Continental factura cerca de 390 millones de euros en 2017, el 4% más que en 2016

Todas sus divisiones crecen en cuota de mercado

Continental Tires SLU, filial del proveedor internacional del automóvil y fabricante de neumáticos, cerró 2017 con una facturación cercana a los 390 millones de euros en España, el 4% más que el ejercicio anterior. Todas las divisiones, Turismo, 4×4 y Furgoneta, Camión, Industrial, Motocicleta y Bicicleta crecen en cuota respecto al mercado.

A pesar del incremento del precio de las materias primas que ha sufrido el sector y de un mercado plano en alguno de los segmentos, Continental ha conseguido finalizar el ejercicio 2017 con un resultado sobresaliente en nuestro país, con una facturación de alrededor de 390 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 4% respecto a 2016, y mayor cuota de mercado en todas sus divisiones.

Gracias a su amplia gama de productos, en Turismo alcanzó el mejor resultado de su historia, con un crecimiento sostenido que le ha permitido ganar cuota de mercado y consolidar su posición en todos los segmentos. Invirtiendo en recursos y creando soluciones tecnológicas avanzadas, además de con nuevos acuerdos estratégicos, nuevos servicios a flotas y, en general, con una mayor cercanía con el usuario profesional, la división de Camión e Industrial siguió conquistando terreno. Especialmente importante es su regreso al sector Agrícola, con la inauguración en septiembre de la nueva fábrica para neumáticos radiales premium en Lousado (Portugal).


Los buenos resultados acompañaron también en el mercado de dos ruedas, tanto en Motocicleta como en Bicicleta, con una gama de neumáticos para las primeras totalmente renovada y que ha conseguido la primera posición en los test comparativos más exigentes, además de la renovación de la gama de competición y de clásicas. Y hablando de renovación, el director general de Continental Tires España, Jon-Ander García, animó a los periodistas a solicitar al Gobierno herramientas y estímulos para la modernización del anticuado parque de motocicletas y scooter, durante la tradicional cena de Navidad que celebra con la prensa del motor en Madrid.

En cuanto a sus redes de servicios Premium, BestDrive y Eurotyre, cerró el año con 24 nuevos socios y ya son 251 puntos de ventas, que alcanzaron una cifra de negocio el 15% superior al ejercicio anterior, fruto de la política de diversificación y formación del fabricante de neumáticos.

Respecto al ejercicio que acaba de empezar, Jon-Ander García aseguró que “conllevará nuevos retos, pero estamos preparados para afrontarlos y seguir por un camino sólido de crecimiento”, y concluyó dedicando unas palabras a Emilio de Villota, embajador de “Vision Zero”, proyecto con el que la compañía se ha propuesto conseguir “Cero víctimas, cero lesiones y cero accidentes”. En este sentido, dejó claro que “todo nuestro esfuerzo diario y los avances tecnológicos que genera Continental serían en balde sin un objetivo ambicioso: hacer posible una movilidad sin accidentes”.


Premio a la Mejor Innovación

En otro orden de cosas, no ha empezado mal el año para Continental, que ha recibido el premio CES 2018 a la Mejor Innovación, en la categoría “In-Vehicle Audio/Video”, por la pantalla 3D Touch Surface Display, la primera pantalla táctil del mundo con una superficie 3D, que garantiza mayor seguridad, mejora la experiencia de usuario y ofrece libertad e individualización en el diseño del habitáculo.

Esta innovadora pantalla, señala Frank Rabe, director de la unidad de negocio Instrumentation & Driver HMI de Continental, “combina tres elementos: diseño, seguridad y experiencia de usuario. La superficie 3D no sólo permite un diseño fascinante, sino que además garantiza que los conductores puedan utilizar las diferentes funciones sin tener que apartar la vista de la carretera”.


La creciente demanda de nuevas funciones y contenido digital hace que las pantallas táctiles sean cada vez mayores, aunque en su contra juegan la facilidad de uso y las menores posibilidades de diseño para los fabricantes de automóviles. Sin embargo, la nueva pantalla 3D permite una individualización para cada fabricante y sensibilidad para guiar los dedos por la misma. La tecnología háptica de Continental permite a los conductores utilizar elementos 3D sensibles al tacto en los laterales de la pantalla para establecer funciones de uso frecuente, como controles deslizantes para el volumen o la temperatura, sin tener que desplazarse fuera del menú desplegado. En el centro se sitúan unos botones virtuales específicos para gobernar, sin mirar, una serie de aplicaciones que cambian en función del menú activo. Para evitar que el conductor active accidentalmente cualquier función al interactuar con los elementos 3D, se mide la presión ejercida (fuerza de detección) antes de ejecutar un comando. Además, la retroalimentación háptica avisa al conductor cuando ha alcanzado el borde de un elemento al pasar el dedo, lo que facilita distinguir entre diferentes botones virtuales sin tener que mirar la pantalla. La retroalimentación háptica se emite en forma de un pulso mecánico corto y muy preciso que se transfiere a la superficie de la pantalla. Cualquier movimiento mecanizado de la pantalla es completamente invisible a simple vista.

Para optimizar el contraste de la pantalla 3D Touch Surface Display, Continental ha utilizado elementos topográficos ópticamente adheridos de hasta diez milímetros de altura y con un color homogéneo, que pueden modificarse para adaptarse a cualquier tamaño y forma de pantalla.

Además de este galardón, Continental también ha recibido el premio a la Innovación en el CES 2018 por sus tecnologías CAirS y Ac2ated Sound.

Juan Luis Franco