismo o a la de la provincia del nuevo domicilio de aquel, la cual notificará el cambio de domicilio a los correspondientes Ayuntamientos. Asimismo, deberá renovarse el permiso o licencia de circulación en los casos de cambio de destino, así como cuando se modifiquen una o varias de las características del vehículo que constan en dicho documento.

Ejemplo ilustrativo

En el caso concreto que nos ocupa, y que sirve de ejemplo ilustrativo, la sanción por infracción del art. 7.2 del RGV recayó en varios vehículos de la misma empresa, debido a que en su ficha técnica figuraba la clasificación 1000 en lugar de la 1041, tratándose de vehículos de alquiler con conductor, razón por la que su clasificación correcta es la 1041. Para conocer el alcance de esta obligación hay que remontarse al art. 181 del Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, aprobado por Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre, cuya redacción fue modificada por el Real Decreto 1057/2015, de 20 de noviembre, por el que se modifica el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, aprobado por Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre, en materia de arrendamiento de vehículos con conductor, para adaptarlo a la Ley 9/2013, de 4 de julio, por la que se modifica la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres y la Ley 21/2003, de 7 de julio, de Seguridad Aérea.


La nueva redacción del citado artículo queda como sigue: 1. Para el otorgamiento de las autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor será necesario que el solicitante cumpla todos los requisitos exigidos en el artículo 43.1 de la LOTT, con las especificaciones que se indican en el apartado siguiente.

2. En ejecución de lo que se dispone en la letra d) del citado artículo 43.1 de la

LOTT, las empresas dedicadas a la actividad de arrendamiento con conductor habrán de disponer en todo momento, en propiedad o arrendamiento financiero, de al menos 7 vehículos dedicados a esta actividad. La empresa podrá disponer en propiedad, arrendamiento financiero o arrendamiento ordinario del resto de vehículos que, en su caso, pretenda adscribir a autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor. Es decir, para realizar la actividad de alquiler con conductor, el vehículo debe contar con la clasificación 1041 en su ficha técnica y tener expedida la tarjeta VTC.


Pero la redacción del art. 181 introduce una salvedad: el solicitante y prestador de la actividad de alquiler con conductor deberá tener al menos en propiedad o régimen de arrendamiento financiero al menos 7 vehículos, por lo que superada esa cifra, podrá tenerlos en el mismo régimen o bien en arrendamiento ordinario, esto es, sin las condiciones exigidas para arrendamiento de alquiler con conductor (clasificación 1041), a fin de adscribirlos a la correspondiente autorización de arrendamiento de vehículos con conductor. O dicho de otro modo, los 7 primeros vehículos deberán contar con la clasificación 1041, pero a partir del octavo, que deberá estar adscrito a su correspondiente autorización VTC, no es preceptivo que figure la clasificación 1041 en la ficha técnica, siendo perfectamente admisible la clasificación 1000.

Por ello, en caso de que sean sancionados por “realizar una reforma de importancia sin haberla regularizado ante el órgano competente en materia de industria; vehículo con calificación distinta CL-1000 en lugar de CL-1041”, y si disponen de más de 7 vehículos cuya ficha técnica recoge la clasificación 1041, los Servicios Jurídicos de Pyramid Consulting ofrecen la más completa defensa legal, a fin de que, previa acreditación documental, las sanciones impuestas indebidamente queden sin efecto.

Beatriz de Dueñas

Dpto. Jurídico Pyramid Consulting, S.L.