ALD Automotive y Amovens lanzan el renting para particulares

Y el coche puede salirte ¡gratis!

ALD Automotive y Amovens, plataforma de movilidad colaborativa, han firmado una acuerdo por el que los usuarios de Amovens pueden contratar un vehículo en renting de ALD y alquilarlo a otros miembros de la plataforma cuando no lo esté usando, financiado así la cuota de renting; es decir, el coche puede salirte gratis.

Es más que un renting a particulares. Es un eco-renting, porque combina al mismo tiempo los beneficios del carpooling, del carsharing y del renting, asumiendo un particular la cuota de renting, pero pudiéndolo ofrecer cuando él no lo utilice a través de la plataforma de movilidad (carsharing) o compartiendo trayectos (carpooling). De esta forma, con el dinero que recibe por el alquiler o por los viajes, puede hacer frente a la cuota de renting. Bastan 10 alquileres mensuales, señalan desde ambas empresas, para cubrir la cuota y que el renting salga gratis. Además, como es sabido, el coche compartido agiliza la fluidez del tráfico y es menos lesivo con el medio ambiente, no sólo porque contribuye a reducir los vehículos que circulan por ciudades y carreteras, sino también porque los automóviles son nuevos y, por tanto, menos contaminantes, contribuyendo al mismo tiempo a la renovación del parque automovilístico español, uno de los más viejos de Europa, con una media de 12 años.


El acuerdo refuerza el servicio más original ofrecido por la plataforma de movilidad: un coche por una cuota fija mensual con todo incluido que se puede alquilar a otros miembros de la comunidad cuando no se está usando, para así financiarse su propia cuota. Para el CEO de Amovens, Mario Carranza, “era un acuerdo necesario y hemos intentado que el usuario tenga un coche gratis, ya que, con diez alquileres mensuales, tiene prácticamente la cuota pagada. La solución, quizá, no sea la más sexy, pero sí la más eficaz”.

Asegura Carranza, además, que “tenemos más de un millón de usuarios a los que intentamos convencerles que hay una forma más inteligente de tener coche. El automóvil del futuro no se compra, sino que se comparte”. En este sentido, ambas compañías apuestan fuerte por un cambio de mentalidad, pasando del concepto de la posesión al del uso. Los datos apuntan que tener un coche en propiedad supone de media un desembolso de 45.000 euros, entre la compra y los gastos durante su vida útil.

Uso frente a propiedad

Tanto ALD Automotive como Amovens consideran que es un gasto que no tiene sentido, por lo que se unen para ofrecer una nueva modalidad de tener vehículo: sin necesidad de comprarlo y con la posibilidad de compartirlo. ALD quiere también apostar por el renting entre particulares como solución de movilidad sostenible. En esta dirección apuntan las palabras de José Luis Hernández, director Comercial Retail y B2C de ALD Automotive, cuando señala que “es un acuerdo estratégico, que fomenta un fuerte desarrollo del renting a particulares. ALD aporta a esta alianza todo su conocimiento en el mercado del renting y Amovens ofrece una posición de liderazgo en el sector digital, dos elementos clave que garantizan el éxito de esta unión”.


Amovens estima que el 35% de su comunidad está considerando cambiar de coche, un dato que fundamenta su propuesta de renting. “Estamos muy contentos de poder ofrecer coches de ALD a nuestros usuarios, los verdaderos protagonistas de la revolución social del coche, que cada día más están priorizando el uso del vehículo frente a la propiedad y, creemos que el coche del mañana es un coche compartido”, comenta Mario Carranza, quien añade que “la barrera más importante de la economía colaborativa es la de la confianza, los usuarios tienen muy en cuenta la opinión que tienen de ellos”.

Las cifras registradas en nuestro país corroboran que el renting de vehículos es una alternativa de moda en España. Según datos de la Asociación Española de Renting de Vehículos, las matriculaciones de coches de renting en España aumentaron un 19% en 2016 frente a 2015, siendo el renting para particulares el segmento con un mayor crecimiento, experimentando un aumento del 51%. Por otro lado, los datos del primer del semestre del 2017 arrojan cifras que muestran un crecimiento del 23,20% respecto al mismo semestre del año anterior. Una de las razones de esta tendencia son los precios asequibles.

Así funciona

La promoción se iniciará con la comercialización de varios modelos, entre los que se incluyen un vehículo muy urbano, como es el Ford Fiesta, un todocamino, el Kia Sportage, una berlina Prémium, el Mercedes Clase C, y un comercial, el Fiat Dobló, si bien el abanico de vehículos no se limita a estos, sino que abarca toda la oferta del mercado. Ambas compañías esperan poder alcanzar los 1.000 vehículos durante el 2017, lo que supondrá para Amovens posicionarse como líder de ventas de coches bajo la modalidad de renting para particulares.


Para su puesta en marcha, Amovens y ALD han diseñado una parrilla inicial de coches, sin menoscabo de que puedan elegirse otros, que la primera oferta en la plataforma a su comunidad. En un proceso totalmente digital, fácil y sencillo, pone en contacto a los usuarios interesados con ALD, que los evalúa a través de su departamento de riesgo y da luz verde al contrato, en caso de cumplir los requisitos necesarios. El contrato es por 36 meses y 20.000 kilómetros al año y, como es habitual en renting, el vehículo pertenece a ALD, aunque la novedad es que una de las cláusulas del mismo permite el alquiler a terceros. Amovens, por su parte, intentará que el coche esté a disposición del usuario en un plazo máximo de dos semanas.

Las ventajas de alquilar a través de la plataforma de movilidad colaborativa frente al Rent-a-Car tradicional pasan por ser más económica (35 euros de media al día y sin fianza), mayor disponibilidad (no sólo en aeropuertos, oficinas concretas o estaciones de tren, sino en cualquier sitio) y por la amplísima diversidad de vehículos. Con este acuerdo, ALD y Amovens abren un canal de distribución inteligente.

Juan Luis Franco