Por una conducción más segura

La entrada en vigor de la nueva normativa de medición de emisiones WLTP ha sido la causante de que las matriculaciones de turismos y todoterrenos hayan descendido el 17% en el mes septiembre, en comparación con el mismo mes del año anterior.

Pero no han sido sólo los turismos. También los vehículos comerciales ligeros redujeron sus ventas el 9,3%, así como la comercialización de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses, que lo hicieron el 1,6%.

El anuncio de la WLTP provocó que durante los meses de julio y agosto, como habrán observado nuestros lectores, hubiese un incremento excepcional de la entregas.

La caída fue común a todos los canales, si bien fueron los alquiladores los más perjudicados, con un descenso del 43%. Sin embargo, en el acumulado del año, la tendencia sigue en positivo para las ventas de turismos y todoterrenos, destacando el canal de empresas, con el 20% de crecimiento.

Un tema, sin embargo, que no nos gusta nada, es el de los accidentes de tráfico. Tenemos que conducir con más cuidado y, sobre todo, no correr tanto, ya que ha sido la velocidad la clave en la subida de las víctimas de tráfico. Según datos de la Dirección General de Tráfico, durante los meses de julio y agosto fallecieron 259 personas, un 15% más que en los mismos meses de 2017 (34 más). No se registraban cifras de esta magnitud desde el año 2012, con 260 muertos. En agosto fallecieron 132 personas (28 más) y en julio 127 (6 más). El verano ha confirmado la senda alcista que tenemos en 2018, ya que hasta el 31 de agosto de este año han muerto en accidentes 799 personas, el 24% más que en el mismo periodo del año anterior, lo que supone un repunte del 3%.

A la vista de estos datos, conviene reflexionar seriamente y plantearse una conducción más sosegada, más tranquila, en definitiva, más segura.

Raúl del Hoyo