Continental Tires España prevé facturar 400 millones de euros este año

Su cifra de negocio en 2016 fue de 379 millones de euros

Continental Tires España, filial del fabricante alemán de neumáticos, facturó 379 millones de euros en 2016, el 5% más que el ejercicio pasado, y prevé alcanzar los 400 millones de euros este año. Unas cifras de negocio en la que ha tenido y tendrá mucho que ver Contitrade (BestDrive), su red de talleres franquiciados, que llegará a los 250 centros afiliados en 2017. Asimismo, a través de ContiVisizonZero, Continental persigue eliminar los accidentes en España y en todo el mundo.

Jon Ander García-Encinas, director general de Continental en España, dio a conocer el pasado mes de junio la facturación de Continental Tires España en 2016, que alcanzó los 379 millones de euros, lo que incrementa el 5% la del año pasado. Asimismo, junto a las otras tres unidades de negocio del fabricante que operan en nuestro país -ContiTech, Continental Automotive y la fábrica de Benecke-Kaliko (Automotive Interior)-, elevó hasta 707 millones de euros la facturación global de la filial española, Para el año en curso, Jon Ander García-Encinas estima que la cifra de negocio de Continental Tires alcanzará los 400 millones de euros, lo que colocaría a la marca alemana como la alternativa al líder tradicional del mercado español y cerraría la brecha que existe con otros países europeos en los que comercializa sus productos, mientras que con el resto de divisiones llegará a los 740 millones, el 8-9% más.

Sin duda, a esta mejora en las ventas ha contribuido la red de talleres Contitrade (BestDrive), que este año tiene como objetivo sobrepasar los 250 talleres afiliados a la red española.

Respecto al Grupo Continental, el director general de la filial española señaló que cerró, un ejercicio económico más, con éxito. La cifra de negocio aumentó el 3%, hasta llegar a los 40.500 millones de euros, mientras que las ganancias antes de intereses netos de impuestos y márgenes (EBIT) fue del 10,8%. El beneficio después de impuestos fue de 2.800 millones de euros y se obtuvo una ganancia por acción de 14,01 euros. Cifró en 4.311 millones de euros los beneficios y aseguró que el 70% de los mismos (2.811 millones) se destinan a I+D+i.

Continental, que aparece en la segunda posición en el ranking mundial de suministradores de primer equipo, sólo por detrás de Bosch, es el tercer fabricante de neumáticos más importante del mundo, por detrás de Michelin y Bridgestone y por delante de GoodYear, Pirelli o Hankook.

En cuanto al primer trimestre de 2017, Continental ha iniciado con buen pie el nuevo ejercicio. Sobre la base de este crecimiento inicial, la empresa tecnológica aumenta sus expectativas de cifra de negocio para el ejercicio completo hasta superar los 43.500 millones de euros. La cifra de negocio de Continental aumentó en el primer trimestre de 2017, en comparación con el mismo trimestre del año anterior, el 11,7 %, ascendiendo a los 11.000 millones de euros. El crecimiento orgánico de la cifra de negocio, normalizado a efectos de consolidación y de fluctuación del tipo de cambio, fue del 9,5%.


ContiVisionZero

Uno de los principales objetivos marcados por la multinacional alemana es acabar con los accidentes en todo el mundo, a lo que contribuye con la iniciativa ContiVisionZero (cero muertes, cero lesiones y cero accidentes), proyecto al que aporta tanto la tecnología de sus neumáticos como los sistemas avanzados de asistencia a la conducción.

Cada año, fallecen en el mundo por accidentes de tráfico 1,25 millones de personas y más de 50 millones resultan heridas. En España, en 2016 murieron 1.160 personas y 5.067 resultaron heridas. Los cuatro elementos sobre los que se centra ContiVisionZero son el neumático, el conductor, el vehículo y la carretera. A pesar de lo alarmante de las cifras, nuestro país es uno de los que registran menos muertes por accidentes de tráfico, por detrás de Suecia, Países Bajos, Reino Unido y Dinamarca. Pero Continental está convencida que se puede llegar a cero en las cifras de fallecidos, tal y como demuestra que en 2015, en España, hubo 17 días en los que no se registró un solo accidente y que en dos municipios españoles de más de 80.000 habitantes no hubo muertes por tráfico. Además, Continental evalúa en el 90% del los accidentes se producen por error humano (el 30%, fruto de la distracción).

La contribución de la marca alemana se centra en tecnologías que salvan vidas y que van desde la cámara multifunción EBA, los sensores de velocidad y dirección, el servofreno… hasta los neumáticos. Los sistemas de seguridad actúan como ángeles de la guarda electrónicos, detectando posibles obstáculos y la fatiga del conductor, manteniendo el vehículo en el carril y frenando de manera automática en caso de emergencia.

Los neumáticos también son claves para mantener la máxima seguridad al volante, ya que es el único punto de contacto con la carretera. La contribución de Continental en este apartado se centra en ofrecer neumáticos premium con las mejores prestaciones y en sensibilizar a los conductores sobre la importancia de circular con neumáticos con la presión y profundidad del dibujo de la banda de rodadura correcta.

Continental también quiere mejorar la seguridad vial a través de un estudio para conocer la opinión de los conductores españoles acerca de la red viaria, su señalización y su mantenimiento; con un trabajo de campo centrado en familias y en jóvenes conductores para reducir el error humano en los accidentes; y colaborando con diversas asociaciones y empresas relacionadas con la seguridad vial. Para ello cuenta con el apoyo del ex piloto de Fórmula 1, Emilio de Villota, embajador de VisionZero de Continental en España y con el que actualmente Continental trabaja en una campaña de concienciación bajo el lema “Sé un Conductor Solidario”. Muy interesantes resultaron sus palabras cuando señaló como los cuatro puntos cardinales de la conducción la atención (concentración al volante), la anticipación, la suavidad en el manejo y las emociones (conducir sin estrés ni tensión). Villota aseguró que conducimos de forma un tanto automática, rutinaria, y que el estrés nos bloquea para afrontar situaciones de peligro. Contó como en una entrevista con Emerson Fittipaldi, éste le dijo estar totalmente de acuerdo con sus cuatro puntos cardinales, pero que añadiría uno más, el cuore, la pasión, y relató como en un Gran Premio de Fórmula 1 vio por el retrovisor que se acercaba Niki Lauda y pensó que le daría tiempo a retirarse para dejarlo pasar, cuando de buenas a primeras, lo tenía ya encima, sacándolo de la pista. Pensó que, cuando lo volviese a pasar, el piloto de Ferrari le haría un sinfín de aspavientos, pero éste pasó sin tan siquiera mirarle; es decir, se concentró en el pilotaje y dejó atrás el estrés, centrándose en la conducción. Una actitud así es la que contribuye a reducir los accidentes. Asimismo, mencionó a su hija, María de Villota, que la última etapa de su vida se dedicó a ayudar a los demás. Y esa solidaridad también es fundamental para la conducción.

Juan Luis Franco