Mazda Rent&Drive

Quien no tiene coche es porque no quiere

Mazda ha puesto en el mercado español su nuevo servicio de renting a particulares, Mazda Rent&Drive, que ofrece una solución rápida, sencilla, flexible, cómoda y personalizada a las necesidades de cada cliente.

Hoy día, estamos viviendo un momento en el que los usuarios de coches tienen incertidumbres acerca del futuro de la movilidad, especialmente relacionadas con restricciones al tráfico en las ciudades, y acusan una gran falta de tiempo en su vida cotidiana, que se plasma en el surgimiento de nuevos hábitos de consumo.

Como respuesta a esta situación, la marca japonesa Mazda ha lanzado Rent&Drive, un renting a particulares que pretende ofrecer una solución sencilla, flexible, cómoda y personalizada a las necesidades de cada cliente, que es lo que la marca define como “experiencia prémium”.

Mazda Rent&Drive supone una nueva línea de negocio que ofrece unas coberturas muy amplias, con cuotas mensuales muy accesibles, gracias a los valores residuales que ostentan cada uno de sus modelos. Ello permite al cliente disfrutar de un Mazda sin pagar entrada y con todos los servicios ya incluidos. De esta forma, puede acceder a un automóvil sin preocuparse de gastos adicionales, la incertidumbre del mercado o la depreciación del propio vehículo.


Mazda2 por 6 euros al día

A cambio de una cuota mensual, los clientes disfrutan de mantenimiento integral, reparaciones del vehículo por desgaste de piezas y/o averías, asistencia en carretera, recursos de multas, pago de impuestos –municipal y liquidación del impuesto de matriculación–, además de seguros a todo riesgo sin franquicia y sin límite de edad.

Mazda Rent&Drive se puede configurar en plazos desde 2 hasta 5 años y desde 10.000 hasta 40.000 kilómetros anuales, con cambio de neumáticos opcional. El servicio se encuentra disponible para vehículoos nuevos e incluye toda la gama de Mazda.

Con este “invento”, Mazda Rent&Drive se convierte en la fórmula ideal de acceder a un vehículo sin ningún tipo de preocupaciones ni ataduras. Esta iniciativa es atractiva, pongamos por caso, para jóvenes que están comenzando su carrera profesional y necesitan un primer vehículo para sus desplazamientos cotidianos, pero que no quieren invertir en un coche por si cambia su situación laboral o geográfica en un futuro. Como ejemplo, diremos que Mazda, a través de Rent&Drive, pone a disposición un Mazda 2 con una cuota de 6 euros al día.

Raúl del Hoyo