En 2030, flota de cero emisiones

Objetivo LeasePlan

LeasePlan, compañía experta en administración de flotas y movilidad de conductores, ha puesto rumbo hacia la movilidad sostenible y se ha propuesto convertir toda su flota diésel y gasolina actual en eléctrica en 2030.

Que la movilidad está cambiando de forma radical es algo innegable y la reducción de las emisiones de los vehículos es un imperativo, ya que el transporte es uno de los sectores que más puede contribuir al cambio climático (el 30% de las emisiones de CO2 provienen del transporte en Estados Unicos y el 20% en Europa).

El estudio Mobility Monitor 2017, de LeasePlan, indica que el 52% de los conductores encuestados valoraría adquirir, en modalidad de renting, un vehículo de bajas emisiones en su próxima renovación. Esta realidad está abriendo la puerta a soluciones de movilidad y tecnologías de combustión que favorezcan menores emisiones de CO2, una disminución de la congestión de tráfico en las ciudades y una conducción, en definitiva, más sostenible. Por ello, el compromiso de la compañía de renting para 2030 es sustituir toda su flota de vehículos gasolina y diésel por modelos eléctricos.

En palabras de David Henche, digital leader de LeasePlan España, “llegaremos a este objetivo educando a nuestros clientes en “what’s next” en vehículos de bajas emisiones; facilitando el cambio a través de esta oferta de vehículos eléctricos; apostando por una movilidad de emisiones cero y predicando con el ejemplo. En LeasePlan nos hemos propuesto empezar con nuestra flota de empleados y que ésta sea completamente eléctrica en 2020. No obstante, para que este sea un objetivo alcanzable, se deben poner medidas que solucionen la escasez de infraestructuras de recarga en nuestro país”.

Paso al frente

En este sentido, LeasePlan ha dado un paso hacia delante y se ha sumado a la iniciativa global EV 100, impulsada por The Climate Group, cuyo objetivo es acelerar la incorporación de los vehículos eléctricos en las flotas de empresa. Todos los firmantes –entre los que se encuentran empresas como Unilever, Ikea o HP–, se han comprometido a renovar sus flotas de vehículos con tecnología eléctrica en 2030. LeasePlan es la única compañía de automoción que se ha unido a este proyecto, anunciado en la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York en septiembre de 2017.

Tex Gunning, CEO de LeasePlan, afirma que “para contribuir con el medio ambiente y reducir las emisiones de CO2, las empresas no tienen que cambiar su estrategia ni su I+D, sólo tienen que afirmar: seremos eléctricos en los próximos dos, tres o cuatro años. Así, conseguiremos mejorar la calidad del aire que respiramos en las grandes ciudades”.

Raúl del Hoyo